Pudin de chía y brevas con queso fresco y frutas

A veces nos cuesta elegir una sola fruta para tomar en el desayuno, pero siempre está la opción de combinar varias, como en esta receta que os proponemos para disfrutar de un desayuno fácil y rápido de hacer, y que además resulta nutritivo, se trata de un Pudin de chía y brevas con queso fresco y fruta que esperamos que probéis y repitáis con las frutas que más os gustan.

Pudin de chía y brevas con queso fresco y frutas

Con esta receta para un desayuno saludable os damos otra idea para utilizar las semillas de chía que tan de moda están por ser un alimento ‘nuevo’ en los países de donde no son originarias (recordemos que su planta es nativa del centro y sur de México, Guatemala y Nicaragua), porque es un alimento con interesantes propiedades nutricionales, y por la tendencia de buena parte de la sociedad de cuidar su alimentación. Si queréis conocer algo más de estas minúsculas semillas podéis leer este post, ahora vamos a ver cómo preparar este Pudin de chía y brevas con queso fresco y frutas.

Es un desayuno muy sencillo, sólo hay que tener presente que para que las semillas se activen hay que ponerlas en remojo unas horas antes, lo ideal es la noche anterior. Y aunque habitualmente se ponen en agua o en alguna bebida vegetal, también se pueden poner con zumos de fruta natural o la pulpa triturada (entre muchas otras opciones), como en este caso, en el que aprovechamos que ya tenemos brevas dulces y bastante aromáticas. A continuación os explicamos la preparación del pudin de chía con queso y frutas al detalle, veréis que es un desayuno que podéis preparar en cinco minutos y que os aportará de vitaminas, minerales, fibra, ácidos grasos Omega-3…

Ingredientes (2 personas)

  • 6-8 brevas o higos
  • 30 gramos de semillas de chía
  • 200 gramos de queso fresco batido 0% M.G.
  • 1 kiwi
  • 1 plátano
  • 10 frambuesas
  • c/n de nibs de cacao
  • c/n de edulcorante o endulzante al gusto.

Elaboración

La noche anterior prepara el pudin de chía y brevas, para ello, después de pelar las brevas, tritúralas con la batidora de mano eléctrica. Añade las semillas de chía y mezcla bien, tapa el recipiente y déjalo reposar en el frigorífico toda la noche.

Tras el reposo, verás que las semillas se han hinchado y gelificado y las brevas tendrán una textura similar a la mermelada. Pruébala por si quieres endulzarla, pero unas brevas (también se puede hacer con higos cuando estén de temporada) maduras ya son bastante dulces.

Pudin de chía y brevas con queso fresco y frutas

Pon en un cuenco el queso batido y endúlzalo al gusto, mezcla bien y reserva. Pela las frutas, el kiwi y el plátano, y córtalas en rodajas finas. Las frambuesas nosotros las tenemos congeladas como explicamos aquí, se descongelan en pocos minutos para hacer el desayuno.

Acabado y presentación

Sirve en vasos o en cuencos de cristal el pudin de chía y brevas, sobre él vierte el queso fresco batido, a continuación coloca la fruta, primero el kiwi, después el plátano y para terminar las frambuesas, que también se pueden sustituir por cerezas si es la fruta que tienes o sencillamente te gusta más. Para terminar, reparte unos nibs de cacao y a desayunar. ¡Buen provecho!

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...