¿Cuál es el origen del Roscón de Reyes?

En la mayoría de hogares el Roscón de Reyes estará presente el próximo día 6 de enero, y es que es una de esas tradiciones que los golosos no perdonamos, hasta el punto de que en muchos casos se comen roscones durante todas las navidades. Pero, ¿cuál es el origen del Roscón de Reyes?, ¿conocéis desde cuándo se disfruta de este espléndido bollo?, ¿de qué ingredientes se componía?, ¿qué escondía en su interior? Vamos a conocer algunos detalles…

Roscón de Reyes

Desde el inicio de las fiestas navideñas, incluso antes, estamos viendo roscones de Reyes en pastelerías, en supermercados, en las redes sociales… Pero es ahora, a escasos días de la llegada de SS.MM. los Reyes Magos de Oriente, cuando adquieren todo el protagonismo de las fiestas, y es que parece que ahora no hay día de Reyes si no se tiene un roscón, es más, en algunos hogares es el desayuno y/o la merienda durante todas las navidades.

Es posible que, en la actualidad, haya incluso quien no sepa que tradicionalmente el Roscón de Reyes se come como postre el día 6 de enero, después una comida festiva, aunque también hay quienes acostumbran a comerlo la víspera del Día de Reyes o el mismo 6 de enero para desayunar, después de haber abierto los regalos. Pero hay que decir que esta no es la verdadera tradición, la mayoría de personas desconocen cuál es el origen del Roscón de Reyes, y que nada tiene que ver con la llegada de los Reyes Magos al Portal de Belén.

Entonces, ¿desde cuándo existe la tradición del Roscón de Reyes?, ¿cuál es su origen? Pues para empezar hay que decir que lo que a día de hoy se relaciona con el nacimiento de Jesús, se originó con una de las tradiciones paganas, las festividades romanas conocidas como Las Saturnales. Con ellas se rendía homenaje al dios de la agricultura y las cosechas, Saturno, al triunfo de un victorioso general (fiesta del triunfo), y al fin del periodo más oscuro del año, o el inicio de la luz.

Se cree que las Saturnales se celebraban al finalizar los trabajos del campo, la siembra de invierno, tiempo en el que los esclavos y las familias campesinas tenían podían descansar del trabajo cotidiano. Las primeras fiestas Saturnales tenían lugar el 17 de diciembre, con un sacrificio en el Templo de Saturno, en el Foro Romano, con un banquete público al que estaba invitado todo el mundo. El ambiente era carnavalesco y se realizaban intercambio de regalos. Era una fiesta tan apreciada por el pueblo, que se seguía festejando durante varios días, se habla de siete días, del 17 al 23 de diciembre, y las autoridades estatales tuvieron que acceder a esta costumbre popular.

Al parecer, una de las delicias que se tomaban en estos banquetes era una torta elaborada con miel, frutos secos, dátiles e higos, según leemos aquí, se convirtió en uno de los manjares más populares de la también conocida como ‘fiesta de los esclavos’. Leemos también que el haba, que actualmente representa el pago del próximo Roscón de Reyes, se introdujo, posiblemente, en el siglo III d. C., considerándose un símbolo próspero y de fertilidad, así que quien encontraba el haba en su porción de torta, se vaticinaba que tendría un año lleno de prosperidad.

Roscón de Reyes

Las fiestas paganas fueron desapareciendo, pero algunas costumbres se siguieron manteniendo en algunos lugares, como la de la torta del haba, que con el tiempo fue convirtiéndose en un roscón, que fue adoptada por la aristocracia y la realeza francesa. La torta y la celebración empezaron a conocerse como Le Roi de la Fave (El Rey del Haba), y había familias que se reunían para comerla y descubrir al afortunado al que le aguardaba la prosperidad por haber conseguido el haba.

No fue hasta el siglo XVIII cuando cambió la interpretación otorgada al haba, cuando el cocinero del rey Luis XV introdujo una moneda de oro como sorpresa en el roscón (aunque hay quien fuentes que dicen que fue un medallón de oro y rubíes), y claro, adquirió mayor valor. Esta nueva versión se introdujo en España de la mano de Felipe V, pero con el tiempo hubo otro cambio, se sustituyó la moneda de oro por una figurita de cerámica.

Surge la duda de por qué y cuándo se convirtió en tradición comer Roscón de Reyes el 6 de enero, así como la tradición actual de coronar a quien le toca el rey y de hacer pagar a quien le toca el haba. Pues bien, algunas fuentes cuentan que hubo un periodo en el que desapareció la costumbre de introducir el haba, que se recuperó a mediados del siglo XIX a la vez que se escogía el Día de Reyes para consumir este dulce, y se creaba toda a celebración que hoy conocemos.

Celebración que alguien tendrá que seguir documentando porque se siguen dando cambios en esta tradición, porque ya lo veis, cada año se crean nuevos roscones diferentes al que hoy podemos considerar original. ¿Cómo será el Roscón de Reyes del que disfruten nuestros descendientes?

Por cierto, en el blog de ‘Ya está el listo que todo lo sabe’ que antes hemos referenciado, Alfred termina explicando algo que queremos comentaros como curiosidad, y es que el término ‘tontolaba’ tiene su origen en el Roscón de Reyes, es decir, era al que se le llamaba ‘tonto del haba’ porque le había salido este elemento en su porción de roscón y le tocaba pagarlo.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (5 votos, media: 4,60 de 5)
4.6 5 5
Loading ... Loading ...