Gastronomía & Cía Opciones
 

Cápsulas de papel rígidas para dulces

Las cápsulas de papel firmes o rígidas se pueden utilizar, además de para hacer magdalenas, para servir galletitas, frutos secos, caramelos, helados… aunque hay que tener en cuenta que hay dos tipos de moldes o cápsulas, no todas sirven para hornear.

Cápsulas firmes Wilton

En muchas de las tiendas online españolas que consultamos normalmente encontramos el producto que podéis ver ilustrado sobre estas líneas como cápsulas firmes o moldes rígidos, entre otros nombres, para magdalenas, cupcakes o muffins. Y por supuesto, son estupendas para hacer estas pequeñas piezas de repostería, incluso sin necesidad de utilizar el molde rígido (de metal) que utilizamos con las cápsulas rizadas.

Pero en realidad estas cápsulas son mucho más versátiles, al menos uno de los principales fabricantes de este producto, Wilton, las vende también como cuencos o tacitas para servir aperitivos y dulces, como frutos secos, galletitas, caramelos… De hecho, el nombre que le da a estas cápsulas es ‘nut cup’ (taza de nuez), con el añadido de que son aptas para el horno.

Y este es un detalle muy importante que quizá a quien no acostumbre a leer mucho las características de los productos, se les pase por alto, y es que hay dos tipos de cápsulas firmes o nut cups, aunque aparentemente (sobre todo en la pantalla del ordenador) sean iguales. Están las cápsulas que son aptas para el horno, soportando hasta 176º C, y que además se pueden utilizar para servir aperitivos y dulces, y están las cápsulas que tienen un recubrimiento de cera que no son aptas para hornear, pero son ideales para servir incluso helados.

Moldes firmes para magdalenas y dulces

En ambos casos hay un amplio surtido de cápsulas de papel rígidas para dulces y aperitivos, siendo la medida estándar de 5 centímetros de diámetro en la base (son algo más amplias en la parte superior), las blancas son las básicas, pero también se puede elegir entre distintos colores, estampados y decoraciones temáticas, desde las cápsulas de lunares que os habréis cansado de ver, a las que tienen ilustraciones relacionadas con fiestas como Halloween.

Sobre el precio, pues varía según el modelo y también dependiendo de la tienda, aunque suelen tenerlo igual, al menos con los productos Wilton. Las cápsulas blancas aptas para el horno se comercializan en paquetes de 24 unidades y su precio es de 2’90 euros. Las cápsulas que no son aptas para el horno se pueden encontrar por 2’50 euros, también en paquetes de dos docenas.

Si las queréis con colores o estampados el precio es algo superior, puede rondar los 4 euros. Si no tenéis una tienda en la que compréis habitualmente productos de esta marca, no tendréis problema en encontrarla, incluso os puede interesar acceder a la tienda online de Wilton para conocer los distintos modelos y más características. Ahora bien, esta no es la única marca que hace cápsulas rígidas de papel para hacer magdalenas, pero si son las que elegís, aseguraos de que compráis las que necesitáis, aptas para horno o no.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, media: 5,00 de 5)
Loading ... Loading ...

Dejar un Comentario

  Acepto la Política de Privacidad

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS:

Responsable: Gastronomía & Cía
Finalidad: Gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios
Legitimación: Consentimiento del interesado
Destinatarios: No se comunicarán los datos a terceros, salvo por una obligación legal.
Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
Información adicional: Puede consultar la información detallada sobre la protección de datos aquí.