Cómo hacer nachos con tortillas mexicanas

Con las tortillas mexicanas podemos hacer unos totopos o nachos en pocos minutos, son más naturales que los nachos comerciales que podemos encontrar en los supermercados, e ideales para acompañar el guacamole hecho en casa, así como otras salsas, fríjoles, ensaladas…

Tortillas mexicanas fritas para hacer nachos

En alguna ocasión podemos encontrarnos con que hemos preparado un guacamole, unos fríjoles refritos o alguna salsa pensada para tomar con unos nachos, y resulta que cuando vamos a la despensa no hay. Ya hace un tiempo os mostramos una receta de nachos, pero quizá tenéis un recurso más rápido y práctico para hacer nachos en casa y en muy pocos minutos.

Ya sabéis que los nachos son esos triángulos de maíz o de trigo crujientes, se encuentran como snacks en muchos supermercados. Son ‘primos lejanos’ de los tradicionales totopos, los trozos normalmente triangulares de tortilla de maíz tostados o fritos que se sirven en México con los fríjoles, el guacamole y demás.

Pues bien, os vamos a explicar cómo hacer nachos con tortillas mexicanas, si es que en la despensa disponéis de este otro producto de la cocina mexicana que tanto se ha popularizado en nuestro país para hacer tacos, enchiladas, quesadillas… Con el método que os vamos a explicar bastan cinco minutos para tener un buen cuenco de nachos para una cena con amigos, pero hay que decir que son más parecidos a los tradicionales totopos, no a los nachos o tortilla chips del lineal del supermercado.

Os mostramos la forma básica de hacer totopos caseros partiendo de unas tortillas ya elaboradas, pero también podéis hacerlos elaborando vuestras propias tortillas, por supuesto, de este modo podréis aromatizar la masa con especias a vuestro gusto.

Al grano, como podéis ver en las fotos, para hacer nachos o totopos con tortillas de maíz o de trigo, en primer lugar hay que cortar las tortillas en triángulos. A continuación hay que poner el aceite a calentar, queda en vuestras manos si queréis utilizar un aceite de oliva virgen extra (quedan muy ricas) o aceite de girasol, neutro en sabor.

Tortillas mexicanas fritas para hacer nachos

Los trozos de tortilla se deben incorporar en el aceite caliente, pero no al máximo, conviene mantener la temperatura media-alta, y no separarse de la fritura porque se hacen enseguida. Así que si hacemos tandas de cinco o seis nachos (que tengan espacio entre ellos), primero vamos depositándolos en el aceite de uno en uno, y cuando se ha incorporado el último hay que darles la vuelta, y una vez que se ha dado la vuelta a todos es momento de retirarlos.

No hay que esperar a que estén dorados, porque entonces quedarán demasiado tostados y demasiado duros. Al retirar los nachos de la sartén hay que posarlos sobre papel de cocina absorbente para que recoja el exceso de aceite y los nachos estén crujientes.

Así de sencillo es hacer totopos con tortillas mexicanas en casa, os recomendamos probarlo e intentar prescindir de las bolsas de chips, quizá al principio os parezcan sosos, pero son mucho más naturales.

Tortillas mexicanas fritas para hacer nachosTortillas mexicanas fritas para hacer nachosTortillas mexicanas fritas para hacer nachosTortillas mexicanas fritas para hacer nachos

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (9 votos, media: 4,44 de 5)
4.44 5 9
Loading ... Loading ...