Fesols de Santa Pau con níscalos

Si os apetece un plato de cuchara, sabroso y reconfortante, pero también ligero, aquí tenéis una buena propuesta, esta receta de Fesols de Santa Pau con níscalos que es muy fácil de hacer y que gusta a todos. La legumbre elegida es muy delicada, suave y elegante en el paladar, y los níscalos o rovellons qué decir, una de nuestras setas favoritas. Tomad nota de la elaboración paso a paso, aunque es muy sencilla, el éxito lo tenéis asegurado.

Fesols de Santa Pau con níscalos

Ya estamos disfrutando de los níscalos de la temporada, y hoy os traemos una receta con estas preciadas setas que proceden de los montes cercanos a nuestra residencia. Los primeros que llegaron los hicimos a la parrilla, también nos preparamos unos níscalos salteados con ajo y perejil, pero no podemos evitar repetir ingrediente varias veces a la semana cuando su temporada es tan corta, así que hoy ha tocado preparar estos deliciosos Fesols de Santa Pau con níscalos, fáciles de hacer y deliciosos.

A continuación os contamos cómo los hemos preparado, aunque poco hay que decir, prácticamente es cocer la legumbre como cada uno prefiera, nosotros sólo le añadimos algo de puerro y ajo. Y por otro lado cocinar los níscalos, después todo se une para que los sabores se amalgamen, y si no se desea un plato vegetariano, se puede optar por añadir unos taquitos de jamón serrano. A nuestros Fesols de Santa Pau con robellones les hemos añadido un poco de aceite de trufa, pero este ingrediente es opcional. Probadlo y nos contáis. Por cierto, si queréis conocer más detalles sobre esta legumbre con Denominación De Origen Protegida, podéis leer este artículo.

Ingredientes (4 comensales)

  • 350 gramos aprox. de fesols de Santa Pau
  • ½ cabeza de ajos en camisa
  • ½ puerro
  • 650 gramos de níscalos frescos
  • 4 dientes de ajo
  • unas ramitas de perejil fresco
  • unas ramitas de tomillo
  • un ramita de romero (y sus flores, si las tiene)
  • 1 c/c de pimentón de la Vera
  • 50 gramos de jamón serrano en daditos (en dietas vegetarianas omitirlo)
  • c/n de sal
  • c/n de aceite de oliva virgen extra
  • c/n de aceite de trufa blanca (opcional).

Elaboración

La noche anterior pon en remojo las alubias o Fesols de Santa Pau. Al día siguiente, enjuágalos y ponlos en una olla cubriéndolos con agua dos o tres dedos por encima. Añade los ajos en camisa y el puerro limpio. Pon la olla al fuego y lleva a ebullición.

Cuando rompa a hervir, añade un chorro de agua fría y después tapa la olla, cuece a fuego lento durante una hora o una hora y cuarto, hasta que la legumbre esté tierna, pero sin excederse en la cocción. Unos diez minutos antes de terminar la cocción puedes añadir la sal.

Limpia níscalos o rovellons y trocéalos, no muy pequeños. Pela los ajos para hacer con los níscalos, pica el perejil y deshoja el tomillo y el romero.

Fesols de Santa Pau con níscalos

Pon una sartén amplia a calentar con un chorro de aceite de oliva virgen extra, incorpora las setas cuando esté caliente y añade sal al gusto. Deja que suelten un poco de agua y cuando se evapore incorpora el ajo, el perejil, el tomillo y el romero. Rehoga unos minutos, si fuera necesario añade un poco más de aceite de oliva virgen extra, y cuando los níscalos estén en su punto, añade los fesols bien escurridos.

Condimenta con un poco de pimentón de la Vera ahumado, dale un par de vueltas y retira del fuego. Prueba por si es necesario rectificar de sal.

Acabado y presentación

Sirve las alubias con níscalos en cazuelitas y reparte unos daditos pequeños de jamón (si procede). Para terminar, y de forma opcional, adereza con unas gotas de aceite de trufa. Sirve enseguida y ¡buen provecho!

Abreviaturas
c/s = Cuchara sopera
c/p = Cuchara de postre
c/c = Cuchara de café
c/n = Cantidad necesaria

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 2
Loading ... Loading ...