Kale con salsa de soja y almendras

La col kale o col rizada de hoja queda riquísima con esta sencilla preparación en la que añadimos unas almendras laminadas que quedan crujientes, y una salsa con soja, sésamo, sake… Toma nota de la receta de Kale con salsa de soja y almendras, y pruébala, es una buena forma de comer verdura.

Kale con salsa de soja y almendras

Esta es la primera receta que compartimos con vosotros elaborada con la col kale de la que os hemos hablado recientemente, es un entrante sencillo, que también puede servirse como guarnición de una carne o pescado, e incluso es una buena receta que se puede hacer más completa si se incorpora algún cereal, es decir, podéis preparar la Kale con salsa de soja y almendras y mezclarla con arroz, quinua, pasta…

A continuación os explicamos cómo hacer esta receta de kale, debemos deciros que parece ser que hay más de un tipo de esta col rizada y que algunas están más tiernas que otras. La nuestra era dura, por lo que hemos tenido que darle una cocción previa al salteado, y la aderezamos con una rica salsa yakinuki de la que también os hemos hablado, si no la encontráis podéis hacerla con salsa de soja, sake, mirin, azúcar, ajo y sésamo, el plato queda riquísimo.

Ingredientes (4 comensales)

  • 4 ajos tiernos
  • 6-8 hojas de col kale
  • 30 gramos de almendras laminadas crudas
  • 80-100 gramos de salsa yakiniku
  • c/n de aceite de oliva virgen extra
  • c/n de sal
  • c/n de pimienta negra recién molida
  • 4 c/s de granos de granada.

Elaboración

Lava bien las hojas de kale y cuécelas al vapor hasta que estén un poco tiernas, unos 10 minutos. Después déjalas en un colador para que escurran en caso de necesidad.

Mientras tanto, pela los ajos tiernos y pícalos finos, pon una sartén amplia a calentar con un generoso chorro de aceite de oliva virgen extra, cuando esté caliente incorpora los ajetes y deja que aromaticen el aceite y antes de que cojan color añade la col rizada y las almendras.

Kale con salsa de soja y almendras

Rehoga unos minutos a temperatura media, hasta que la kale esté algo más tierna y las almendras empiecen a dorarse. Entonces añade la salsa yakiniku y rehoga unos minutos más, moviendo la col para que se impregne bien con la salsa.

Desgrana la granada para terminar el plato, le aportará un toque de frescor y dulzor muy agradable, recuerda el truco para desgranar la granada que os explicábamos aquí.

Emplatado

Sirve la col kale con las almendras y la salsa que haya quedado en la sartén y termina añadiendo unos granos de granada. También puedes añadir un hilo de aceite de oliva virgen extra o de sésamo, y si quieres un toque picante, añade un poco de shichimi togarashi. ¡Buen provecho!

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (5 votos, media: 4,40 de 5)
4.4 5 5
Loading ... Loading ...