Gastronomía & Cía Opciones

Los genes del trigo antiguo para garantizar el futuro trigo moderno

Según los resultados de una investigación realizada por expertos de la Universidad de Queensland, en las actuales variedades de trigo muchos genes han desaparecido a causa de la domesticación, genes que se pueden encontrar en los ancestros de las variedades modernas y que se pueden recuperar para mejorar la resistencia a las enfermedades, a los cambios de temperatura, a la sequía, etc. Los investigadores consideran que los genes del trigo antiguo pueden contribuir a garantizar el futuro trigo moderno gracias a esos genes desaparecidos.

Investigación sobre el genoma del trigo

Un grupo de investigadores de la Universidad de Queensland (Australia) están llevando a cabo un estudio, el primero de su tipo, en el que se está analizando la genética de las variedades de trigo antiguo con el propósito de asegurar las cosechas futuras del trigo moderno. Según los investigadores, las variedades de trigo actuales tienen un mayor rendimiento y mejor calidad, pero debido a la falta de variedad genética, son más vulnerables al cambio climático y a diversas enfermedades. Por ello consideran que es importante analizar las variedades antiguas para mejorar la tolerancia a la sequía o la resistencia a las nuevas enfermedades.

En opinión de los expertos, los genes del trigo antiguo pueden servir para garantizar el futuro trigo moderno, la explicación es la siguiente: según el análisis genómico realizado a 295 variedades de trigo, usando unos 34.000 marcadores de ADN, existe una gran diversidad genética que no está presente en las variedades actuales de trigo. El monocultivo intensivo y la selección de sólo aquellas especies que eran más viables comercialmente, han mejorado algunas características de los actuales cultivos, pero han provocado la desaparición de otras que actualmente pueden ser interesantes para garantizar el futuro de las producciones del trigo moderno.

Los expertos explican que la sequía y las enfermedades causan a la industria agrícola cuantiosas pérdidas económicas, y el cambio climático podría empeorar esta situación, por lo que es necesario buscar soluciones y estas se encuentran en la genética. Recordemos que el genoma del trigo, concretamente la variedad Triticum aestivum, fue descifrado hace unos años. Gracias al mapa genético del trigo en su forma doméstica se han podido conocer más detalles sobre su evolución a partir de estas variedades ancestrales que ahora se analizan, algo que se anunció como importante para poder diseñar nuevas variedades, capaces de soportar los cambios que se producirán en el clima en las próximas décadas.

En principio se creía que sería imposible descifrar el genoma del Triticum aestivum dado su tamaño y cantidad de secuencias repetitivas, pero al final se consiguió. Parece ser que el 80% de su mapa genético se compone de secuencias repetitivas contendidas en 42 cromosomas, pero dado que se trata de un genoma hexaploide, contiene seis copias de cada cromosoma, por lo que se podría decir que el conjunto se reduce a siete cromosomas. Ya entonces, los investigadores explicaban que gracias a los 42 cromosomas, esta variedad de trigo se podía cultivar en cualquier parte del mundo gracias a su capacidad para poder adaptarse a condiciones climatológicas y ambientes distintos. Como podemos comprobar, la información proporcionada por los investigadores de la Universidad de Queensland, complementa a la proporcionada por los responsables de la secuenciación del genoma del Triticum aestivum.

Según los responsables de la secuenciación genética, muchos genes ancestrales están presentes en el genoma, pero han sido silenciados debido a la domesticación del cultivo y a los cruzamientos que se han realizado a lo largo de la historia desde que se inició la tarea de domesticación. La secuenciación del genoma se presentó como una herramienta para el desarrollo de variedades más productivas, más resistentes a plagas, enfermedades, sequía, variaciones de temperatura, con mejores características organolépticas, etc.

Sin embargo, según la nueva investigación, algunos genes no han sido silenciados, simplemente no están presentes en las actuales variedades de trigo, por lo que el trabajo podría contribuir a mejorar aún más las características del actual trigo y de las nuevas variedades que se podrían desarrollar. Para los expertos no hay duda de que la diversidad en las cepas ancestrales del trigo podrían ser la clave para su futuro. Parece ser que este trabajo tiene como base la labor realizada por el científico ruso Nikolai Vavilov, durante el año 1900 este investigador se dedicó a viajar por el mundo recopilando semillas de trigo que fueron almacenadas en un banco de semillas del N.I. Vavilov Institute of Plant Genetic Resources (Instituto de recursos fitogenéticos N.I. Vavilov). Como ya hemos explicado, los investigadores han realizado un primer análisis de un total de 295 variedades de trigo, revelando una enorme diversidad de genes que no están silenciados ni presentes en las actuales variedades.

Los expertos explican que hay una gran diversidad genética en estado latente en los bancos de semillas, por lo que sería interesante descubrir la gran diversidad genética existente y utilizarla con los cultivos actuales. En el vídeo sobre estas líneas podéis conocer la exposición que realiza Adnan Riaz, responsable de realizar el primer análisis del genoma de las variedades de semillas recopiladas por Nikolai Vavilov.

Podéis conocer más detalles de esta investigación a través de este artículo publicado en la página web de la universidad de Queensland.

Foto | Nazareth College

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
Loading ... Loading ...

Dejar un Comentario

  Acepto la Política de Privacidad

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS:

Responsable: Gastronomía & Cía
Finalidad: Gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios
Legitimación: Consentimiento del interesado
Destinatarios: No se comunicarán los datos a terceros, salvo por una obligación legal.
Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
Información adicional: Puede consultar la información detallada sobre la protección de datos aquí.