Moldes para helados de fruta natural

Los helados de fruta siempre suelen tener ingredientes añadidos, sean más o menos saludables, más o menos naturales… Una propuesta que realiza Lékué es la de congelar la fruta natural para hacer con ella un ‘helado’ de frutas de lo más sano y refrescante, aquí puedes conocer todos los detalles.

Lékué

Y tan natural, porque estos moldes para helados de fruta natural son precisamente para hacer helados con fruta y nada más, aunque en realidad no se pueden llamar helados, pero estamos seguros que para muchos padres será una genialidad que se hayan diseñado estos moldes, pues con ellos será más fácil que los niños coman fruta. Incluso muchos adultos se atreverán a disfrutar de la fruta con tal de refrescarse este verano.

Estos moldes para hacer ‘helados’ de fruta congelada son de Lékué, el reconocido fabricante de utensilios de cocina de silicona español que, de forma paralela a esta novedad, ha lanzado otros tantos moldes para hacer helados caseros, hay varios nuevos modelos más, particularmente destacamos los moldes para helados inspirados en los clásicos Frigopie, Mikolapiz, Twister y Colajet, porque sabemos, como lo saben sus diseñadores, que gustarán a toda una generación, y a sus descendientes también.

El nombre de este nuevo molde es simplemente ‘Helado de frutas’, podéis verlo aquí, se puede comprar de forma individual por 4’90 euros la unidad, pudiendo elegir entre dos colores, verde y rojo. El molde se compone de tres piezas, la base con el palo, el cilindro que contiene la fruta y una tapa. A la hora de comer la fruta congelada, bastará retirar la tapa y empujar con el palito hacia arriba.

Sobra decir que hacer estos ‘helados’ de fruta es de lo más sencillo, basta con pelar la fruta y cortarla con el mismo cilindro del molde para que tenga la medida adecuada, mango, piña, sandía, kiwi… se pueden utilizar las frutas que se deseen, y además se pueden intercalar con otros ingredientes, como trozos de bizcocho.

Helados

Estos helados podrán hacerlos también los niños, con lo que seguramente se animarán aún más a comer la fruta que han preparado y que además de nutrirles, les refrescará. Ahora bien, hay que ser realistas, estas golosinas naturales no se disfrutarán como un helado, pues no es una crema ni un líquido congelado.

Otra idea para sacar partido a estos moldes es que la fruta congelada sirva de cubitos de hielo para refrescar bebidas sin aguarlas, por ejemplo, para infusiones frías, zumos de fruta natural, aguas saborizadas naturales… Otras características que hay que destacar de este molde es que no tiene bisfenol A, resiste hasta 220º C, se puede introducir en el horno y tiene dos años de garantía.

Además, al comprar el molde para congelar fruta a modo de helado, se ofrece un recetario. Si queréis conocer más detalles, podéis acceder a la web del fabricante indicada más arriba.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (4 votos, media: 2,75 de 5)
2.75 5 4
Loading ... Loading ...