Dukkah de nueces y pimienta verde

Se conoce como dukkah a una mezcla de frutos secos y especias de origen egipcio que tradicionalmente se consume mojando pan en aceite y después en esta preparación para que quede bien impregnado y disfrutar de la combinación de texturas y sabores en cada bocado. Aquí os dejamos una receta de Dukkah de nueces y pimienta verde que os va a encantar con pan, con una ensalada, sobre una carne o pescado…

Dukkah

A quien disfruta de las especias, las hierbas aromáticas y los frutos secos, hay que darles a conocer la dukkah, ya hace años que os hablamos de este versátil condimento, se trata de una preparación de origen egipcio que puede tomarse de distintas formas, lo tradicional es espolvorearla sobre pan con aceite de oliva virgen extra o directamente mojar el pan en aceite y después pasarlo por la dukkah, pero es un condimento exquisito para todo tipo de platos, carnes, pescados, ensaladas, verduras a la parrilla, pasta…

Hoy queremos compartir una de estas mezclas de frutos secos y especias que hacemos de vez en cuando, es la Dukkah de nueces y pimienta verde, además de sésamo negro, lemon grass, chile… la elaboración es muy sencilla y rápida, y puede prepararse una buena cantidad para tener un tarro siempre disponible para hacer un aperitivo o condimentar un plato principal.

Ingredientes

1 c/p de pimienta verde liofilizada, 2 c/p de sésamo negro, 1 c/p de cilantro en grano, ½ c/p de sal, 1 c/p de lemon grass en polvo, ½ c/p de copos de chile, 1 c/p de ajo en polvo, 25-30 gramos nueces peladas.

Elaboración

Para potenciar el sabor se pueden tostar primero las especias (las que son en polvo no), el sésamo y las nueces, hay que hacerlo por separado para darle a cada cosa su tiempo.

A continuación pon en el mortero la pimienta verde, el sésamo, el cilantro y la sal, tritura con la mano de mortero hasta convertirlo casi en polvo, no es necesario que quede totalmente fino, o al gusto.

Una vez molido, añade el lemon grass en polvo, los copos de chile y el ajo en polvo. Mezcla bien y pásalo a otro recipiente, y en el mortero machaca las nueces. Después mezcla el fruto seco con la preparación anterior.

Puedes pasar la dukkah de nueces a un tarro de cristal con tapa hermética, etiquetarla y guardarla en el armario de las especias, teniéndola preparada para cuando desees disfrutarla.

Tampoco conviene hacer mucha cantidad y que dure meses, pues las especias y los frutos secos molidos van perdiendo sabor y cualidades, además de que los frutos secos tienen tendencia a ponerse rancios.

Esperamos que os guste.

Abreviaturas
c/s = Cuchara sopera
c/p = Cuchara de postre
c/c = Cuchara de café
c/n = Cantidad necesaria

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 3
Loading ... Loading ...