Hummus con calabaza bonetera y avellanas

El hummus puede ser un entrante más completo si le añadimos un poco de verdura, como en esta receta de hummus con calabaza bonetera, a la que también le aportamos un sabor particular por la incorporación de mantequilla avellana, una crema de este fruto seco que sustituye al tradicional tahini o pasta de sésamo. Toma nota de la receta a continuación, es ideal para servir en una comida de diario e incluso en una comida o cena informal con amigos.

Hummus con calabaza bonetera y avellanas

Muchas semanas, uno de los días en los que toca comer legumbres lo que preparamos es un hummus, sobre todo en verano, pues es así o en ensalada como más apetece comer los garbanzos cuando hace calor. Hay días que hacemos el clásico hummus, y otros hacemos alguna variante de las que ya conocéis porque hemos compartido la receta con vosotros en el blog, pero la que hoy os traemos es una nueva versión que hemos hecho aprovechando que teníamos cocida la calabaza bonetera de la que os hablamos hace unos días.

Así que antes de ponernos a comer, hemos hecho las fotos para mostraros la elaboración, o más bien la presentación, y a continuación os explicamos la receta paso a paso de este Hummus con calabaza bonetera y avellanas. Para este hummus, en lugar de utilizar tahini como es tradicional, hemos puesto mantequilla de avellanas, que está para comérsela a cucharadas… si no la tenéis, podéis hacerla fácilmente siguiendo esta receta (preferiblemente sin endulzar, así es más versátil).

Ingredientes (4 comensales)

350 gramos de garbanzos cocidos, 125 gramos de calabaza bonetera cocida, c/n de caldo de cocción de los garbanzos o de la calabaza, 30-40 gramos de mantequilla de avellanas, 1 diente de ajo, 1 c/c de comino molido, 1 c/c de pimentón ahumado (picante o dulce al gusto), c/n de sal, c/n de pimienta negra recién molida, 3 ramitas de cilantro fresco, 30 gramos de aceite de oliva virgen extra (y un poco más para servir).

Elaboración

Como siempre, puedes utilizar una buena conserva de garbanzos para hacer este hummus, o puedes cocerlos con antelación utilizando la variedad de garbanzo que más te guste. La calabaza bonetera la puedes cocer al vapor o con dos dedos de agua en una olla, hasta que esté bien tierna. Como es una calabaza fresca y joven, no tarda mucho en estar cocida.

Una vez que dispongas de las dos elaboraciones anteriores reposadas, es decir, frías, pon las cantidades indicadas en el vaso de la batidora. Añade un poco de caldo de cocción y a continuación la mantequilla de avellanas, el ajo previamente pelado, el comino, el pimen´ton, la sal, la pimienta negra y el cilantro, pícalo a cuchillo para que no se enrede en las cuchillas, pues puedes incluir hasta los tallos.

Hummus con calabaza bonetera y avellanas

Tritura hasta que todos los ingredientes estén bien integrados y valora si es necesario añadir un poco más de caldo, todo depende de la densidad que desees. Así que rectifica de caldo si hace falta y añade el aceite de oliva virgen extra y tritura de nuevo hasta emulsionar. Puedes dejar el hummus tan fino como desees, eso va a gustos. Vuelve a probar por si es necesario rectificar de sal o especias.

Acabado y presentación

Sirve el hummus de garbanzos y calabaza en un cuenco o fuente para compartir, espolvorea un poco más de pimentón ahumado, reparte unas avellanas troceadas y adereza con un hilo de aceite de oliva virgen extra y acompaña con algún tipo de pan plano recién horneado o tostado. ¡Buen provecho!

Abreviaturas
c/s = Cuchara sopera
c/p = Cuchara de postre
c/c = Cuchara de café
c/n = Cantidad necesaria

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 2
Loading ... Loading ...