Salsa de salmorejo y frutos secos

Si os gusta el salmorejo y os pierde la salsa romesco, aquí tenéis una receta que os va a encantar, pues prácticamente está inspirada en estas dos elaboraciones culinarias. Se trata de una salsa de salmorejo con almendras y avellanas, es muy fácil y rápida de hacer, y está riquísima con pan, con verduras, con pasta, con pescado, con carne…

Salsa de salmorejo y frutos secos

No es la primera vez que os proponemos utilizar el salmorejo como salsa en lugar de como primer plato, y si no lo habéis probado todavía, sólo os podemos decir que no sabéis lo que os estáis perdiendo. De todos modos, siempre es un buen momento para hacerlo por primera vez, sobre todo en verano, cuando los tomates están en su mejor momento, así que tomad nota de la receta de salsa de salmorejo que os explicamos a continuación, aunque debemos decir que este no es un salmorejo al uso, pues le añadimos avellanas y almendras.

Con ello se obtiene un resultado similar al de otra salsa que nos encanta, la salsa romesco, la diferencia principal es que esta salsa de salmorejo y frutos secos es cruda (para la salsa romesco se asan los tomates y los ajos) y no lleva ñora, aunque se podría añadir. Con esta sabrosa y nutritiva salsa podemos enriquecer desde unas verduras a la parrilla a un pescado, algo de carne blanca, una ensalada… probadla untada sobre una rebanada de pan tostado, sólo por esto ya merece la pena hacer la salsa, además es muy sencilla y rápida de elaborar.

Ingredientes

300 gramos de tomates, 30 gramos de almendras tostadas, 40 gramos de avellanas tostadas, 1 diente de ajo (la cantidad al gusto), 1 rebanada de pan, 40 gramos de aceite de oliva virgen extra, c/n de sal, c/n de vinagre (opcional).

Elaboración

Pela los tomates y trocéalos, ponlos en el vaso de la batidora. Si trituras con Thermomix o un robot similar puede no hacer falta pelar los tomates porque la piel desaparece. En este caso, si quieres que la salsa quede muy fina añade el resto de ingredientes, pero si quieres que quede más gruesa, primero tritura los tomates y después añade los frutos secos y demás para que no queden totalmente triturados.

Pela las almendras tostadas y las avellanas e incorpóralas al recipiente con los tomates, añade también el diente de ajo pelado y la rebanada de pan, la cantidad variará según lo densa que se desee la salsa, se puede triturar primero y después añadir el pan según necesidades.

Incorpora también al vaso de la batidora en aceite de oliva virgen extra, la sal y el vinagre, entonces tritura hasta obtener una salsa con la densidad y textura deseada. A nosotros, como con el romesco, nos gusta encontrar trocitos de frutos secos crujientes.

Una vez preparada la salsa puedes servirla o pasarla a un recipiente que puedas tapar y refrigerarla, según el plato que vaya a acompañar puede ser ideal servirla bien fresca.

Acabado y presentación

Esta salsa de salmorejo, avellanas y almendras puedes servirla en los platos directamente o en una salsera para que cada comensal se sirva al gusto. ¡Buen provecho!

Abreviaturas
c/s = Cuchara sopera
c/p = Cuchara de postre
c/c = Cuchara de café
c/n = Cantidad necesaria

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (4 votos, media: 4,00 de 5)
4 5 4
Loading ... Loading ...