Francia introduce de nuevo la Ley sobre el desperdicio de alimentos

En su momento se aprobó en Francia una Ley sobre el desperdicio de alimentos, posteriormente fue retirada por un tecnicismo legal relacionado con el artículo 103, por lo que de nuevo se trabajó en una nueva legislación sobre el tema que acaba de ser aprobada y que previsiblemente se presentará en la Cámara Alta del Parlamento de Francia y se pondrá en marcha en enero de 2016.

Ley contra el desperdicio alimentario

En el año 2014 se presentaba en Francia una propuesta legislativa para luchar contra el desperdicio alimentario, se pretendía prohibir por ley que los supermercados tirasen comida. En esta propuesta se destacaba que supermercados y grandes superficies debían donar los alimentos próximos a caducar, pero todavía aptos para ser consumidos, a bancos de alimentos y organizaciones benéficas. Los supermercados franceses con una superficie de más de 400 metros cuadrados estarían obligados a llegar a acuerdos de colaboración con las organizaciones humanitarias para las donaciones de alimentos, además la propuesta rechazaba la comercialización de productos próximos a caducar que se suelen rebajar a un 50% del precio habitual. Esta legislación fue aprobada por el Parlamento francés hace unos meses, siendo una gran victoria en la lucha contra la reducción del desperdicio alimentario, de todo ello hablábamos aquí.

El varapalo llegó a los tres meses de la aprobación de dicha legislación, el Consejo Constitucional francés determinó que la ley sobre residuos alimentarios aprobada, fuera retirada por un tecnicismo legal relacionado con el artículo 103 que trataba sobre el tema del desperdicio de alimentos, apuntando que se había añadido como una enmienda durante la segunda lectura del proyecto de ley sobre la transición energética. Esta decisión afectó a Ségolène Royal, Ministra de Ecología y Desarrollo Sostenible, decidiendo reunirse con el sector minorista a fin de obtener un compromiso para que siguieran todos los puntos que aparecían en el artículo 103 de la retirada ley de forma voluntaria, pero en un marco de una relación contractual.

Pues bien, como ya explicamos aquí, se decidió rápidamente poner en marcha un nuevo Proyecto de Ley cuyo texto se centraría exclusivamente en la lucha contra el desperdicio alimentario, básicamente era el mismo texto rechazado por el Consejo Constitucional francés, pero en esta ocasión no sería rechazado por tecnicismo legal. Ahora la nueva legislación ha sido votada por los miembros de la Asamblea Nacional con el apoyo de todos los partidos políticos, esta entrará en vigor el próximo año aunque antes deberá pasar por la Cámara Alta del Parlamento de Francia, pero se aprobará sin ningún problema.

Francia introduce de nuevo la Ley sobre el desperdicio de alimentos sin que exista ninguna traba, el concejal del Ayuntamiento de la ciudad de Courbevoie Arash Derambarsh, uno de los principales impulsores de esta legislación en Francia, ha podido volver a realizar las declaraciones que hizo en su momento cuando la legislación fue aprobada hace unos meses, explica que se trata de una victoria histórica, además comenta que es algo excepcional que una ley se haya preparado y aprobado tan rápidamente, lo que muestra la gran concienciación que existe en el país en torno al tema del desperdicio alimentario.

Lucha contra el desperdicio alimentario

El concejal explica que el siguiente paso es conseguir que la Comisión Europea exija a los Estados miembros de la Unión Europea que introduzcan una legislación nacional similar, recordemos que de este tema ya hablábamos en este post. La presentación de la propuesta se realizó contando con el aval de 539.000 firmas que fueron recogidas en siete países europeos por consumidores que apoyan la propuesta. Paralelamente se puso en marcha una petición a través de la plataforma Change.org solicitando acabar con el desperdicio alimentario en Europa por ley, el objetivo es alcanzar un millón de firmas y de momento ya han firmado esta petición más de 742.000 personas. En el caso de que se aprobase una ley de estas características a nivel europeo, Arash Derambarsh comentó su intención de hablar con el presidente de la Comisión Europea para saber cuándo y cómo se pondría en marcha.

Lo cierto es que no tiene sentido que se desperdicie comida apta para el consumo de forma accidental o intencionada, sabiendo que hay muchas personas en los países europeos que pasan hambre y necesidades, se estima que unos 89 millones de toneladas de alimentos se desperdician cada año en Europa, si hablamos del mundo en general la cifra se dispara. Recordemos por ejemplo que en Estados Unidos se calcula que se desperdicia hasta el 40% de todos los alimentos que se producen en el país, así se destacaba en un estudio realizado en el año 2012. Por ello, el Departamento de Agricultura de Estados Unidos en colaboración con la Agencia de Protección Medioambiental, los gobiernos estatales, el sector privado de la industria y distintas organizaciones humanitarias y religiosas, se han propuesto trabajar para reducir el desperdicio alimentario en un 50% para el año 2030, de todo ello hablábamos aquí.

Volviendo a Francia, se habla de los supermercados y la obligación de donar alimentos próximos a caducar, pero hay mucho trabajo por hacer y especialmente con los consumidores. Según encuestas realizadas, casi el 60% de los consumidores franceses declaran que no terminan la comida que piden en los restaurantes, pero la mayoría aseguran que no tendrían ningún problema en utilizar una bolsa para llevarse la comida que no van a consumir en el momento, para comerla más tarde en casa. Según leemos en este artículo del periódico digital La Depeche, esta ley llega en un momento muy especial, coincidiendo con la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático de París y siendo una medida crucial para el planeta.

La nueva legislación coloca a Francia como el país más proactivo en la lucha contra el desperdicio de alimentos de la UE, no tardaremos en conocer las nuevas medidas y reacciones de algunas cadenas de minoristas. Recordemos que la Federación Francesa de Comercio y Distribución explicó en su momento que esta ley era un error, sobre todo porque sólo se aplica a los grandes supermercados, a pesar de que su actividad representa sólo el 5% del total del desperdicio alimentario. También destacó que estos centros son los primeros en cuanto a donaciones de alimentos, declarando que más de 4.500 supermercados tenían firmados acuerdos con las organizaciones humanitarias.

Como decíamos, ahora el siguiente paso es lograr que se apruebe una ley similar a la aprobada en Francia en todos los países de la UE.

Foto 1 | Michael Stern
Foto 2 | Piropiro2

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, media: 4,50 de 5)
4.5 5 2
Loading ... Loading ...