Pudin de chía con queso cottage y mermelada de frambuesa

Como desayuno o merienda este Pudin de chía con queso cottage y mermelada de frambuesa te saciará y regalará a tu paladar una combinación de sabores y texturas muy agradables, y lo que es mejor, un montón de nutrientes que participan en una alimentación variada y equilibrada. Toma nota de la receta, es muy fácil de preparar.

Esta es la segunda receta de pudin de chía que compartimos con vosotros, y seguiremos, porque nos parece que es una elaboración que da muchísimo juego, y aunque de momento nos centramos en los desayunos saludables, también habrá postres con los que sorprender y conquistar a vuestros comensales en alguna comida festiva.

La receta de hoy es un Pudin de chía con queso cottage y mermelada de frambuesa, la mermelada de frambuesa y chía cuya receta compartimos también con vosotros hace unos días. Ya sabéis que para disfrutar de un desayuno tan vistoso y saludable no necesitáis más de cinco minutos, sólo hay que recordar poner las semillas en remojo la noche antes, y por la mañana montar el vasito y a comer, hay que salir de casa con el desayuno puesto.

Ingredientes (Por persona)

  • 15 gramos de semillas de chía
  • 100 gramos de bebida de avena o leche y un chorrito más
  • c/n de edulcorante
  • 2 c/s de queso cottage
  • 1 c/s de mermelada de frambuesa
  • 3 rodajas gruesas de plátano
  • 4-5 pistachos verdes o tostados sin sal.

Elaboración

La noche anterior pon las semillas de chía con la bebida de avena o la leche en una taza, mueve bien con una cuchara y deja reposar toda la noche. Si puedes volver a moverlo más tarde, o unas horas antes de preparar el desayuno, irá bien para que no se hagan ‘pelotas’ de semillas, pues tienen a formarse.

Antes de hacer el desayuno, prepara el resto de los ingredientes, la mermelada de frambuesas y chía la puedes empezar a preparar también la noche anterior, puedes seguir la receta aquí. Corta las rodajas de plátano en dados y pela los pistachos, pícalos.

Para servir este desayuno puedes utilizar un bol pequeño, una taza, una copa, un vaso… lo que más te guste o más cómodo te resulte.

Acabado y presentación

Bate las semillas de chía con la bebida de avena después de añadir el edulcorante al gusto. Viértela en el vaso en el que sirvas el desayuno (puede ser el mismo en el que está). Vierte encima el queso cottage y un chorrito de bebida de avena o leche, y después la mermelada para endulzarlo.

A continuación reparte el plátano y los pistachos, y el desayuno está listo. ¡Buen provecho!

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, media: 4,33 de 5)
4.33 5 3
Loading ... Loading ...