- Gastronomía & Cía - https://gastronomiaycia.republica.com -

Nuevo método para determinar el contenido de arsénico inorgánico en los alimentos

Arsénico en los alimentos

Un grupo de investigadores de la Universidad Técnica de Dinamarca (DTU) acaba de dar a conocer un nuevo método para determinar el contenido de arsénico inorgánico en los alimentos, se espera que este nuevo método analítico sea una herramienta eficaz y de gran ayuda para la industria alimentaria, a fin de que puedan mejorar la seguridad de los alimentos cumpliendo con los objetivos europeos de control de arsénico.

Como ya hemos explicado en otras ocasiones, el arsénico es un elemento necesario para la vida, pero su exceso o déficit pueden provocar problemas de salud. Pero en el caso del arsénico inorgánico, las pequeñas cantidades que se ingieren se acumulan en el organismo y pueden causar diferentes problemas de salud de carácter crónico, daños genéticos y cáncer, según el dictamen del Centro Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer de la OMS. En su momento, La EFSA (Agencia de Seguridad Alimentaria de la Unión Europea) recomendaba una ingesta de entre 0’3 a 8 microgramos por kilo de peso corporal, cantidad fijada a raíz del último análisis realizado en el año 2009, anteriormente los valores eran mayores.

El arsénico inorgánico es una sustancia que se produce de forma natural en el suelo, en el agua y está presente en algunos alimentos como por ejemplo el arroz, dado que este alimento y sus derivados constituyen uno de los principales grupos de alimentos de la dieta danesa, los expertos quisieron desarrollar un método analítico más eficaz y preciso. Los métodos que se han utilizado hasta el momento miden el contenido de arsénico total en los alimentos como el arroz, pero se producen errores en las evaluaciones de los alimentos derivados, ya que la metodología recurría a la suposición en base al contenido del alimento original.

Hablando del arroz, el año pasado la Comisión Europea presentó un Proyecto de Enmienda para introducir los límites máximos de la ingesta de arsénico inorgánico entre 0’2 mg y 0’3 mg por kilo de arroz y por kilo de alimentos con base de arroz, cantidad mucho menor que la que se recomendaba hasta el momento. En el caso de los alimentos destinados a la población infantil, se propuso una reducción de la tasa a un nivel más bajo, 0’1 mg por kilo de producto, de todo ello hablábamos aquí. Posteriormente se emitió una recomendación para todos los Estados miembros, para que aumentasen los controles que se realizan sobre el contenido de arsénico inorgánico en los alimentos y se fijaron las cantidades máximas antes, máximos valores permitidos en todos los Estados miembros desde el pasado 1 de enero.

El nuevo método analítico del arsénico inorgánico ha sido probado y verificado en 15 laboratorios europeos y norteamericanos, además, se ha aprobado como norma analítica europea para medir el contenido de este elemento en los alimentos. Con este nuevo sistema se hila mucho más fino y se abandonan las suposiciones, evitando el sesgo en las evaluaciones de riesgo. Sobre los valores máximos permitidos de arsénico inorgánico en la UE, la Comisión Europea concluyó que los Estados miembros debían realizar evaluaciones continuas durante dos años y en todo tipo de alimentos, cereales, café, té, verduras, zumo de frutas, leche, productos lácteos, vino, alimentos infantiles, etc., estos datos deben presentarse de forma regular a la EFSA para que se puedan registrar en su base de datos.

A medida que los Estados miembros empiecen a proporcionar los resultados de las muestras analizadas según los nuevos estándares, se podrá crear una imagen más precisa del contenido real de arsénico inorgánico presente en los alimentos europeos, estos conocimientos serán de gran ayuda para reforzar las evaluaciones que realiza la EFSA. Poder medir con precisión este elemento en diferentes alimentos es necesario para asegurar que su contenido está por debajo de los niveles máximos establecidos que han entrado en vigor este año, y así poder proteger la salud de los consumidores.

Los investigadores no han dado muchos detalles sobre cómo funciona este nuevo método analítico del arsénico inorgánico, explican que la muestra de alimento se trata con una solución de peróxido de hidrógeno y ácido nítrico diluidos en agua caliente. El arsénico inorgánico se separa selectivamente de otros compuestos de arsénico, después, utilizando un detector del elemento específico en cuestión, la espectrometría de masas con plasma y la cromatografía líquida de alta presión, un tipo de cromatografía utilizada frecuentemente en bioquímica y química analítica, se puede determinar con precisión la cantidad de arsénico presente en el alimento analizado.

Podéis conocer más detalles sobre el nuevo método analítico desarrollado a través de este artículo publicado en la página web de la Universidad Técnica de Dinamarca.

