Hoy Cocinas Tú: Cheesecake de chocolate negro con glaseado espejo

Esta tarta casera es ideal para los amantes de la tarta de queso y para los amantes del chocolate. Siendo un goloso que disfruta de las dos cosas, esta Cheesecake de chocolate negro será una joya culinaria que, además, gana en presencia con el glaseado espejo que su autora le da para el acabado. Aquí puedes tomar nota de la receta paso a paso.

Hoy Cocinas Tú

Los que nos consideramos unos locos por el chocolate intentamos no perdernos las tartas hechas con él, y mucho menos si son fáciles de hacer, como esta Cheesecake de chocolate negro con glaseado espejo que comparte en vuestra sección de recetas Hoy Cocinas Tú la autora del blog Dulces Paubel, Olga. Incluso el acabado de la tarta, el glaseado espejo que tanto luce en pastelería, es fácil de preparar.

Así, esta tarta de queso de chocolate, se compone de tres sencillas preparaciones, la base de galleta, la tarta de queso de chocolate en cuestión, y el glaseado espejo de chocolate. Bajo estas líneas tenéis la receta explicada paso a paso, si os apetece probarla, podéis tomar nota a continuación, y os recomendamos que la preparéis el día antes de su degustación para darle los reposos que necesita. Algunos detalles importantes para hacer y servir esta tarta son que los ingredientes estén a temperatura ambiente, y sacarla media hora antes de servirla del frigorífico para saborearla mejor. Ya nos contaréis que os parece.

Ingredientes (Molde 23 cm.)

  • 250 gramos de galletas tipo Digestive
  • 2 c/s de azúcar
  • 75 gramos de mantequilla derretida
  • 170 gramos de chocolate negro de cobertura
  • 680 gramos de queso crema
  • 225 gramos de azúcar
  • 3 huevos
  • 120 gramos de nata fresca
  • 3 c/s de harina
  • 2 c/c de extracto o pasta de vainilla
  • 1 pizca aceite o espray para pincelar el molde.

Glaseado especjo

  • 100 ml de nata líquida
  • 150 gramos de azúcar
  • 120 ml de agua
  • 50 gramos de cacao en polvo
  • 5 gramos de gelatina.

Elaboración

Tarta

Picamos bien las galletas, en el caso de no disponer de picadora, un método fácil y efectivo consiste en meter las galletas en una bolsa con cierre zip y pasar un rodillo hasta que estén finamente picadas. En un bol mezclamos las galletas, la mantequilla y las dos cucharadas de azúcar hasta formar una masa compacta, pero quebradiza al tacto.

Recortamos un círculo de papel de horno del tamaño de la base del molde. Pincelamos la base con aceite o bien con spray desmoldante y colocamos encima el papel que hemos recortado. Colocamos la base de galleta presionando bien con una cuchara para que quede uniforme. Reservamos en la nevera.

Calentamos el horno a 170º C. Derretimos el chocolate al baño María o bien en el microondas y reservamos. A continuación batimos el queso crema y el azúcar hasta que esté suave y cremoso. Añadimos de uno en uno los huevos, y a velocidad baja incorporamos el chocolate hasta que justo esté mezclado. Por último, mezclamos la nata fresca, la vainilla y la harina tamizada. Es importante batir solamente hasta que justo esté incorporado con el fin de evitar que la tarta pueda agrietarse en el horno.

Con ayuda de una espátula, vertemos la mezcla en el molde y la alisamos. Cocemos 55 minutos sin abrir la puerta del horno en ningún momento. Pasados los 55 minutos, apagamos el horno y dejamos enfriar la tarta dentro del horno sin abrir la puerta durante 1 hora. Pasado este tiempo, colocamos el molde sobre una rejilla y rápidamente pasamos un cuchillo por todo el borde, pero no desmoldamos todavía. Dejamos enfriar totalmente a temperatura ambiente y por último refrigeramos la tarta un mínimo de 6 horas.

Hoy Cocinas Tú

Glaseado espejo

Hidratamos la gelatina en agua fría. Calentamos la nata en un cazo junto con el agua y el azúcar mezclando con unas varillas y dejamos que hierva 3 minutos. Añadimos el cacao tamizado, mezclamos y dejamos cocer hasta que alcance 103º C. Si no dispones de un termómetro de cocina, una forma de saber que está listo es introduciendo una cuchara y, viendo si al darle la vuelta, el chocolate apenas gotea y recubre la cuchara prácticamente entera.

En este punto retiramos del fuego y, cuando la preparación alcance los 60º C, añadimos la gelatina bien escurrida. Mezclamos bien con unas varillas hasta que la gelatina se haya incorporado totalmente. Y quitamos las burbujas de aire batiendo con la batidora tocando el fondo del cazo. Dejamos enfriar tapando el cazo con papel film tocando la superficie del glaseado hasta alcanzar una temperatura de 30º C.

Montaje de la tarta

La desmoldamos y la colocamos encima de una rejilla. Vertemos el glaseado con una jarrita en el centro de la tarta y dejamos que la cubra toda. Con mucho cuidado, levantamos la tarta de la rejilla con dos espátulas cruzadas y la colocamos en el plato de servir.

Olga
Dulces Paubel

Abreviaturas
c/s = Cuchara sopera
c/p = Cuchara de postre
c/c = Cuchara de café
c/n = Cantidad necesaria

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (6 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 6
Loading ... Loading ...