Amazon Go, un supermercado sin colas y sin cajas registradoras

Amazon Go es un supermercado físico en el que los clientes podrán realizar las compras sin tener que hacer colas o pagos en las cajas registradoras. Se trata de un supermercado en el que cámaras, sensores, algoritmos, etiquetas inteligentes y otras tecnologías, facilitan que un cliente entre, realice su compra y se vaya sin más. Es la fusión entre las tiendas virtuales y las tiendas físicas.

Supermercado físico de Amazon

Amazon acaba de dar a conocer una nueva línea de negocio, se trata de Amazon Go, un supermercado del futuro, o mejor dicho, del presente, en el que no hay que hacer cola, no hay cajas registradores y por tanto, el dinero en efectivo o las tarjetas no sirven. Para comprar en este supermercado físico basta con llevar el teléfono móvil, tener una cuenta en Amazon y la aplicación correspondiente, los clientes, al entrar se identifican utilizando el teléfono, y automáticamente se pone en marcha una maquinaria tecnológica que Amazon anuncia como la más avanzada del mundo.

¿Cómo funciona Amazon Go? La tecnología utilizada es similar a la que usan los coches autónomos, todo tipo de sensores y procesos informatizados se encargan de realizar un seguimiento a cada cliente, detectando y computando los artículos que adquiere. En el vídeo podéis ver cómo una clienta coge un producto y este aparece en una pantalla de un carrito virtual de compras, la clienta decide dejarlo y se retira del carrito, al final vuelve a cogerlo y de nuevo se suma a la lista de productos adquiridos.

Al finalizar la compra simplemente hay que salir del supermercado y poco después se realizará el cargo en la cuenta personal de Amazon adjuntando el correspondiente recibo. Se trata de una experiencia de compra que deja muy atrás a los carritos de la compra robotizados, o la idea de introducir en los supermercados las etiquetas RFID (identificación por radiofrecuencia), tecnología que permite que los clientes puedan coger los productos y al pasar por un arco, todas las etiquetas son leídas para computar el gasto total.

Se podría decir que es la fusión entre las compras virtuales y las físicas, ofrece la rapidez y comodidad de una compra virtual, pero con el añadido de que se pueden ver y tocar los productos, algo que agradecerán algunos consumidores reacios a las compras online por no poder tener una experiencia física con el producto. Además de realizar la compra, también se podrá acceder a una oferta de desayunos, comidas y cenas que se preparan en un recinto dentro del supermercado, evidentemente el sistema de paso será el mismo, no habrá que pedir la cuenta y pasar por caja.

Este es el primer establecimiento físico de alimentación de la compañía, y aunque en la página web donde se presenta no dan detalles sobre la tecnología utilizada, se puede deducir que todo tipo de sensores, etiquetas electrónicas, algoritmos y cámaras de seguimiento, se encargan de registrar todo lo que hacen los clientes al entrar al establecimiento. Una vez realizada la compra y al salir del supermercado, el teléfono, o mejor dicho la aplicación, enviará una señal o mensaje para que se carguen en la cuenta los artículos que el cliente se ha llevado.

Amazon Go

Es un gran avance, Amazon Go es un supermercado sin colas y sin cajas registradoras, pero surgen muchas preguntas, toda la información que se recaba es muy valiosa para someterla a estudio, esto nos recuerda a tecnologías como NeoFace, un sistema de reconocimiento facial de los consumidores que se puede comparar al que veíamos en la película Minority Report. Este sistema escanea el rostro de un cliente y es capaz de determinar su edad, género, saber las veces que visita un comercio, por qué tipo de productos se decanta, etc.

La información que puede proporcionar un establecimiento como el presentado por Amazon es muy valiosa, especialmente para el avance de las estrategias de marketing. Las estrategias de los supermercados para vender más (la posición de los productos en las estanterías, las ofertas del 3×2, los puntos estratégicos de venta, etc), se quedará a la altura de la suela de los zapatos frente a las posibilidades que ofrece Amazon Go. Se puede decir que terminará desnudando a los clientes, conociéndolos a un nivel que no se ha logrado hasta la fecha.

En fin, una vez que el supermercado esté operativo al 100%, podremos conocer la opinión de expertos, asociaciones de consumidores y clientes, sobre sus ventajas e inconvenientes. El supermercado Amazon Go se encuentra en Seattle (Estados Unidos), de momento está funcionando en fase beta y sólo los empleados de la compañía realizan sus compras, pero está previsto que a principios del año que viene se abra al público en general. Podéis conocer más detalles de la nueva apuesta de la compañía a través de su página web.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, media: 3,67 de 5)
3.67 5 3
Loading ... Loading ...