Gastronomía & Cía Opciones

Las cadenas de comida rápida suspenden en políticas de eliminación de antibióticos en la carne

Se ha presentado un informe en el que se analiza y clasifica a 25 de las cadenas de comida rápida más importantes de Estados Unidos, en relación a la política que adoptan sobre el uso de antibióticos en los animales de cuya carne se abastecen. Según el informe, la mayoría de estas cadenas suspenden en políticas de eliminación de antibióticos en la carne.

Uso de antibióticos de forma preventiva en los animales

Se acaba de dar a conocer un informe sobre las políticas de las cadenas de comida rápida para eliminar gradualmente el uso de antibióticos en la carne, se trata de un estudio elaborado por un grupo de organizaciones medioambientales, de salud y consumo, Friends of the Earth, Consumer Union, NRDC (National Resources Defense Council), FACT y Center for Food Safety. Según los resultados obtenidos, la mayoría de las cadenas de comida rápida, suspenden en políticas de eliminación de antibióticos en la carne.

En este informe se clasifica a las 25 mayores cadenas de comida rápida y restauración de Estados Unidos según el trabajo realizado para eliminar de forma gradual el uso de antibióticos en los productos cárnicos con los que se abastecen, carne de vacuno, pollo, pavo y cerdo. Los resultados se han obtenido a partir de la información recabada a través de las páginas web corporativas de estas compañías, así como de los informes anuales que emiten.

De las 25 cadenas, sólo nueve han obtenido una calificación de aprobado, comparado con el informe del año pasado (que fue el primero), se ha incrementado en el doble el número de empresas que han obtenido esta calificación. Las cadenas restantes siguen sin mostrar un firme compromiso para ofrecer a los consumidores carne que esté libre de antibióticos, cierto es que algunas cadenas han notificado a sus proveedores que inversores y clientes están preocupados por el tema y les trasladan el deseo de que pongan en práctica políticas para la eliminación del uso de estos fármacos en los animales, pero hay que ir más allá y aceptar sólo carne de animales que no hayan sido tratados de forma preventiva.

Como ya hemos comentado en otras ocasiones, el uso de antibióticos como medida preventiva para evitar que los animales enfermen está muy extendido en Estados Unidos, esto supone un grave problema, ya que los microorganismos patógenos generan resistencia a estos fármacos. Al respecto, merece retomar la lectura de este informe de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), en el que se proporcionan datos sobre las consecuencias del uso de antibióticos en animales sanos.

Mientras que cadenas como McDonald’s anunciaron que se abastecerían de pollos que se criaran sin el uso de antibióticos, cadenas como Kentucky Fried Chicken, especializada en pollo frito, siguen ignorando el problema y no han hablado de un plan para la adopción de medidas para evitar el problema. En el informe titulado How Top Restaurants Rate on Reducing Use of Antibiotics in Their Meat Supply, se destaca que el uso de antibióticos como medida preventiva es un grave problema de salud pública, en la actualidad las bacterias resistentes a estos fármacos acaban con la vida de unas 700.000 personas al año en todo el mundo, número que podría elevarse hasta alcanzar los 10 millones anuales en el año 2050 si no se pone ya freno al uso de estos medicamentos en animales sanos.

Ranking de empresas que luchan por reducir el uso de antibióticos

Merece la pena recordar este estudio desarrollado en Estados Unidos por el Translational Genomics Research Institute, en el que se advertía sobre el elevado volumen de carne contaminada con bacterias que han desarrollado una resistencia a los antibióticos. Durante los últimos años se ha hablado mucho de este tema, son muchos los investigadores que advierten que la resistencia de los patógenos es una amenaza para la salud mundial, precisamente hoy se celebra una reunión de la Asamblea General de las Naciones Unidas para tratar el tema de la resistencia a los antibióticos.

Volviendo al informe, las cadenas de comida rápida son presionadas por diferentes organizaciones medioambientales y de consumidores para que cambien sus políticas y no acepten carne que haya sido obtenida de animales tratados con fármacos como método preventivo. Fruto de esta presión, algunas cadenas han endurecido sus políticas en este sentido, declaran que la salud y el bienestar de sus consumidores y la cadena de suministros se ha convertido en una prioridad máxima, por ello trabajan para promover el uso responsable de los antibióticos en toda la cadena.

En la ilustración se puede ver que en los primeros puestos, con la clasificación “A”, aparecen Panera Bread, una cadena de cafeterías-panaderías en cuya oferta se incluyen sopas, ensaladas, pastas, sándwiches y productos de panadería, y Chipotle Mexican Grill, cadena de restaurantes especializada en cocina tex-mex. Estas dos cadenas son las únicas que han adoptado políticas que tratan el tema de los antibióticos y que se aplican a todos los tipos de carne que sirven en los establecimientos.

Con una nota de aprobado, con la clasificación “B”, aparece Chick-fil-A, cadena especializada en las elaboraciones con carne de pollo, y la cadena de restaurantes de comida rápida Subway, especializada en la elaboración de sándwiches, bocadillos, ensaladas y pizza. Estas dos muestran un nivel de compromiso algo inferior, son menos transparentes en sus políticas y no se comprometen a servir todos los tipos de carne como lo hacen las que han recibido la clasificación «A». Cadenas como McDonald’s han mejorado su nota con respecto al informe del año pasado, gracias al anuncio de servir pollo que ha sido criado sin el uso de antibióticos, pero como vemos, le queda bastante para obtener una clasificación “A”.

Según leemos aquí, se apunta que especialmente se ha experimentado un notable avance en el compromiso de acabar con el uso de estos fármacos en los pollos, se calcula que el 40% de la industria avícola estadounidense ha eliminado o se ha comprometido a eliminar esta práctica preventiva. En cambio, la industria de la carne de vacuno y de la carne de cerdo apenas han realizado progresos. En el informe se destaca la posición de Dunkin ‘Donuts, compañía que ha pasado del grupo de los aprobados al grupo de los suspendidos por haber realizado cambios en su política sobre el uso de antibióticos en sus proveedores cárnicos. Otras cadenas como Kentucky Fried Chicken y Olive Garden, no han tomado medidas para reducir el uso de estos fármacos en sus cadenas de abastecimiento.

Como podéis ver en la tabla, son muchas las cadenas que han recibido un suspenso, pero esto posiblemente cambiará en los próximos informes a medida que los consumidores sean más conscientes del tema y eviten comer en estas cadenas, lo que les obligará a seguir la línea del resto de compañías que han recibido el aprobado. El informe que podéis consultar en este enlace (Pdf) es extenso, proporciona información sobre la resistencia a los antibióticos y su uso en la ganadería, las actuaciones que lleva a cabo el Gobierno del país, las tendencias actuales de mercado, recomendaciones, etc.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (4 votos, media: 4,00 de 5)
Loading ... Loading ...

Dejar un Comentario

  Acepto la Política de Privacidad

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS:

Responsable: Gastronomía & Cía
Finalidad: Gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios
Legitimación: Consentimiento del interesado
Destinatarios: No se comunicarán los datos a terceros, salvo por una obligación legal.
Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
Información adicional: Puede consultar la información detallada sobre la protección de datos aquí.