Gastronomía & Cía Opciones

Hoy Cocinas Tú: Helado de aloe vera confitado

Si quieres hacer un helado casero original, aquí tienes la receta de Helado de aloe vera confitado. Quien conoce las virtudes de esta planta seguro que estará encantado de incorporarla a sus elaboraciones culinarias, aunque claro, el aloe vera confitado cuenta con una dosis de azúcar que no es habitual, pero se puede tomar ocasionalmente.

Helado de aloe vera

Aunque nos guste comer de forma habitual los helados de sabores clásicos, como el chocolate, la vainilla, la nata y sus variantes, también nos encanta probar helados con nuevos sabores, y seguro que a muchos les sorprenderá descubrir la receta que comparte en vuestra sección Hoy Cocinas Tú la autora del blog El Zurrón de los Postres, se trata de un Helado de aloe vera confitado.

Irmina explica cómo hacer el helado de aloe vera con una heladora o a mano, en cualquier caso es muy fácil, se trata de una base de helado tradicional a la que después se añade el aloe vera confitado, por lo que si no encontráis este ingrediente, podéis utilizar otra fruta confitada que sea de vuestro agrado. Tomad nota de la elaboración paso a paso y disfrutad de los helados caseros, hacerlos es muy satisfactorio, y comerlos más.

Ingredientes

  • 2 yemas de huevo
  • 200 ml. de leche
  • 50 gramos de leche en polvo
  • 1 naranja (su piel)
  • 40 gramos de azúcar
  • 25 gramos de azúcar invertido
  • 200 ml. de nata para montar 35% M.G.
  • 100 gramos de aloe vera confitado.

Elaboración

En un cazo ponemos la leche y la piel de naranja, sin albedo. Llevamos a ebullición y dejamos enfriar para que infusione la leche.

En un bol ponemos las yemas, vertemos la leche ya fría y sin la piel de naranja, mezclamos y colocamos en el cazo. Añadimos el azúcar y la leche en polvo, mezclamos con una varillas y llevamos al fuego a temperatura media-baja, removemos hasta que espese ligeramente.

Retiramos del fuego y ponemos el cazo en un bol con agua fría (baño maría invertido) y batimos hasta que se enfríe, eso es para que no se corte la crema. Una vez fría, añadimos el azúcar invertido, esto evitará que se formen cristales de hielo. Dejamos reposar en la nevera unas horas. Montamos la nata y se la incorporamos poco a poco a la crema para que no se baje.

Hacemos el helado, si es a máquina, como indica el fabricante y al final, cuando ya esté el helado mantecado y lo vayamos a poner en el recipiente para el congelador, añadimos el Aloe Vera picado en trocitos pequeños y guardamos en el congelador.

Si lo hacemos a mano, llevamos al congelador la crema en un recipiente preferiblemente metálico o de cristal y cada 30 minutos sacamos y batimos con un tenedor para romper los cristales de hielo y mantecar el helado. Esto lo repetiremos unas dos o tres veces más. En la última, añadimos el Aloe Vera picado y guardamos en el congelador.

Emplatado

Antes de servir el helado de aloe vera hay que dejarlo a temperatura ambiente un mínimo de cinco minutos para que se más fácil hacer las bolas, la temperatura del congelador es demasiado baja.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (4 votos, media: 5,00 de 5)
Loading ... Loading ...

Dejar un Comentario

  Acepto la Política de Privacidad

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS:

Responsable: Gastronomía & Cía
Finalidad: Gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios
Legitimación: Consentimiento del interesado
Destinatarios: No se comunicarán los datos a terceros, salvo por una obligación legal.
Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
Información adicional: Puede consultar la información detallada sobre la protección de datos aquí.