Trufas de chocolate, avena y almendras

Si quieres probar unas trufas de chocolate que además de estar deliciosas incorporan ingredientes con nutrientes muy interesantes para la salud, prueba estas Trufas de chocolate, avena y almendras, son facilísimas de hacer y podrás guardarlas en la nevera o en el congelador para degustarlas en cualquier momento que el cuerpo te pida chocolate.

Trufas de chocolate, avena y almendras

Estas Trufas de chocolate, avena y almendras son una de las últimas que hemos hecho, las preparamos este verano y a veces las servíamos bien frías y en otras ocasiones casi congeladas (también pueden dejarse a temperatura ambiente si se desean más suaves y blanditas, sobre todo en los meses fríos), en cualquier caso ha resultado un bocado goloso que satisface esa necesidad de comer chocolate y además los nutrientes de los frutos secos y los copos de avena.

Estas trufas de chocolate se pueden preparar en cualquier momento, son muy fáciles de hacer, incluso podéis elaborarlas con los niños de la casa, les encanta llenarse las manos de chocolate (a la mayoría). Pero aunque como os comentábamos, incorpora ingredientes muy saludables, no hay que olvidar su contenido en azúcar y en grasas, por lo que su consumo debe ser moderado. Tomad nota de la receta que con menos de media hora de trabajo tenéis estas deliciosas trufas de chocolate con toffee, avena y almendras.

Ingredientes (30 uds. aprox.)

200 gramos de chocolate para fundir (negro o con leche), 40 gramos de salsa de toffee, 70 gramos de leche templada, 100-120 gramos de copos avena, 60 gramos de almendra laminada, cacao en polvo o almendras para rebozar.

Elaboración

Trocea el chocolate en trozos iguales y ponlo en un cuenco apto para el microondas para fundirlo (aunque también lo puedes fundir al baño maría), introduce el cuenco en el microondas y ponlo en tiempos de 30 segundos, retirándolo y moviéndolo con una espátula, antes de que esté totalmente fundido por el calor del microondas podrás dejar de introducirlo porque al moverlo con una espátula, gracias al calor que ha adquirido el chocolate, los trozos pequeños que quedan se fundirán, y así evitas riesgos de que el chocolate se queme.

Mientras tanto, prepara el resto de ingredientes, pesa la cantidad necesaria de toffee (puedes hacerlo con esta receta, con antelación) calienta la leche y ponla con los copos de avena para que los vaya ablandando, y prepara también la almendra laminada.

Cuando el chocolate esté fundido, fino y brillante, incorpora la salsa de toffee y mezcla bien. A continuación añade la leche y la avena, y seguidamente las almendras laminadas. Trabaja los ingredientes mezclándolos hasta que estén todos bien integrados y obtengas una masa algo densa (si es necesario añade más copos de avena), con el frío se pondrá más dura así que tápala y déjala reposar en el frigorífico al menos un par de horas.

Trufas de chocolate, avena y almendras

Después del reposo, con ayuda de una cuchara toma porciones de la masa y después forma bolas, si estuviera demasiado dura para trabajarla, déjala reposar a temperatura ambiente unos minutos. Las trufas caseras no tienen por qué ser todas iguales, pero si quieres, puedes pesarlas y hacerlas de unos 15-20 gramos.

Reboza las trufas de toffee, avena y almendras con cacao en polvo o con almendras laminadas picadas más finas, ponlas en las cápsulas y colócalas en una bandeja con tapa o en un recipiente adecuado para conservarlas en el frigorífico.

Después de reposar en el frigorífico unos 40-60 minutos, estarán listas para comer. Si prefieres comerlas más blanditas, déjalas a temperatura ambiente. ¡Buen provecho!

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, media: 4,33 de 5)
4.33 5 3
Loading ... Loading ...