Tortilla de albahaca con tomate y mozzarella

Si eres de los que piensa que un buen desayuno es lo mejor para empezar bien el día, aquí tienes una propuesta para que es fácil de preparar y de comer, tanto en casa como en el trabajo o en la escuela. Y si no das mucha importancia al desayuno, este puede ser el momento de darle la vuelta, así que en cualquier caso, toma nota de esta receta de Tortilla de albahaca con tomate y mozzarella, y disfruta con la primera comida del día.

Tortilla de albahaca con tomate y mozzarella

Cualquier mañana es buena para disfrutar de un buen desayuno, bueno para el cuerpo y para el paladar, aunque seguramente la mayoría preferirá prepararse esta Tortilla de albahaca con tomate y mozzarella el fin de semana, más que nada porque los días laborables hay menos tiempo para dedicarlo a esta primera comida del día. Esto no quiere decir que durante la semana se reste importancia al desayuno, en Gastronomía y Cía os estamos dando muchas ideas para tomar desayunos saludables, tanto si hay tiempo para prepararlos como si no, pues algunos se pueden dejar hechos el día anterior.

También hay que decir que esta tortilla rellena de mozzarella y tomate con albahaca se puede llevar en el táper para desayunar bien en el trabajo o en la escuela, pues aunque la tortilla esté fría, está riquísima. Sólo será cuestión de poner en la fiambrera por separado los ingredientes que se puedan ablandar o que desprendan mucho agua, como los canónigos o el tomate. La elaboración es de lo más sencilla, seguramente no os hace falta explicación, de todas formas a continuación os dejamos la receta paso a paso. Recordad que las cantidades las podéis variar al gusto según vuestras necesidades nutricionales.

Ingredientes (Por persona)

  • 90 gramos de claras (3 uds.)
  • c/n de hojas de albahaca fresca
  • ½ tomate corazón de buey mediano
  • ½ bola de mozzarella fresca baja en grasa
  • c/n un puñado de canónigos
  • de pimienta negra recién molida
  • c/n de sal
  • c/n de aceite de oliva virgen extra.

Elaboración

Casca el huevo y ponlo en un plato hondo, añade las claras y una pizca de sal y bate para hacer la tortilla. Antes de incorporarla a la sartén, trocea las hojas de albahaca con las manos y añádelas al huevo, bate de nuevo para que se repartan.

Pon una sartén antiadherente, de unos 20 centímetros de diámetro, con unas gotas de aceite de oliva virgen extra a calentar, y haz la tortilla como normalmente, dándole forma redonda y procurando que la albahaca quede bien repartida. Una vez hecha, retírala del fuego y pásala a un plato.

Tortilla de albahaca con tomate y mozzarella

Lava bien el tomate corazón de buey (puedes utilizar también otra variedad) y corta rodajas no muy gruesas. Escurre la mozzarella fresca y córtala también en rodajas. Dispón una capa de tomate y otra de queso en la mitad anterior de la tortilla y a continuación dóblala para que quede una media luna.

Sirve un puñado de canónigos y condimenta con pimienta negra recién molida, una pizca de sal y un poco de aceite de oliva virgen extra. Puedes acompañar con un poco de pan de centeno, de avena, integral, de semillas… ¡Buen provecho!

Abreviaturas
c/s = Cuchara sopera
c/p = Cuchara de postre
c/c = Cuchara de café
c/n = Cantidad necesaria

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 2
Loading ... Loading ...