Comer masa de galletas cruda puede provocar una toxiinfección alimentaria

La FDA ha emitido un comunicado alertando a la población estadounidense de que comer masa de galletas cruda puede provocar una toxiinfección alimentaria, al parecer, una de las compañías más importantes del país lanzó alguna partida de harina contaminada con Escherichia coli O121 en noviembre de 2015, y actualmente se siguen produciendo casos de personas que han enfermado por ingerir la harina cruda en alguna preparación culinaria.

Masa de galletas

Nunca hemos entendido el interés o el gusto por comer la masa de las galletas cruda, es decir, la mezcla de los ingredientes crudos con los que se van a hacer unas galletas caseras, harina, mantequilla, huevos, azúcar, chocolate… Aún nos ha sorprendido más cuando en ocasiones, visitando blogs de Estados Unidos o de otros países de habla inglesa, animaban a preparar masa de galletas para comerlas sin hornear porque eran una ‘delicia’. Quizá tengan buen sabor, y se podría probar para tener una idea de cómo saldrán las galletas, pero siempre hemos pensado que no tiene sentido ni puede ser bueno para la salud.

Y no precisamente por comer huevo crudo, que también, sino por la harina cruda. En cualquier caso, ambos ingredientes son susceptibles de contaminarse y si se consumen sin cocinar, pueden provocar una toxiinfección. Es lo que recientemente ha ocurrido en Estados Unidos recientemente, y por lo que la FDA (Administración de Drogas y Alimentos de EE.UU.), publicó recientemente un documento dirigido a todos los consumidores, advirtiéndoles de los peligros para la salud de comer masa cruda de galletas o de cualquier elaboración similar de repostería.

Según leemos aquí, desde diciembre del año pasado se han reportado casos de 38 personas de 20 Estados que han sido infectados por una cepa de una bacteria productora de la toxina Shiga (Escherichia coli O121) que se encuentra en la harina, diez de estas personas infectadas acabaron ingresadas en el hospital. Aunque en algunos casos la recuperación de las personas que han enfermado se da en una semana aproximadamente, en otros casos la infección puede derivar en un problema serio como es la insuficiencia renal o síndrome urémico hemolítico, siendo los grupos de mayor riesgo los niños y las personas mayores, además de las personas que por alguna razón tengan el sistema inmunitario debilitado.

Si estáis pensando que de diciembre a ahora ha pasado mucho tiempo, hay que señalar que las investigaciones realizadas por la FDA y los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades buscaron el origen del brote y que se produjo en noviembre de 2015 en las instalaciones de la reconocida compañía estadounidense de productos alimenticios General Mills, comercializadora de marcas tan conocidas como Betty Crocker, Yoplait, Colombo, Totino’s, Pillsbury, Green Giant, Old El Paso, Häagen-Dazs, Cheerios, Trix o Cocoa Puffs, entre otras.

Se habla de un brote multiestatal en el que la compañía General Mills no ha dudado en colaborar desde el principio, pero debido a que se han vuelto a producir casos de toxiinfecciones originadas por el consumo de masa cruda, ha sido necesario ampliar la retirada de las harinas que comercializa, por ejemplo las marcas Gold Medal, Wondra y Signature Kitchens. Quienes tuvieran alguna de las harinas infectadas, si la consumieron una vez cocinada no ocurre nada, porque la E. coli O121 se elimina con el calor del horneado, la fritura o el método de cocción utilizado. Generall Mills ha emitido también un comunicado que podéis leer aquí.

Sobre el comunicado de la FDA, alerta a toda la población de la necesidad de dejar de consumir la masa cruda tanto de galletas como de otras elaboraciones culinarias como el pan, la pizza, las tortitas, etc., y sobre todo, hacérselo saber a los niños, pues la harina, independientemente de la marca y del tipo (harinas blanqueadas, integrales, con levadura…) puede contener bacterias que provoquen la enfermedad. Además recomienda mirar en la despensa por si alguien aún tiene algún paquete de harina de las que General Mills ha retirado del mercado por los riesgos de contaminación.

También proporciona algunos consejos básicos sobre la manipulación segura de alimentos y utensilios de cocina, como lo mencionado anteriormente, no comer ninguna masa de harina cruda, y además, seguir las instrucciones de los envases de los productos que llevan harina, lavarse las manos, superficie de trabajo y utensilios después de estar en contacto con harina y masa cruda, mantener los alimentos crudos separados de otros alimentos… Si queréis ampliar información podéis acceder la web de la FDA a través de este enlace.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 3
Loading ... Loading ...