Ley seca del «alcohol en polvo»

A pesar de que el Palcohol se ha aprobado en Estados Unidos, se ha incrementado de forma significativa el número de Estados que prohíbe su distribución y venta argumentando el carácter peligroso de la nueva bebida. Tal rechazo hace sospechar a algunas personas que detrás de las prohibiciones se encuentran las grandes compañías que se dedican a la elaboración de bebidas alcohólicas.

Palcohol

En el mes de marzo de este año, la Agencia de Impuestos y Comercio de Alcohol y Tabaco (TTB) de Estados Unidos aprobaba el Palcohol, un producto elaborado con «alcohol en polvo» con el que se pueden llevar diferentes copas encima sustituyendo a las tradicionales petacas. Su creador, Mark Phillips, ha trabajado durante años en el desarrollo del nuevo producto y tras bastante tiempo de espera, logró obtener la aprobación para la producción y comercialización, previsiblemente debía empezar a comercializarse en estos meses de verano en cuatro variedades distintas, Cosmopolitan, ron, vodka y Margarita, hay que decir que la FDA (Agencia de Medicamentos y Alimentación de Estados Unidos) se mantuvo al margen, ya que no tiene autoridad reguladora sobre los productos alcohólicos.

Pues bien, antes de que se proceda a la comercialización del Palcohol, se ha estado instaurando gradualmente la “ley seca del alcohol en polvo”, en el presente mes ya son 25 los Estados del país que han prohibido la venta de este nuevo producto o la han postergado, Georgia, Alabama, Alaska, Hawái, Connecticut, Kansas, Illinois, Indiana, Louisiana, Maine, Dakota del Norte, Nebraska, Nevada, Carolina del Norte, Nueva York, Oregón, Ohio, Carolina del Sur, Tennessee, Utah, Virginia, Vermont y Washington. Por su parte, los Estados de Maryland y Minnesota han promulgado una moratoria de un año, y los Estados de Colorado, Delaware, Michigan y Nuevo México han incluido el alcohol en polvo en sus definiciones regulatorias del alcohol.

En sólo un año y desde la aprobación del Palcohol en el 2014, una amplia lista de Estados del país han decidido prohibirlo antes de su comercialización, algunos se preguntan qué ha pasado para que se haya producido tal rechazo. Según la TTB y la FDA, el alcohol en polvo es un producto que integra en su composición ingredientes que se pueden encontrar en otras bebidas y alimentos procesados que se comercializan en el país, por lo que no existe ningún componente que pueda provocar tal rechazo. Sin embargo, el producto se ve como un potencial riesgo para los más jóvenes, se argumenta que sería de fácil acceso a niños y adolescentes y el consumo de alcohol entre este segmento de población se dispararía.

Inicialmente Mark Phillips no estaba preocupado por la creciente oposición a su producto y lanzaba una campaña invitando a los clientes potenciales de los Estados donde se estaba prohibiendo a disfrutar de la nueva bebida para que transmitieran a los políticos y legisladores su deseo de no vivir en un “Estado niñera” y que permitieran la distribución y venta del Palcohol.

El responsable del alcohol en polvo ha llevado a cabo durante los últimos meses una campaña efusiva sobre su producto, argumentando que está dirigido únicamente a los mayores de edad, que no se trata de una especie de super concentrado, que simplemente se trata de una bebida o trago que se presenta en un formato diferente. Mientras, más Estados del país se suman a la puesta en marcha de una legislación que lo prohíba.

Tal oposición hace sospechar que detrás de todas estas prohibiciones se encuentran las grandes compañías de bebidas que temen que el palcohol les provoque pérdidas en su cuota de mercado. A pesar de que se está instaurando la ley contra el alcohol en polvo, Mark Phillips parece que tiene la intención de cumplir sus objetivos, el producto en teoría debería empezar a fabricarse y comercializarse a finales del verano, ¿será suficiente poderlo distribuir en el resto de Estados que no lo han vetado, así como en los mercados extranjeros?

Algunos senadores han solicitado que se aplique una prohibición federal para que no se pueda comercializar en ningún Estado del país, argumentando que se trata de un producto peligroso que puede provocar un desastre en la salud pública. Pocos productos aprobados han generado tanta polémica y un veto de tal magnitud. Aquí comentan que resulta curioso saber que en muchos Estados en los que se ha prohibido, se tienen proyectos sobre la mesa para legalizar la marihuana. A juzgar por la situación, es probable que Mark Phillips deba plantearse la venta en otros países y olvidarse del mercado estadounidense.

En definitiva, parece que la compañía Lipsmark, responsable de la producción del Palcohol, lo tiene muy difícil para dar salida a su producto en el país, sobre su distribución en otros países no se ha hablado mucho, pero en el caso de que se quisiera introducir en Europa, es posible que la Unión Europea tampoco aprobase su distribución en los países miembros. A través de la página oficial del producto podréis conocer más detalles sobre los problemas a los que se enfrenta este nuevo concepto de bebida.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 2
Loading ... Loading ...