Ensalada tibia de lentejas y kale

Os traemos una receta de Ensalada tibia de lentejas y kale para que disfrutéis de un plato nutritivo y saludable, y por supuesto, está tan rico que lo repetiréis en más ocasiones. Está aderezado con una rica salsa oriental, y además se acompaña de unos tomatitos salteados y un poco de mozzarella fresca, con lo que el juego de sabores y texturas, además de equilibrado, es una delicia.

Ensalada tibia de lentejas y kale

Las lentejas son una legumbre ideal para hacer ensaladas, y pueden ser frías, templadas o calientes, como se prefiera. Precisamente esta Ensalada de lentejas y kale, cuya receta compartimos a continuación con vosotros, la servimos tibia, pero también está rica si se sirve totalmente fría, lo mismo que también se disfruta si las lentejas están recién hechas.

Es un plato muy sencillo de hacer, y además de rico, es nutritivo y con muchas propiedades beneficiosas para la salud, no sólo porque el kale es el ‘superalimento’ de moda, las lentejas, aunque se consideran más humildes y son menos populares, también se pueden considerar un ‘superalimento’ por todos los beneficios que ofrecen. Así que tomad nota de la receta de Ensalada tibia de lentejas y kale y probadlas, os van a gustar.

Ingredientes (4 comensales)

  • 400-500 gramos de col kale
  • 1 puerro pequeño
  • 1 diente de ajo
  • 1 trozo de raíz de jengibre del tamaño de una nuez
  • 100 gramos aprox. de salsa yakiniku
  • 30-40 tomates cherry
  • 600 gramos de lentejas cocidas
  • 1 bola de mozzarella
  • c/n de aceite de oliva virgen extra
  • sésamo tostado
  • gomasio o sal.

Elaboración

Lava las hojas de kale y córtalas en chiffonade, pero no muy finas. Cuécelas al vapor unos minutos, sólo para que se ablanden un poco y pierdan algo de volumen, así se podrán saltear con más facilidad en una sartén grande, aunque quizá sea necesario hacerlo en dos veces.

Pela el puerro, el ajo y el jengibre, pica el puerro en medias lunas finas, y el ajo y el jengibre bien fino. Pon la sartén a calentar con un buen hilo de aceite de oliva virgen extra y saltea el puerro con el ajo y el jengibre unos segundos, a continuación añade la kale, una pizca de sal o gomasio y continúa salteando para que se mezclen los sabores.

La col kale perderá un poco más de volumen, cuanto más tiempo la tengas, más se reducirá, no conviene hacerla demasiado. Antes de retirar la sartén del fuego, y con éste a temperatura media, añade los tomates (si quieres puedes cortarlos por la mitad) y la salsa yakiniku. Dale un par de vueltas y retira del fuego.

Ensalada tibia de lentejas y kale

Las lentejas tienen que estar cocidas con antelación, y se pueden servir frías o calientes, aunque en esta época apetecen platos con temperaturas templadas o frías, así que en este caso combinamos la col caliente con las lentejas frías. Si están cocidas sin más, condiméntalas con un poco de salsa yakiniku y aceite de oliva virgen extra.

Para terminar la preparación, corta la mozzarella en daditos, aunque si prefieres un queso con menos grasa, puedes utilizar un queso tipo Burgos 0%, no es la misma textura, pero también está rico.

Acabado y presentación

Sirve en los platos las lentejas rodeadas con la col kale y los tomatitos. Reparte los dados de mozzarella, un poco de gomasio (o sal) y unas semillas de sésamo recién tostadas. Y a comer, ¡buen provecho!

Abreviaturas
c/s = Cuchara sopera
c/p = Cuchara de postre
c/c = Cuchara de café
c/n = Cantidad necesaria

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 3
Loading ... Loading ...