Carne de cerdo contaminada con bacterias resistentes a los antibióticos en el Reino Unido

Una investigación realizada en el Reino Unido muestra que se está comercializando carne de cerdo contaminada con bacterias resistentes a los antibióticos, concretamente se trata de una cepa de Staphylococcus aureus resistente a la meticilina. Los expertos advierten que es un serio problema que puede derivar en una pandemia por una infección que sería complicada de tratar. Se cree que el origen está en la importación de carne de cerdo y animales vivos procedentes de Dinamarca.

Bacterias resistentes a los antibióticos

Parece que los fraudes y escándalos alimentarios en el Reino Unido se han convertido en algo habitual, el escándalo de la carne de caballo, el fraude en las especias y hierbas secas, el fraude del arroz para risotto, la elevada contaminación por bacterias Campylobacter en la carne de pollo… No es extraño que los consumidores de ese país desconfíen cada vez más de los productos alimentarios que pueden adquirir en los supermercados. Pues bien, ahora se habla de un posible escándalo alimentario debido a que según una investigación, se está comercializando carne de cerdo contaminada con bacterias resistentes a los antibióticos.

El problema parece serio, se habla de un caso similar al de los pollos contaminados, recordemos que se encontró que el 73% de los pollos en fresco que se comercializaban en el país, estaban contaminados por bacterias Campylobacter, de ello hablábamos aquí. Según los análisis realizados por investigadores del Churchill College, la Universidad de Cambridge y Alliance to Save Our Antibiotics, organización que lucha para evitar el uso de antibióticos como medida preventiva en la cría de animales, se ha encontrado la cepa de Staphylococcus aureus resistente a la meticilina (SARM) CC398, en productos derivados del cerdo que comercializan dos grandes cadenas de supermercados del país, Asda y Sainsbury.

Las pruebas realizadas con 97 productos que contienen carne de cerdo picada han revelado la presencia de esta cepa bacteriana en tres productos, se trata de una súper bacteria que puede causar graves problemas de salud, como infecciones persistentes y severas, especialmente a las personas que tienen problemas en el sistema inmunológico. Parece ser que el origen de esta contaminación puede estar en los cerdos que se importan de países como Dinamarca, donde este problema es frecuente. Al parecer, existe una laguna en las regulaciones de las importaciones y se ha dejado una puerta abierta para que estos cerdos infectados lleguen sin problemas al Reino Unido.

Los periodistas que han realizado el reportaje de investigación explican que se sabe que esta bacteria ha causado al menos seis muertes en Dinamarca, pero es probable que esto sea sólo la punta del iceberg. Aunque la súper bacteria se puede eliminar con una cocción completa del producto, puede transmitirse por errores en los procedimientos sobre higiene y seguridad alimentaria, además los trabajadores de las granjas porcinas pueden ser infectados y transmitir la bacteria a otras personas.

Se recomienda poner en marcha las acciones oportunas para prevenir la propagación de este patógeno, ya que de lo contrario podría ocurrir lo mismo que en Dinamarca, país en el que este microorganismo se fue introduciendo durante más de una década en las granjas porcinas, y actualmente afecta a dos tercios de las granjas del país, considerándose una crisis de salud pública. Teniendo en cuenta que en el Reino Unido no existe un programa para la detección de este patógeno en las granjas de cerdo, el riesgo de propagación es muy elevado. Parece evidente que las reclamaciones de algunas organizaciones agrarias solicitando el etiquetado de origen de la carne y de los productos lácteos en el país tienen mucho sentido.

Contaminación bacterina en la carne de cerdo

Expertos del Centro de Política Alimentaria de la Universidad de Londres comentan que si no se controlan las infecciones y el movimiento de animales vivos, tienen muchos números para propagarse. Los expertos comentan que se importa carne de otros países porque es más barata, los precios más bajos seducen a los consumidores, pero a largo plazo se multiplicarán los problemas de salud pública, por ello, es necesario reforzar la bioseguridad y el movimiento de animales vivos.

Otros investigadores explican que la aparición de estas súperbacterias resistentes a los antibióticos a partir de las prácticas ganaderas, son una seria amenaza para la salud humana, el riesgo de que el SARM CC398 se propague entre los animales y las personas del Reino Unido es real. Para tener una idea sobre las consecuencias, merece la pena retomar la lectura de este informe del CDC (Centros para el Control y Prevención de Enfermedades) de Estados Unidos, que trata el problema de la resistencia a los antibióticos.

Sobre los análisis realizados, se detectó la presencia de la bacteria en dos muestras de la cadena Asda y en una de la cadena Sainsbury, claro, que esto no es una novedad, ya el año pasado se realizó una investigación similar con 100 muestras de carne de cerdo, detectando que nueve contenían este microorganismo, y casi todas las muestras contenían carne de origen danés. En la actualidad no es posible saber si los productos infectados procedían de cerdos infectados que habían sido importados o si se trataba de cerdos autóctonos con la infección, ya hemos comentado que no existe un programa de detección del patógeno en el país.

Los expertos comentan que, de todos modos, las importaciones suelen ser el principal agente de transmisión y propagación de la infección, hasta ahora la carne de cerdo producida en el Reino Unido estaba libre de la súper bacteria, pero esto podría cambiar. Se denuncia que el Gobierno del país resta importancia al asunto al no supervisar los animales importados, comentando que existe un bajo riesgo de sufrir algún tipo de enfermedad grave. Los investigadores no están de acuerdo con esta percepción, advierten que se podría producir una pandemia por SARM CC398 y que este patógeno es capaz de provocar graves infecciones potencialmente mortales. Hay que recordar que el hecho de que se trata de microorganismos resistentes a los antibióticos, hace que las infecciones sean difíciles de tratar.

Las cadenas de supermercados donde se han detectado los patógenos comentan que están trabajando con los ganaderos para asegurar que los antibióticos se utilizan en las granjas de forma responsable y que están poniendo en práctica los consejos que proporcionan los expertos de la industria alimentaria. Posiblemente en las próximas semanas tendremos más datos gracias a la puesta en marcha de nuevas investigaciones, de momento, a través de este artículo publicado en The Guardian podréis conocer todos los detalles de este nuevo escándalo alimentario.

Foto 1 | BBQ Junkie
Foto 2 | haldean

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 2
Loading ... Loading ...