Gastronomía & Cía Opciones
 

Pollo con castañas al albariño

El albariño es un vino que se elabora con la variedad de uva blanca del mismo nombre, es el vino gallego por excelencia, por eso, para hacer el Pollo al albariño elegimos otro producto muy especial en aquellas tierras, la castaña. Así que con pocos ingredientes pero de buena calidad, podemos disfrutar de un suculento plato para mojar pan. Toma nota de esta receta de pollo con castañas al albariño porque te pedirán repetir.

Pollo con castañas al albariño

Nos parece más que positivo que la cantidad de recetas que podemos hacer con unos simples muslos de pollo no tenga fin. Así que hoy os traemos otra propuesta con esta carne blanca que resulta económica, baja en grasa y que suele gustar a todos, os hemos preparado Pollo con castañas al albariño esperando que cuando lo probéis, os chupéis los dedos.

La elaboración es muy sencilla, quizá lo más engorroso es pelar las castañas, pero ya os dejamos nuestro truco para hacerlo rápidamente. Aunque si tenéis unas castañas que habéis asado de forma tradicional o en el horno, también sirven. Elegid un buen vino albariño, pues aunque es un plato humilde para cualquier ocasión, bien lo merece, el pollo al albariño es lo que nos vamos a comer, por lo que olvidad aquello de que ‘si un vino no está bueno, pues para cocinar…’

Ingredientes (4 comensales)

  • 8 muslos de pollo
  • ½ cebolla dulce
  • 3-4 dientes de ajo
  • 150-200 gramos de champiñones
  • 200 gramos de castañas peladas
  • 350 gramos de vino albariño
  • 100 gramos de caldo de pollo
  • 2 ramitas de tomillo
  • 1 c/c rasa de pimienta negra recién molida
  • 1 c/s rasa de Maizena (opcional)
  • c/n de sal
  • c/n de aceite de oliva virgen extra.

Elaboración

Limpia los muslos de pollo, retírales la piel y sécalos bien. Pela la cebolla y pícala en brunoise, y a los ajos dales un golpe para que saquen su sabor, pero sin pelarlos. Limpia los champiñones y córtalos por la mitad, y prepara las castañas con antelación, pues a veces pelarlas es entretenido. Recuerda el truco para pelar castañas utilizando el microondas, puede ir muy bien.

Pon una cazuela a calentar con un chorro de aceite de oliva virgen extra y dora los muslos de pollo salpimentados al gusto. Cuando estén dorados por fuera, retíralos de la cazuela, añade un poco de aceite de oliva virgen extra si es necesario para pochar la cebolla, e incorpórala manteniendo el fuego a temperatura baja para que se poche y se confite lentamente, añádele una pizca de sal, y también los ajos en camisa.

Pollo con castañas al albariño

Cuando la cebolla esté confitada, incorpora los champiñones y las castañas, dales un par de vueltas y reincorpora el pollo, a continuación moja con el vino albariño y el caldo de pollo, añade las ramitas de tomillo y un poco más de pimienta negra recién molida, y lleva a ebullición.

Una vez que rompa a hervir, baja el fuego y deja cocer el pollo unos 30 minutos, primero tapado y después dejando que se escape el vapor para que la salsa vaya reduciendo. El tiempo de cocción puede variar según cómo sean los muslitos de pollo y cómo se juegue con el fuego durante la cocción. Si cuando están hechos queda mucho jugo que ligar, disuelve la Maizena en un poco de caldo e incorpóralo a la cazuela después de retirar la carne.

Cuando hayas conseguido una salsa de albariño cremosa, reincorpora el pollo y deja reposar cinco minutos. Si la salsa espesara demasiado, añade un poco más de caldo de pollo para aligerarla.

Emplatado

Sirve el pollo con castañas y champiñones con la salsa de albariño y acompaña con un poco de pan para quien quiera mojar. ¡Buen provecho!

Abreviaturas
c/s = Cuchara sopera
c/p = Cuchara de postre
c/c = Cuchara de café
c/n = Cantidad necesaria

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (6 votos, media: 3,83 de 5)
Loading ... Loading ...

Dejar un Comentario

  Acepto la Política de Privacidad

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS:

Responsable: Gastronomía & Cía
Finalidad: Gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios
Legitimación: Consentimiento del interesado
Destinatarios: No se comunicarán los datos a terceros, salvo por una obligación legal.
Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
Información adicional: Puede consultar la información detallada sobre la protección de datos aquí.