Falsa mahonesa de ajo y perejil (sin grasa)

Las salsas no tienen que quedar fuera de la alimentación porque se restrinjan ciertos ingredientes, grasas, etc., siempre se pueden hacer adaptaciones para quienes están haciendo una dieta para perder peso, mantenerse o simplemente quiere cuidar su alimentación. Aquí tenéis una falsa mahonesa de ajo y perejil (sin grasa) que os va a sorprender, está riquísima con una sepia a la plancha, con unas patatas asadas, con un pescado a la brasa…

Mayonesa light

Se acerca el buen tiempo, la estación en la que disfrutamos comiendo ensaladillas, patatas asadas, parrilladas… un montón de platos en los que salsas como la mahonesa y el alioli son un componente más, pero hay dos cosas que a veces pueden reprimir su consumo, por un lado el huevo crudo, tan susceptible a estropearse con el calor, y por otro que son salsas muy calóricas, con muchísima grasa. Así que hoy os traemos la solución, se pueden hacer muchas variantes, pero en esta ocasión os traemos la receta de una falsa mahonesa de ajo y perejil, sin grasa.

Esta salsa es del estilo del falso alioli que muchos de vosotros ya habéis probado e incorporado a vuestro recetario, y si no lo habéis hecho, pues es el momento, porque son salsas muy versátiles y más saludables que las tradicionales, de las que lo recomendable es consumir ocasionalmente y en pequeñas dosis. Así que tomad nota de la receta de esta falsa mahonesa o alioli con perejil sin grasa para enriquecer y disfrutar de vuestros platos.

Ingredientes

  • 1 huevo L
  • 100 gramos de queso de Burgos 0% M.G.
  • 1 diente de ajo
  • un puñado de hojas de perejil fresco
  • c/n de sal
  • 1 c/p de mostaza de Dijon (opcional)
  • c/n de agua.

Elaboración

Para hacer esta salsa el huevo tiene que estar cocido, así que pon un cazo con agua a hervir, y cuando entre en ebullición incorpora el huevo y cuece durante 8 minutos. Después retira el huevo el cazo y enfríalo bajo el chorro de agua fría o en un cuenco con agua y hielo.

Pela el huevo y ponlo en el vaso de la batidora troceado, añade el queso de Burgos también troceado. Pela el ajo y córtalo en dos o tres trozos, incorpóralo al vaso de la batidora junto a las hojas de perejil limpias y secas, añade también una pizca de sal.

La mostaza es opcional, es para que le aporte un poquito de sabor, pero sin ella también queda una salsa rica. Otra opción es añadir un chorrito de zumo de limón o de vinagre. Sobre la cantidad de agua que se debe añadir puede variar según la densidad que se desee de la mahonesa y del agua que tenga el queso, así que empieza por no añadir nada.

Tritura todos los ingredientes con la batidora, y si está muy denso incorpora una cucharada de agua, vuelve a triturar hasta obtener una salsa homogénea, prueba y rectifica si es necesario, sea de sal, de ajo, de agua, o incluso de perejil si quieres que tenga más presencia.

Una vez hecha la mayonesa de ajo y perejil sin grasas, puedes pasarla al recipiente apropiado para servirla o bien tapada y reservarla en el frigorífico hasta el momento de comer. Puede durar varios días en el frigorífico, pues el huevo no está crudo.

Esperamos que os guste.

Abreviaturas
c/s = Cuchara sopera
c/p = Cuchara de postre
c/c = Cuchara de café
c/n = Cantidad necesaria

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (20 votos, media: 4,35 de 5)
4.35 5 20
Loading ... Loading ...