Otra forma de hacer un Ruffle Cake

Se conoce como Ruffle Cake a un tipo de tarta o pastel que está cubierto con un frosting formando volantes, ondas o un fruncido, queda un pastel con un aspecto muy elegante, tanto si todos los volantes son iguales como si se rompe la estética con volantes que parece que estén en movimiento porque no son uniformes. Aquí podéis ver un vídeo que muestra otra forma de hacer un Ruffle Cake que gustará a todos, y además es más fácil.

Vídeo tutorial Ruffle Cake

Hace unos meses os explicamos qué es un Ruffle Cake para estar al corriente de las distintas tendencias en pastelería y repostería que llegan a nuestro país, cada vez más pronto gracias a internet, después de ponerse de moda en Estados Unidos. Entonces os explicamos que el nombre de Ruffle Cake se podría traducir como Pastel de volantes, otras posibilidades son pastel fruncido, ondulado, con rizos…

Lo cierto es que es un pastel llamativo y elegante, por eso ha sido (y es) un pastel elegido para grandes celebraciones. Además, ya sabéis que hay distintas formas de hacer los volantes a este pastel, y no sólo las dos que os mostramos en el post Qué es un Ruffle Cake, hoy os dejamos con otro vídeo que nos ilustra con otra forma de hacer un Ruffle Cake.

Bajo estas líneas podéis ver a Emily, ella trabaja para la firma de productos de repostería y pastelería Wilton, y va a mostrar cómo hacer un pastel de volantes dándoles una apariencia de caída natural, es decir, volantes imperfectos, podría decirse que tal y como fluyen los volantes en movimiento. El resultado ya lo veréis, para nosotros queda genial, ¿a cuántos os gusta más la imperfección?

La pastelera utiliza buttercream para hacer esta tarta de volantes, y una boquilla de pétalo mediana (126 de Wilton), además de un buen pulso. En el vídeo podéis ver cómo empieza a escudillar la crema de mantequilla en vertical, de abajo hacia arriba y haciendo ondas alargadas. De forma paralela continúa extendiendo volantes de buttercream haciendo ondas diferentes a la anterior para evitar el diseño uniforme.

Seguro que a quienes han intentado en alguna ocasión hacer una tarta de volantes perfecto, les encantará la tendencia de la imperfección (recordemos que hay otros pasteles perfectamente imperfectos que son un éxito), y la verdad es que el resultado no tiene nada que envidiar a un pastel con todos los volantes iguales.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 2
Loading ... Loading ...