Doce recetas de salsas con jengibre fresco

Muchas personas se animan a incluir el jengibre en su alimentación al conocer los beneficios que proporciona, después viene cuando encuentran que es un ingrediente indispensable en su cocina, pues es capaz de hacer platos mucho más ricos y aromáticos. Para que tengáis más opciones de disfrutarlo, aquí tenéis doce recetas de salsas con jengibre fresco.

Vinagreta de zanahoria y jengibre

El jengibre ya no puede faltar en nuestra cocina, lo utilizamos en todo tipo de platos, tanto salados como dulces, y también en bebidas. Su sabor es único, igual que su aroma y esa sensación de frescor que deja en el paladar. También es excepcional por sus propiedades terapéuticas, el jengibre es unos de los de los alimentos curativos más antiguos y populares, se dice que ayuda a hacer la digestión, combate las náuseas, es antioxidante, antiinflamatorio, analgésico, tónico, estimulante de la circulación sanguínea, incluso se habla de sus posibles efectos para combatir el cáncer.

El uso que se puede hacer en la cocina de este rizoma no tiene fin, lo sabéis si sois consumidores habituales de jengibre, aunque hay personas que empiezan a consumirlo por algunas de las propiedades antes indicadas y se limitan a incluirlo en alguna infusión u otra bebida, quizá en alguna sopa… Pues bien, además de todas las recetas con jengibre que podéis encontrar en Gastronomía y Cía, que son muchas, ahora tenéis aquí reunidas doce recetas de salsas con jengibre fresco.

Son salsas y aderezos con jengibre para todo tipo de platos, ensaladas, verduras, pescados, carnes y mucho más. Para acceder a la elaboración paso a paso de cada receta de salsa con jengibre, simplemente tenéis que pulsar sobre el nombre del listado que tenéis a continuación. Veréis que en algunos casos sólo está la salsa y en otros la receta incluye el plato completo, no os faltarán ideas para disfrutar de las virtudes culinarias y terapéuticas del jengibre fresco.

Salsas con jengibre

Aceite de jengibre: Que mejor forma de empezar a incorporar el jengibre en los aderezos que elaborando este delicioso aceite con jengibre fresco, es muy aromático y aporta un rico sabor a muchos platos, desde una ensalada a un pescado o una carne a la plancha, el aceite se añade una vez cocinado.

Lactonesa de jengibre: Igual que hacemos mahonesa o mayonesa con más sabor incorporando hierbas aromáticas, especias u otros ingredientes, hacemos lactonesa aromatizada, ya sabéis, es mahonesa sin huevo, y en este caso queda deliciosa con jengibre y tahini.

Vinagreta de zanahoria y jengibre: Este aderezo es muy popular en restaurantes japoneses fuera de Japón, se conoce también como vinagreta japonesa (una de tantas) y realmente es una delicia para las ensaladas.

Vinagreta de yogur, jengibre y soja: Esta vinagreta también es ideal para ensaladas, y cabe destacar su bajo aporte en calorías y en grasas, pues la base es el yogur descremado. Es muy fácil de hacer, pruébala con una ensalada de pollo, por ejemplo.

Salsa de ajo asado, jengibre y soja: Con esta salsa se pueden acompañar carnes blancas a la plancha, o por ejemplo unas brochetas de pollo. Es muy sabrosa, seguramente os gustará para aderezar muchos platos.

Salsa de cerezas picante: Para hacer esta salsa hay que esperar a la temporada de las cerezas, aunque si tenéis unas buenas cerezas deshidratadas también se puede elaborar. La salsa es ideal para acompañar carnes, pescados, una tabla de quesos…

Recetas de salsas y vinagretas con jengibre

Vinagreta de wasabi especial: Esta vinagreta nos gusta especialmente con pescados y mariscos, además de las ensaladas con estos productos del mar, lleva salsa de soja, vinagre de arroz, aceite de sésamo…

Pesto de albahaca y jengibre: El pesto no sólo es para acompañar un plato de pasta, probad este con pescados a la plancha o al vapor, aunque también os puede gustar con unos espaguetis o tallarines, por supuesto.

Ensalada de trigo tierno con mango, calabacín y vinagreta de jengibre: Esta vinagreta de jengibre también lleva salsa de soja, aove, shichimi togarashi para darle un toque picante, vinagre de arroz y sésamo.

Calabacín con pesto de jengibre y hierbabuena: La salsa pesto también puede hacer más sabrosas unas verduras, en este caso es un pesto de almendra, albahaca, hierbabuena y jengibre fresco, entre otros ingredientes.

Calamares con aderezo de jengibre y chile: El aderezo para estos calamarcitos es muy sencillo, simplemente hay que mezclar el jengibre rallado con un poco de azúcar, vinagre de arroz, salsa de soja y chile seco, quedan deliciosos.

Pollo con salsa de setas, jengibre y ajo: Aquí veréis que con una pasta de jengibre y ajo se pueden hacer salsas guisadas para chuparse los dedos, no dejéis de probar este sabroso plato.

¡¡¡Feliz Semana!!!

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 2
Loading ... Loading ...