Food Huggers, tapas para conservar hortalizas y frutas cortadas

Para conservar más tiempo y en buenas condiciones las piezas de fruta u hortalizas que quedan cortadas después de hacer una receta, podemos recurrir a las tapas de silicona Food Huggers. Hay distintos tamaños para adaptarse a tomates, pimientos, pepinos, calabacines, cebollas, manzanas, aguacates, sandías, piñas y más. Aquí podéis conocer sus características y acceder a la tienda del fabricante.

Tapas de silicona

Seguramente algunos de vosotros ya conocéis los accesorios de cocina que podéis ver en la foto sobre estas líneas, pero también seréis muchos los que no los conocéis, así que este escrito es para todos y esperamos que resuelva nuestras dudas y las que a vosotros os puedan surgir. El caso es que muchas veces utilizamos la mitad de un limón, un trozo de pepino o de cebolla, medio aguacate… para a hacer una receta, y el trozo restante lo debemos guardar.

Hay que hacerlo bien, intentando que la parte cortada no esté en contacto con el aire para que no se seque ni se oxide, para ello, uno de los principales recursos es envolverlos con film de cocina transparente, y otra opción es meterlos en un tupper hermético, aunque de este modo ocupa más espacio en el frigorífico. Así que para evitar el gasto de tanto film transparente o del espacio que tenemos en el frigorífico o nevera, se puede recurrir a accesorios de cocina como los diseñados por la firma Food Huggers.

Hay otros modelos de tapas o fundas extensibles para proteger las frutas y las verduras empezadas, como las Poppit, pero nos gustan menos. Las tapas de Food Huggers hace tiempo que las llevamos viendo, primero fue en Kickstarter, la plataforma de micromecenazgo en la que consiguieron más presupuesto del esperado, pues sus creadoras, Michelle y Adrienne, estaban dando una solución para reducir el desperdicio de alimentos en los hogares.

Tapas para frutas y hortalizas

Estas tapas para conservar hortalizas y frutas cortadas están fabricadas en silicona libre de fltalatos y bisfenol A, siendo una silicona de calidad que se puede introducir en el lavavajillas, en el congelador y en el microondas, en caso necesario. Si diseño consigue crear un cierre hermético envolviendo a las frutas y hortalizas que quedan después de utilizar la cantidad necesaria para una receta, con lo que se mantengan con buen aspecto más tiempo, sin oscurecerse ni deteriorarse.

Al menos eso es lo que garantizan las creadoras de Food Huggers, pero dado que este producto hace tiempo que se encuentran en el mercado, algunos de vosotros lo tendréis en vuestra cocina y lo habréis utilizado, así que nada mejor para conocer su funcionalidad que a través de vuestra experiencia, comentadnos qué tal os funcionan estas tapas de silicona.

Para quien quiera conocer más detalles de este accesorio para la conservación de alimentos, además de poder preguntar si lo tienen en su tienda física habitual de menaje de cocina, puede acceder a la web oficial a través de este enlace, donde además de conocer toda la colección existente, podrá leer sobre la creación de Food Huggers, ver fotos y vídeos, acceder a la tienda, conocer los precios, etc.

Conservar frutas y verduras cortadas

Como podéis ver, estas tapas de silicona pueden cubrir mitades o porciones de tomate, pimiento, cebolla, limón, pepino, berenjena, calabacín… y también hay tapas para frutas grandes como el melón, la sandía o la piña, para tarros de cristal, para cuencos y además, protectores para aguacates, no podían faltar.

Se venden packs con distintas unidades y formatos de tapas de silicona Food Huggers, y el precio varía según las características del pack, pero se encuentran entre los 10 y los 14 euros aproximadamente. Esperamos que alguien nos pueda decir si son tan prácticos y protegen tan bien los alimentos cortados como parece.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 2
Loading ... Loading ...