Hoy Cocinas Tú: Tomates sorpresa

Con el nombre de Tomates sorpresa se presenta un trampantojo que resulta muy fácil de hacer. Se trata de una gelatina de tomate que esconde en su interior un aromático toque de albahaca y se complementa con una tierra de pan de semillas que, además de sabor, aporta un contraste en la textura. Toma nota de la receta paso a paso.

Tomates sorpresa

Si queréis preparar un trampantojo sencillo para sorprender a vuestros invitados en la próxima reunión en torno a la mesa, aquí tenéis la propuesta que nos hace Miquel, autor del blog Les Receptes del Miquel, que inspirándose en los cocineros Sergio y Javier Torres, ha elaborado estos Tomates sorpresa y comparte su elaboración paso a paso en vuestra sección de recetas Hoy Cocinas Tú.

Como veréis a continuación, es una receta muy fácil de hacer, consiste en hacer una gelatina de tomate en un molde de semiesferas pequeñas, después estas semiesferas se unirán formando un ‘tomate’ con una sorpresa en su interior. Como siempre os decimos, la calidad de los ingredientes condicionan el resultado de cualquier plato, y en relación a los tomates ya sabéis que hay mucho ‘plástico’, así que elegid unos buenos tomates de colgar u otros que tengan sabor, y ¡a cocinar!

Ingredientes (15 tomates)

  • 5 tomates de colgar
  • ½ cebolla tierna pequeña
  • 1 diente de ajo
  • tomillo limón para aromatizar
  • 200 ml de nata de montar 35.1% MG
  • 25-30 gramos de albahaca fresca
  • brotes de albahaca Koppert Cress
  • 5 hojas de gelatina.

Para la tierra

  • Pan integral de semillas tostado y rallado o triturado grueso
  • pipas de calabaza
  • pipas de girasol.

Elaboración

Calentar la nata en un cazo y añadirle los dos ramilletes de albahaca limpios y secos, y un pelín de sal. Dejar infusionar entre 70-90º C (no tiene que hervir). Retirar la olla del fuego cuando esté a punto de hervir y reservar los ingredientes en un bol tapado dentro de la nevera un mínimo de ocho horas, mejor de un día para otro.

Cortar el ajo y la cebolla en brunoise y rehogarlos en otra olla con aceite de oliva virgen extra y añadir el tomillo limón para aromatizar. Cortar los tomates a cuartos y añadirlos a la olla junto al ajo y la cebolla.

Añadir un poco de agua (más o menos ½ taza de café) a la olla de los tomates y un pelín de azúcar o miel para evitar la acidez del tomate y rehogar durante 5-8 minutos. Poner a hidratar las cinco hojas de gelatina en un bol con agua fría.

Triturar los ingredientes de la olla de los tomates cuando se hayan rehogado, pasarlos por un colador fino de malla, añadir las hojas de gelatina escurridas y volver a batir. Poner este triturado de tomate en una jarra vertedora, rellenar los moldes de semi esferas y reservarlos en la nevera hasta que se enfríen y solidifiquen bien.

Colar la nata y batirla hasta que quede montada. Introducir la nata montada en una manga. Retirar las piezas de tomate gelificado de los moldes y vaciar su centro con una cuchara parisien pequeña, haciendo un pequeño hueco en el centro. Rellenar estos huecos de tomate con la nata montada sin llegar al borde y luego juntar dos semi esferas e incrustar los brotes mini sobre los tomates para simular el pedúnculo.

Acabado y presentación

Poner el tomate sorpresa en una cuchara de aperitivo con un poco de tierra de pan rallado y pipas.

Miquel
Les Receptes del Miquel

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 3
Loading ... Loading ...