Gastronomía & Cía Opciones
 

La industria de los edulcorantes artificiales se defiende de la acusación de sesgo

Recientemente se publicó una investigación cuyas conclusiones ponían de relevancia que algunos estudios relacionados con los edulcorantes artificiales arrojaban resultados sesgados debido a la financiación de la propia industria. Hoy conocemos la respuesta de esta industria, que se defiende de la acusación y además ataca considerando que la investigación que le acusa también está sesgada.

Edulcorantes beneficios

Hace algo más de una semana, gracias a una investigación realizada por expertos de la Universidad de California, podíamos saber que la industria del azúcar estadounidense había subvencionado un estudio realizado en la década de los 60, cuyos resultados minimizaban la relación entre el consumo de azúcar y las enfermedades cardíacas. Además, en este trabajo se apuntaba que el mayor riesgo para sufrir este tipo de enfermedades procedía del consumo de grasas saturadas. A raíz de este descubrimiento se ha barajado la posibilidad de que los resultados de otras investigaciones realizadas durante las últimas décadas, en las que se ha analizado el papel del azúcar en la nutrición y su relación con las distintas enfermedades cardíacas, podrían haber sido influenciados por la industria del azúcar.

Curiosamente, al cabo de unos días apareció otra investigación realizada por expertos de la Universidad de Sidney, cuyas conclusiones determinaban que existían sesgos sobre los beneficios de los edulcorantes artificiales. Las investigaciones que habían sido subvencionadas por empresas que se dedican a la fabricación de los edulcorantes tenían más posibilidades de ser favorables a este tipo de productos, destacando los beneficios que ofrecían a la salud. Recordemos que otras investigaciones de carácter independiente han advertido sobre los efectos de los edulcorantes artificiales en la salud, un ejemplo es esta investigación israelí que concluía que estas sustancias podían inducir a la intolerancia a la glucosa.

Como cabía esperar, la industria de los edulcorantes artificiales ha reaccionado y se defiende de las acusaciones de sesgo del estudio australiano. La Asociación Internacional de Edulcorantes (ISA), organización sin ánimo de lucro que representa a los fabricantes y usuarios de edulcorantes bajos en calorías, rechaza enérgicamente las conclusiones que considera engañosas y parciales, ya que los investigadores australianos no reconocen una serie de sesgos y limitaciones importantes en su revisión sistemática, que plantean serias preocupaciones sobre la calidad del estudio y la precisión de sus resultados.

La ISA considera que la metodología que han utilizado los investigadores australianos no ha seguido los criterios de inclusión establecidos para la revisión sistemática que han realizado, como por ejemplo, el hecho de que se haya analizado sólo un pequeño número de investigaciones. Consideran que se trata de una muestra de estudios muy heterogénea, y que se han atribuido financiaciones de estudios a esta industria cuando en realidad no han recibido ningún tipo de apoyo por el ISA. Por otro lado, no se puede llegar a la conclusión de que las investigaciones sobre los beneficios de los edulcorantes artificiales están sesgadas basándose sólo en cuatro estudios que sí recibieron el apoyo de esta industria.

Industria de los edulcorantes artificiales

Los autores del estudio australiano se defienden asegurando que la revisión es de gran calidad y han seguido las directrices PRISMA, cuyo objetivo es el de ayudar a los responsables de las investigaciones a mejorar la presentación de los informes de las revisiones sistemáticas y los meta-análisis. Además, el estudio fue supervisado según las normas de Colaboración Cochrane, organización sin ánimo de lucro a la que pertenecen más de 11.500 investigadores de ciencias de la salud de más de 90 países del mundo, estos aplican un riguroso y sistemático proceso de revisión en diferentes temas, incluido este tipo de investigaciones.

Según leemos aquí, algunos expertos como Jack Winkler, profesor emérito de política de nutrición en la Universidad Metropolitana de Londres, consideran que es totalmente creíble que las investigaciones financiadas por la industria alimentaria ofrezcan resultados sesgados. La razón es que varias empresas se juegan mucho según los resultados que se obtengan, se puede tirar por tierra la reputación y sufrir cuantiosas pérdidas económicas. De ahí que se quiera contar con evidencias que apoyen sus productos, intentar ocultar esos resultados que no les favorecen o escribir interpretaciones sesgadas de los resultados.

El experto comenta que los problemas van más allá de los científicos que supuestamente están en nómina de las empresas alimentarias, otras muchas investigaciones que no cuentan con la financiación de la industria también ofrecen resultados tendenciosos y pueden estar sujetos a creencias personales, es decir, desarrollan estudios cuyos resultados son favorables a sus opiniones, denigrando los resultados de otras investigaciones con resultados contrarios. Los hay oportunistas, cuyos estudios producen resultados controvertidos con el propósito de llamar la atención, captar financiación privada, etc. Según las palabras de este experto, poco podemos fiarnos de los resultados de las investigaciones científicas, con este tipo de conclusiones lo que se consigue es que se respete menos la opinión científica relacionada con el mundo de la alimentación.

A través de la página de la Asociación Internacional de Edulcorantes (ISA), podemos saber que esta organización manifiesta creer firmemente en el apoyo de la industria alimentaria a la investigación, ya que ello puede contribuir al avance de las evidencias científicas en las ciencias de la nutrición. La actividad de la ISA es totalmente compatible con una relación transparente entre los científicos y los fondos de la industria, por otro lado, fomenta activamente la divulgación completa de todos los conflictos de intereses. Lo cierto es que los sobornos a investigadores son una práctica habitual en la industria alimentaria y han salido a la luz muchos casos, en este sentido, merece la pena retomar la lectura de este post.

Foto 1 | Open Grid Scheduler
Foto 2 | Steve Snodgrass

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
Loading ... Loading ...

Dejar un Comentario

  Acepto la Política de Privacidad

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS:

Responsable: Gastronomía & Cía
Finalidad: Gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios
Legitimación: Consentimiento del interesado
Destinatarios: No se comunicarán los datos a terceros, salvo por una obligación legal.
Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
Información adicional: Puede consultar la información detallada sobre la protección de datos aquí.