Costillas de cerdo ibérico con salsa teriyaki

La salsa teriyaki es una de las más apreciadas de la cocina oriental para cocinar carnes, es muy sabrosa, con matices dulzones y con todos los que le queramos sumar. Normalmente nos gusta añadirle jengibre, sésamo, cilantro, shichimi togarashi… Así hemos hecho las Costillas de cerdo ibérico con salsa teriyaki que podéis ver en las fotos, si queríes probarlas, aquí tenéis la receta paso a paso.

Costillas de cerdo ibérico con salsa teriyaki

Puede parecer una redundancia decir que unas costillas glaseadas están para chuparse los dedos, y es que es evidente que después de coger con las manos esta preparación culinaria, y de que queden los dedos agradablemente pringados de su salsa, hay que chuparlos. Así que vamos a decir simplemente, que estas Costillas de cerdo ibérico con salsa teriyaki están exquisitas.

Si os gustan las salsas con toque orientales, no dudéis en preparar esta receta de costillas de cerdo ibérico cuanto antes, os van a encantar, y lo mejor es que es muy fácil de hacer. Ya sabemos que este corte tiene mucha grasa, y más hueso que carne, pero de vez en cuando… ¿quién se resiste a comer unas ricas costillas? Para prolongar su degustación, o el recuerdo de su esencia, nos gusta hacer una ensalada sobre la que dejar caer su glaseado, y aunque la lechuga iceberg no sea la más rica del mundo, en este caso queremos aprovecharnos de su textura crujiente y su frescor, la combinación es excelente. Ya nos contaréis qué os parece cuando lo probéis.

Ingredientes (4 comensales)

  • 1 kilo de costillas de cerdo ibérico separadas
  • ½ cebolla morada
  • 3 dientes de ajo grandes
  • 25 gramos de jengibre fresco
  • 6 ramitas de cilantro
  • 1 limón (su piel rallada)
  • 150 gramos de salsa teriyaki
  • 150 gramos de agua
  • 60 gramos de salsa kimuchi
  • 50 gramos de vinagre de arroz
  • 1 c/s de azúcar moreno
  • c/n de shichimi togarashi
  • c/n de aceite de oliva virgen extra
  • c/n de aceite de sésamo
  • c/n de sal
  • c/n de pimienta negra recién molida.

Para acompañar

  • ½ lechuga iceberg
  • 4 c/s de maíz dulce
  • 2 aguacates
  • cebolleta japonesa
  • cilantro fresco.

Elaboración

Pon una cazuela a calentar con un poco de aceite de oliva virgen extra, salpimenta las costillas y dóralas por los dos lados. Retíralas del fuego, desecha la mayoría de la grasa que hayan soltado, y en la misma cazuela pocha la cebolla morada previamente pelada y picada en brunoise.

Cuando la cebolla esté pochada, añade el jengibre pelado y picado también en brunoise, y los ajos cortados en finas láminas, dales un par de vueltas y reincorpora las costillas a la cazuela. Añade también el cilantro fresco picado, la piel de limón recién rallada y dale un par de vueltas.

Costillas de cerdo ibérico con salsa teriyaki

A continuación añade la salsa teriyaki, el agua, la salsa kimuchi, el vinagre de arroz y el azúcar moreno, mezcla bien y tapa la cazuela, cuece a fuego lento durante unos 20-30 minutos aproximadamente, hasta que la carne esté hecha. Entonces destapa y deja que la salsa reduzca hasta casi caramelizar las costillas.

Mientras tanto, prepara la ensalada. Corta la lechuga en juliana fina, lávala y escúrrela muy bien utilizando un centrifugador de lechuga. Escurre el maíz dulce, pela y pica bien fina la cebolleta japonesa y corta el aguacate. Si quieres hacer una rosa de aguacate puedes ver cómo hacerlo en este post.

Acabado y presentación

Dispón en los platos una base de lechuga con maíz dulce, adereza con un poco de sal, aceite de oliva virgen extra y aceite de sésamo. Coloca a un lado la rosa de aguacate y seguidamente las costillas ibéricas con salsa teriyaki. Reparte la cebolleta japonesa picada, el cilantro fresco, el shichimi togarashi. Reparte la salsa que haya quedado en la cazuela y sirve enseguida. ¡Buen provecho!

Abreviaturas
c/s = Cuchara sopera
c/p = Cuchara de postre
c/c = Cuchara de café
c/n = Cantidad necesaria

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 2
Loading ... Loading ...