Foto | Calgary Reviews

Nuevo método para determinar el contenido de arsénico inorgánico en los alimentos

Posted By VelSid On In Noticias gastronómicas | No Comments

Arsénico en los alimentos

Un grupo de investigadores de la Universidad Técnica de Dinamarca (DTU) acaba de dar a conocer un nuevo método para determinar el contenido de arsénico inorgánico en los alimentos, se espera que este nuevo método analítico sea una herramienta eficaz y de gran ayuda para la industria alimentaria, a fin de que puedan mejorar la seguridad de los alimentos cumpliendo con los objetivos europeos de control de arsénico.

Como ya hemos explicado en otras ocasiones, el arsénico es un elemento necesario para la vida, pero su exceso o déficit pueden provocar problemas de salud. Pero en el caso del arsénico inorgánico, las pequeñas cantidades que se ingieren se acumulan en el organismo y pueden causar diferentes problemas de salud de carácter crónico, daños genéticos y cáncer, según el dictamen del Centro Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer de la OMS. En su momento, La EFSA (Agencia de Seguridad Alimentaria de la Unión Europea) recomendaba una ingesta de entre 0’3 a 8 microgramos por kilo de peso corporal, cantidad fijada a raíz del último análisis realizado en el año 2009, anteriormente los valores eran mayores.

El arsénico inorgánico es una sustancia que se produce de forma natural en el suelo, en el agua y está presente en algunos alimentos como por ejemplo el arroz, dado que este alimento y sus derivados constituyen uno de los principales grupos de alimentos de la dieta danesa, los expertos quisieron desarrollar un método analítico más eficaz y preciso. Los métodos que se han utilizado hasta el momento miden el contenido de arsénico total en los alimentos como el arroz, pero se producen errores en las evaluaciones de los alimentos derivados, ya que la metodología recurría a la suposición en base al contenido del alimento original.

Hablando del arroz, el año pasado la Comisión Europea presentó un Proyecto de Enmienda para introducir los límites máximos de la ingesta de arsénico inorgánico entre 0’2 mg y 0’3 mg por kilo de arroz y por kilo de alimentos con base de arroz, cantidad mucho menor que la que se recomendaba hasta el momento. En el caso de los alimentos destinados a la población infantil, se propuso una reducción de la tasa a un nivel más bajo, 0’1 mg por kilo de producto, de todo ello hablábamos aquí. Posteriormente se emitió una recomendación para todos los Estados miembros, para que aumentasen los controles que se realizan sobre el contenido de arsénico inorgánico en los alimentos y se fijaron las cantidades máximas antes, máximos valores permitidos en todos los Estados miembros desde el pasado 1 de enero.

El nuevo método analítico del arsénico inorgánico ha sido probado y verificado en 15 laboratorios europeos y norteamericanos, además, se ha aprobado como norma analítica europea para medir el contenido de este elemento en los alimentos. Con este nuevo sistema se hila mucho más fino y se abandonan las suposiciones, evitando el sesgo en las evaluaciones de riesgo. Sobre los valores máximos permitidos de arsénico inorgánico en la UE, la Comisión Europea concluyó que los Estados miembros debían realizar evaluaciones continuas durante dos años y en todo tipo de alimentos, cereales, café, té, verduras, zumo de frutas, leche, productos lácteos, vino, alimentos infantiles, etc., estos datos deben presentarse de forma regular a la EFSA para que se puedan registrar en su base de datos.

A medida que los Estados miembros empiecen a proporcionar los resultados de las muestras analizadas según los nuevos estándares, se podrá crear una imagen más precisa del contenido real de arsénico inorgánico presente en los alimentos europeos, estos conocimientos serán de gran ayuda para reforzar las evaluaciones que realiza la EFSA. Poder medir con precisión este elemento en diferentes alimentos es necesario para asegurar que su contenido está por debajo de los niveles máximos establecidos que han entrado en vigor este año, y así poder proteger la salud de los consumidores.

Los investigadores no han dado muchos detalles sobre cómo funciona este nuevo método analítico del arsénico inorgánico, explican que la muestra de alimento se trata con una solución de peróxido de hidrógeno y ácido nítrico diluidos en agua caliente. El arsénico inorgánico se separa selectivamente de otros compuestos de arsénico, después, utilizando un detector del elemento específico en cuestión, la espectrometría de masas con plasma y la cromatografía líquida de alta presión, un tipo de cromatografía utilizada frecuentemente en bioquímica y química analítica, se puede determinar con precisión la cantidad de arsénico presente en el alimento analizado.

Podéis conocer más detalles sobre el nuevo método analítico desarrollado a través de este artículo publicado en la página web de la Universidad Técnica de Dinamarca.

Foto | Calgary Reviews