Porridge de café con manzana

Empezar el día con un Porridge de café con manzana para desayunar es hacerlo con buen pie, pues además de disfrutar de un desayuno nutritivo y saludable, es un festival de sabores y texturas que agradece el paladar. Si ya sois de los que a diario (o casi a diario) os preparáis unas gachas de avena para tomar como primera comida del día, os encantará probar distintas elaboraciones, así que no dejéis de tomar nota de esta propuesta, esta es una receta deliciosa.

Porridge de café con manzana

En alguna ocasión os hemos hablado de la combinación, para algunos loca, de la manzana con el café con leche, sí, sumergida. Pero no nos parece tan loca, si se acepta la manzana deshidratada de un muesli, ¿por qué no va a valer la manzana fresca? ¡Es mucho mejor! En fin, todos tenemos nuestras combinaciones o mezclas que, para algunos, pueden parecer extrañas, pero a menudo, cuando se prueban, sorprenden gratamente.

Pues hoy la combinación de café y manzana os la presentamos en un desayuno saludable, son unas gachas de avena o porridge de café y manzana que se preparan en menos de cinco minutos, aunque conviene dejarlas reposar (mientras tanto se pueden hacer otras cosas) para que queden bien cremosas. Claro, esto si se hacen en el microondas, también se pueden hacer en un cazo cociendo y moviendo con la cuchara.

Tenéis que probar este porridge, veréis que festival para el paladar con tan pocos ingredientes, es un disfrute el contraste de sabores, de texturas y de temperaturas, y además es un desayuno nutritivo y sano, seguro que repetiréis.

Ingredientes (Por persona)

  • 50 gramos de copos de avena integral
  • 225-250 gramos de bebida vegetal sin azúcares añadidos (avena, almendras, avellanas…) o leche
  • 1 c/p de café soluble
  • c/n de endulzante o edulcorante
  • ½ manzana (la que más te guste)
  • 2-3 nueces
  • unas grosellas para decorar (opcional).

Elaboración

Pon los copos de avena en un bol y añade la bebida vegetal o la leche, introduce el bol en el microondas y programa dos minutos a 800W. Pasado este tiempo, deja reposar unos diez o quince minutos.

Después del reposo, cuando la avena se habrá inflado bastante, incorpora el café soluble y el endulzante, mezcla bien e introduce de nuevo en el microondas durante 30-60 segundos, vuelve a mezclar.

Trocea la manzana en daditos. Sobre la elección de la variedad de manzana, si te gustan todas puede depender del día, queda muy buena la manzana Golden fresca con las gachas calientes con sabor a café, su dulzor y textura suave es muy agradable. Ahora las Fuji es complicado encontrarlas buenas.

Porridge de café con manzana

Si se prefiere un contraste, las manzanas tipo Kanzi o Pink Lady tienen un toque ácido y son más crujientes, también quedan muy bien con las gachas calientes, así que, según os pille el día, o dependiendo de lo que tengáis en el frutero, podréis hacer.

Por cierto, prepara la manzana justo antes de servir y comer para que no se oxide, a no ser que no os importe rociarla con zumo de limón. Pela y trocea también las nueces (a no ser que las tengas ya peladas).

Acabado y presentación

Sobre el porridge caliente, sirve la manzana fresca y las nueces picadas, para romper el color (y por gusto) puedes añadir unas grosellas rojas (y unas bolitas de chocolate crujientes sin azúcar). Y listo, ¡buen provecho!

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (4 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 4
Loading ... Loading ...