- Gastronomía & Cía - https://gastronomiaycia.republica.com -

Casarecce con tomates fritos y anchoas

Casarecce con tomates fritos y anchoas

Es indudable que la pasta con tomate es uno de los platos que más gusta, pero no siempre tiene que hacerse con salsa de tomate frito. A menudo hacemos pasta con salmorejo, que aunque es una sopa fría también se puede utilizar como salsa, otras veces la condimentamos con una vinagreta de tomate, y la propuesta de hoy creemos que también os va a gustar, son unos Casarecce con tomates fritos y anchoas que están de lujo.

Es una receta de pasta muy fácil y rápida de hacer, y por supuesto, se puede hacer con otros tipos de pasta corta y gruesa. Conviene elegir unos tomates de pequeño tamaño para que queden más repartidos en el plato, y que estén maduros y dulces, el contraste con las anchoas es ideal, y terminar de aromatizar los casarecce con albahaca es otra apuesta a caballo ganador.

Ingredientes (4 comensales)

  • 350-400 gramos de pasta casarecce
  • 12 tomates pera pequeños
  • 12-16 filetes de anchoa
  • 2 ramitas de albahaca fresca
  • pimienta negra recién molida
  • aceite de oliva virgen extra
  • sal.

Elaboración

Pon una olla con abundante agua a calentar para cocer los casarecce. Cuando el agua rompa a hervir, añade la sal y a continuación la pasta, muévela con una cuchara o espátula para que no se pegue y cuécela a fuego medio-alto hasta que esté al dente.

Mientras tanto, lava los tomates y córtalos por la mitad, pon una sartén amplia a calentar con un chorro generoso de aceite de oliva virgen extra y fríe los tomates por los dos lados, salpimentándolos al gusto y añadiendo la mitad de las hojas de albahaca.

Casarecce con tomates fritos y anchoas

Una vez que los tomates estén fritos al gusto (más o menos pasados), retira la sartén del fuego e incorpora las anchoas para que cojan calor, si se rompen no pasa nada, el sabor lo dejarán en el jugo.

Escurre los casarecce y aderézalos con aceite de oliva virgen extra.

Acabado y presentación

Sirve la pasta en el plato y reparte sobre ella los tomates fritos, las anchoas, la albahaca fresca y el jugo que los tomates y las anchoas han dejado en la sartén. Lleva los platos a la mesa enseguida y a disfrutar. ¡Buen provecho!

Casarecce con tomates fritos y anchoasCasarecce con tomates fritos y anchoasCasarecce con tomates fritos y anchoas

Casarecce con tomates fritos y anchoas

Posted By VelSid On In Entrantes | No Comments

Casarecce con tomates fritos y anchoas

Es indudable que la pasta con tomate es uno de los platos que más gusta, pero no siempre tiene que hacerse con salsa de tomate frito. A menudo hacemos pasta con salmorejo, que aunque es una sopa fría también se puede utilizar como salsa, otras veces la condimentamos con una vinagreta de tomate, y la propuesta de hoy creemos que también os va a gustar, son unos Casarecce con tomates fritos y anchoas que están de lujo.

Es una receta de pasta muy fácil y rápida de hacer, y por supuesto, se puede hacer con otros tipos de pasta corta y gruesa. Conviene elegir unos tomates de pequeño tamaño para que queden más repartidos en el plato, y que estén maduros y dulces, el contraste con las anchoas es ideal, y terminar de aromatizar los casarecce con albahaca es otra apuesta a caballo ganador.

Ingredientes (4 comensales)

  • 350-400 gramos de pasta casarecce
  • 12 tomates pera pequeños
  • 12-16 filetes de anchoa
  • 2 ramitas de albahaca fresca
  • pimienta negra recién molida
  • aceite de oliva virgen extra
  • sal.

Elaboración

Pon una olla con abundante agua a calentar para cocer los casarecce. Cuando el agua rompa a hervir, añade la sal y a continuación la pasta, muévela con una cuchara o espátula para que no se pegue y cuécela a fuego medio-alto hasta que esté al dente.

Mientras tanto, lava los tomates y córtalos por la mitad, pon una sartén amplia a calentar con un chorro generoso de aceite de oliva virgen extra y fríe los tomates por los dos lados, salpimentándolos al gusto y añadiendo la mitad de las hojas de albahaca.

Casarecce con tomates fritos y anchoas

Una vez que los tomates estén fritos al gusto (más o menos pasados), retira la sartén del fuego e incorpora las anchoas para que cojan calor, si se rompen no pasa nada, el sabor lo dejarán en el jugo.

Escurre los casarecce y aderézalos con aceite de oliva virgen extra.

Acabado y presentación

Sirve la pasta en el plato y reparte sobre ella los tomates fritos, las anchoas, la albahaca fresca y el jugo que los tomates y las anchoas han dejado en la sartén. Lleva los platos a la mesa enseguida y a disfrutar. ¡Buen provecho!

Casarecce con tomates fritos y anchoasCasarecce con tomates fritos y anchoasCasarecce con tomates fritos y anchoas