Píldora que protege contra la intolerancia al gluten

Un grupo de investigadores ha desarrollado una nueva píldora que contiene un suplemento natural presente en la yema de huevo de gallina que es capaz de proteger contra la intolerancia al gluten, evitando que pueda desencadenarse la respuesta inmunológica ante las gliandinas,

Píldora contra la celiaquía

Posiblemente el nuevo descubrimiento presentado por expertos de la Universidad de Alberta (Canadá) sea muy bien recibido por las personas que padecen intolerancia al gluten o celiaquía, ya que en breve podrán comer alimentos que contengan gluten sin que se desencadene en el organismo la respuesta inmunológica. Las gliandinas, glucoproteínas que junto a la gluteina forman el gluten, el elemento responsable de causar la reacción alérgica en quienes padecen la enfermedad autoinmune, ya no serán un problema.

Los expertos han desarrollado una píldora que protege contra la intolerancia al gluten, la disfunción autoinmune del intestino delgado que provoca la hipersensibilidad a este compuesto ya no será un problema y se podrá disfrutar de diferentes comidas que hasta ahora estaban prohibidas para los celíacos, pero hay que apuntar que la píldora o “escudo contra el gluten” no es la cura de la celiaquía. El principal responsable de la investigación ha sido el profesor Hoon Sunwoo de la Facultad de Farmacia y Ciencias Farmacéuticas, y Jeong Sim, un profesor jubilado de la Facultad de Ciencias Agrarias, Vida y Medio Ambiente.

Los expertos han desarrollado el nuevo comprimido a partir de un suplemento natural presente en la yema de huevo de gallina, éste impide la absorción de gliadina, una glucoproteína presente en el trigo y en otros cereales del género Triticum. Este suplemento se une al gluten en el estómago y lo neutraliza, proporcionando una defensa al intestino delgado y limitando los daños que podría causar la gliadina. Los expertos manifiestan que tienen la esperanza de mejorar la calidad de vida de quienes padecen celiaquía, ya que podrán comer muchos alimentos que hasta la fecha estaban prohibidos para evitar la reacción inmunitaria. No sólo mejoraría la dieta, también se reduciría el gasto económico, recordemos que una persona celíaca tiene que pagar mucho más al año por su alimentación.

Parece ser que el profesor Hoon Sunwoo se interesó por esta enfermedad a raíz de que un amigo suyo y su familia la sufrieran, decidió aprender sobre la enfermedad y buscar un remedio para mejorar la calidad de vida de su amigo y de cualquier persona que padeciera intolerancia al gluten. Han sido muchos años de investigación, y todavía no ha concluido, ya que se deben desarrollar ensayos para constatar su eficacia, algo que se llevará a cabo el próximo año. Si todo sale según los previsto, en tres o cuatro años se podría comercializar el fármaco para proteger contra los efectos del gluten, sin duda, un gran avance y también un negocio multimillonario para quien lleve a cabo la fabricación y distribución.

Según nos explican aquí, los celíacos deberían tomar la píldora cinco minutos antes de empezar a comer o beber y sus efectos se mantendrían durante un par de horas como máximo, tiempo suficiente para poder disfrutar de un menú con alimentos que habitualmente deberían ser descartados a causa de la intolerancia. Lo que no se ha dado a conocer exactamente es cómo funciona el nuevo compuesto, pero es de suponer que una vez que se realicen los ensayos, se darán a conocer todos los detalles.

Los investigadores se han asociado con IGY Inc (Immune Technologies and Life Sciences) y Vetanda Group, mediante un acuerdo con Tec Edmonton, empresa de la Universidad responsable de comercializar los productos que desarrollan sus expertos. Según los investigadores, esta colaboración da la oportunidad de poder cambiar la vida de quienes sufren la intolerancia al gluten, ya que brinda mayor libertad para disfrutar de una dieta variada, lo que mejora de forma significativa su calidad de vida. La píldora estará disponible inicialmente para los celiacos de Canadá, posteriormente se espera que sea aprobada en Estados Unidos y en Europa, la rapidez de su introducción en el mercado dependerá en gran medida de la rapidez de las agencias reguladoras como la FDA o la EFSA.

Podéis conocer más detalles de la investigación a través de este artículo publicado en la página web de la Universidad de Alberta.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (16 votos, media: 4,75 de 5)
4.75 5 16
Loading ... Loading ...