Gastronomía & Cía Opciones
 

Fusilli con rúcula y salmón ahumado

Una nueva propuesta para que disfrutéis de una ensalada de pasta sencilla pero muy sabrosa, fácil de hacer incluso para quienes todavía no han empezado a cocinar, es esta receta de Fusilli con rúcula y salmón ahumado, con nueces y queso feta. Toma nota de la elaboración paso a paso y sorprende a tus comensales con un plato fresco ideal para el verano.

Fusilli con rúcula y salmón ahumado

Con el tipo de pasta corta que sea de vuestro agrado o que tengáis en la despensa podéis reproducir este plato de Fusilli con rúcula y salmón ahumado que os proponemos para disfrutar de un plato nutritivo, ligero, fresco y muy fácil de hacer. Es ideal para los días de calor, y hacerlo no os llevará más de media hora.

Comentaros que en esta ocasión hemos aderezado la pasta con rúcula y salmón ahumado únicamente con aceite de oliva virgen extra, más que suficiente, y delicioso por supuesto, en lo que ayudan las nueces, el queso feta… pero si queréis aportar más matices de sabor podéis preparar esta vinagreta de mostaza, pues le va genial. Esperamos que os guste.

Ingredientes (4 comensales)

  • 350 gramos de pasta (fusilli bucati corti)
  • 250 gramos de salmón ahumado
  • 50 gramos de rúcula
  • 200 gramos de queso feta
  • 100 gramos de nueces peladas
  • sal
  • c/n de aceite de oliva virgen extra.

Elaboración

Pon una olla con abundante agua a calentar para cocer la pasta. Cuando rompa a hervir añade la sal, burbujeará con más intensidad, incorpora entonces la pasta, muévela con la cuchara de madera y deja que el agua recupere la temperatura, entonces baja el fuego a temperatura media-alta, vuelve a mover para que la pasta quede suelta y cuece hasta que esté al dente.

Una vez que la pasta esté cocida, escúrrela y refréscala bajo el chorro de agua fría. Adereza con un chorro de aceite de oliva virgen extra para reservarla en fresco mientras preparas el resto de ingredientes.

Corta el salmón ahumado en tiras no muy finas, lava y escurre bien la rúcula, corta el queso feta en pequeños dados y trocea las nueces peladas.

Fusilli con rúcula y salmón ahumado

Pon en un cuenco amplio la pasta para mezclarla con el resto de ingredientes, incorpora el salmón, la rúcula, el queso y las nueces. Puedes añadir un poco de sal, pero antes de hacerlo es mejor probar, pues tanto el salmón como el queso ya aportan un toque de sal.

Así que adereza esta ensalada de pasta con un generoso hilo de aceite de oliva virgen extra y mezcla bien, prueba y rectifica si fuera necesario. También puedes añadir un golpe de molinillo de pimienta negra si lo deseas.

Emplatado

Sirve la pasta con salmón, rúcula y feta en los platos de servicio, o si lo prefieres, si vas a ofrecer una comida informal, preséntala en una ensaladera grande y sirve en la mesa a los comensales. ¡Buen provecho!

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (4 votos, media: 4,50 de 5)
Loading ... Loading ...

Dejar un Comentario

  Acepto la Política de Privacidad

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS:

Responsable: Gastronomía & Cía
Finalidad: Gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios
Legitimación: Consentimiento del interesado
Destinatarios: No se comunicarán los datos a terceros, salvo por una obligación legal.
Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
Información adicional: Puede consultar la información detallada sobre la protección de datos aquí.