Hasta el 70% del vino que se comercializa en China podría ser falso

Un acuerdo entre Thinfilm Electronics, las bodegas Ferngrove Wine Group y G World Group, ha permitido poner en el mercado chino una nueva etiqueta inteligente para las botellas del vino Premium con el propósito de combatir el fraude, ya que se calcula que hasta el 70% del vino que se comercializa en China podría ser falso.

Etiquetas anti falsificaciones

Según un estudio realizado el año pasado por Nick Bartman, experto en la protección de la propiedad intelectual, derecho penal, investigaciones de mercado e identificación de redes de falsificación, el 70% del vino que se comercializa en China podría ser falso, especialmente los vinos Premium. Teniendo en cuenta el enorme potencial que ofrece el comercio del vino en el país y su gran crecimiento anual, la falsificación del vino y de otras bebidas se ha convertido en una de las principales preocupaciones de los consumidores y de las marcas, de ahí que se estén alcanzando acuerdos como el firmado el pasado año entre China y Francia para trabajar conjuntamente en la lucha contra este fraude.

A la lucha contra el fraude del vino en China también se ha sumado Australia firmando un acuerdo de comercio justo entre ambos países con el objetivo de luchar contra esta práctica, en este sentido, Ferngrove Wine Group, empresa dedicada al mundo del vino que exporta unas 600.000 botellas de vino a China, ha empezado a trabajar con un nuevo sistema de seguridad para que los consumidores del país puedan tener confianza de que el producto que adquieren es auténtico y no ha sido manipulado antes de llegar al punto de comercialización.

Ferngrove Wine Group ha seguido el ejemplo de la etiqueta con tecnología OpenSenseTM desarrollada conjuntamente por Thinfilm Electronics, compañía especializada en el desarrollo de electrónica impresa, y por Diageo Technology Ventures, división tecnológica de Diageo, compañía líder mundial en el segmento de bebidas espirituosas Premium. En este caso, Thinfilm Electronics y G World Group, compañía de investigación y desarrollo especializada en soluciones de autentificación, en colaboración con Ferngrove Wine Group, han trabajado conjuntamente para crear una nueva botella inteligente para el vino y las bebidas Premium, utilizando la tecnología electrónica impresa que se presentó recientemente en el Mobile World Congress (MWC) de Shanghai 2015.

La nueva botella inteligente para el vino integrará la tecnología de Thinfilm Electronics, actualmente pendiente de patente, sus características son las mismas que las de las botellas inteligentes de Diageo y tiene como cometido facilitar el comercio de bebidas entre China y Australia en el marco del Tratado de Libre Comercio firmado entre ambos países, de este modo se proporciona un sistema transparente y responsable para productores, proveedores, Gobiernos y consumidores. Como decíamos, la primera prueba de campo se lleva a cabo con uno de los vinos de Ferngrove Wine Group, la etiqueta avalará la autenticidad de la bebida en toda la cadena de suministro evitando cualquier manipulación desde su origen y hasta que llegue a manos del consumidor.

La etiqueta inteligente para bebidas con tecnología OpenSenseTM permitirá saber, con la ayuda de un smartphone, si la botella está precintada de origen o si ha sido abierta, cada etiqueta es única y se codifica en el punto de fabricación asegurando que no se puede copiar. Lo cierto es que esto es algo que no se puede aseverar, ya que quienes se dedican a las falsificaciones trabajan continuamente para evitar los nuevos sistemas de seguridad y lograr su cometido, defraudar al consumidor.

La nueva etiqueta también ofrecerá a los consumidores información que puede resultar interesante, como consejos sobre maridajes, y entre otras cosas, ofertas y promociones. Actualmente los minoristas suelen utilizar métodos de autentificación inalámbricos como el RFID (identificación por radiofrecuencia), tecnología que sólo muestra información del producto, o la basada en la comunicación NFC (Near Field Communication), transferencia de datos en objetos cercanos. Pero estas soluciones tienen serias limitaciones, como la interactuación con el producto tras su apertura, algo que no ocurre con la tecnología OpenSenseTM.

Además de ser una buena medida de seguridad que ofrece fiabilidad al consumidor, es una gran herramienta promocional para las marcas, con esta tecnología podrán tener un contacto más directo con los clientes finales para promocionar sus bebidas e incrementar las ventas. Como explicábamos, la nueva botella inteligente para el vino fue presentada en el Mobile World Congress (MWC) de Shanghai y ahora ya se está utilizando en su primer ensayo comercial para constatar su efectividad y practicidad, si los resultados son satisfactorios, se integrará en otras variedades de vinos.

Siendo China un país en el que el negocio de las bebidas Premium crece imparable y teniendo en cuenta el nivel de fraude del que se habla (70%), es lógico que algunas empresas hayan centrado sus esfuerzos en combatirlo. Seguramente este tipo de etiquetas se irán expandiendo por el resto de países y no se tardará mucho en hacerlo. Podéis conocer más detalles de la noticia a través de este artículo publicado en Thinfilm Electronics.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, media: 3,67 de 5)
3.67 5 3
Loading ... Loading ...