¿Qué futuro tiene el glifosato en la Unión Europea?

A falta de tres días para que finalice el permiso de uso del glifosato en Europa, se sigue a la desesperada buscando fórmulas para que el herbicida vuelva a ser utilizado en suelo comunitario, la CE está empeñada en ello y se barajan soluciones como las acciones legales de los productores contra la UE. Se puede decir que es difícil saber qué futuro tiene el glifosato en la Unión Europea, en tres días pueden ocurrir muchas cosas.

Glifosato

A principios de este mes podíamos saber que todos los intentos para renovar el permiso de uso del glifosato en suelo comunitario habían fracasado. La última propuesta fue realizada por el Comisario Europeo de Salud y Seguridad Alimentaria, Vytenis Andriukaitis, en ella se solicitaba un permiso temporal para el uso del glifosato, hasta que la ECHA (Agencia Europea de Sustancias Químicas) concluyera la investigación que está realizando sobre la seguridad que ofrece el herbicida.

El Comité de expertos de la UE desestimó la propuesta al no haber recibido el respaldo necesario en la votación realizada, decisión que alegró a los grupos ecologistas que veían el fin del uso del glifosato en la Unión Europea más cerca que nunca. Recordemos que cualquier propuesta debía aprobarse antes del 30 de junio, fecha en la que expira el actual permiso para el uso del herbicida.

La Comisión Europea ha lamentado que no se haya podido tomar ninguna decisión y que todos los esfuerzos realizados para ampliar el permiso hayan fracasado, ahora se plantea la pregunta: ¿qué futuro tiene el glifosato en la Unión Europea? El Comisario de la UE, Vytenis Andriukaitis, informará mañana de forma oficial sobre los resultados que se han obtenido en el Comité de Apelación, y se discutirá qué pasos se deberán seguir. En teoría, si no hay aprobación, el 1 de julio se deberán retirar de las estanterías de los países comunitarios todos los productos que contengan el ingrediente activo glifosato.

Esto provocará, según explica la CE, que los productores del herbicida pongan en marcha acciones legales contra la decisión. Recordemos que esta posibilidad ya era barajada por la CE como último recurso para intentar que el herbicida se volviera a utilizar en suelo comunitario. Para muchas personas esto es un sinsentido, cómo es posible que la CE baraje esta situación como una alternativa para lograr la aprobación si el permiso caduca y no se renueva, cómo se puede pretender esperar que esas acciones legales tengan una resolución favorable. Da la impresión de que la CE tiene una carta oculta en la manga, es posible que exista un mecanismo legal que permita la vuelta del glifosato a la Unión Europea, ya que de lo contrario no se confiaría en esta medida y no se hablaría con tanta seguridad como se hace.

El sector agrícola representado por Copa-Cocega, las dos principales organizaciones agrícolas de la UE que se fusionaron hace algunos años, lamentan que no se haya logrado la aprobación, considerando que la evaluación para el uso del herbicida debería depender exclusivamente de la EFSA (Agencia de Seguridad Alimentaria de la Unión Europea), recordemos que en su momento esta agencia realizó un análisis de la sustancia considerando que es poco probable que el glifosato pueda provocar cáncer y que suponga un riesgo para la salud de los seres humanos. Es lógico que el sindicato realice esta consideración, ya que el dictamen de la EFSA es favorable a sus intereses.

Copa-Cocega insiste en pedir que se apruebe la ampliación del permiso para el uso del glifosato, considera que las instituciones de la Unión Europea y los Estados miembros, tienen la responsabilidad de fomentar la confianza entre los consumidores sobre los estándares de seguridad de los alimentos que se producen, apoyando las funciones que ejerce la EFSA, por ello instan a la Comisión Europea a que se apruebe el glifosato. Es decir, se está pidiendo un decretazo y que se tome la decisión, sin importar que no exista consenso y que varios países no quieran, de que se siga utilizando el herbicida. Si la CE tomara en cuenta las palabras del sindicato agrario, no estaríamos hablando de un proceso democrático ni del respeto por las leyes comunitarias.

Por su parte, y según leemos aquí, Greenpeace ha solicitado a la CE que prepare la estrategia para la salida del glifosato de la UE, ya que queda claro que no se puede autorizar la sustancia. Greenpeace advierte que la Comisión trabaja con la posibilidad de conceder un periodo de gracia al uso del herbicida, algo que no sería beneficioso para la salud humana ni para el medio ambiente. En definitiva, todavía quedan unos tres días de incertidumbre y lamentablemente no se puede conocer cuál va a ser el futuro del glifosato en suelo comunitario. Conociendo cómo suele actuar la CE, no sería extraño que al final se aplicase ese periodo de gracia amparándose en algún punto concreto de la legislación comunitaria, muy pronto lo sabremos.

Foto | Global Justice Now

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, media: 3,50 de 5)
3.5 5 2
Loading ... Loading ...