Ferrero defiende el uso del aceite de palma

En Italia se puso en marcha una campaña contra el aceite de palma, solicitando una regulación más estricta sobre los contaminantes que contiene. Ferrero, coincidiendo con su 70 aniversario, lanzó una campaña defendiendo el uso de este aceite indicando que procedía de plantaciones sostenibles y que, gracias al procesado con temperatura controlada, es uno de los aceites disponibles en el mercado con el menor contenido de contaminantes como el 3-monocloropropanediol o el 2-monocloropropanediol (2-MCPD), entre otros.

Aceite de palma sostenible

En el año 2015, la ministra de Ecología Ségolène Royal (Francia) recomendaba a los consumidores que dejaran de consumir Nutella para salvar al planeta, atacaba al producto estrella de Ferrero por su relación con el aceite de palma, uno de los principales ingredientes que, según sus palabras, contribuía a la deforestación del planeta. Sin embargo, el año pasado podíamos conocer un ranking elaborado por Greenpeace sobre las compañías alimentarias más concienciadas con el uso de este aceite de forma sostenible, en este ranking se destacaba que Ferrero era la única compañía de la que se podía conocer casi el 100% de la procedencia del aceite de palma con el que trabaja, por lo que no tendría nada que ver con la deforestación.

En Italia se puso en marcha una campaña en la que Ferrero defendía el uso del aceite de palma, la compañía considera que este ingrediente está sufriendo una campaña de desprestigio injusta, explica que se trata de un ingrediente vegetal de calidad, seguro y sostenible, que ha sido obtenido en las mejores condiciones y procesado a una temperatura controlada, siendo el ingrediente ideal para mejorar el sabor de los productos que elabora haciéndolos ricos y cremosos. La campaña que podéis ver a continuación, en el vídeo, y que se lanzó el pasado mes de noviembre, coincide con el 70 aniversario de la creación de la empresa agroalimentaria en Italia.

Curiosamente, y a pesar de que en Italia (igual que en otros países) la mala fama del aceite de palma ha ido ganando terreno, la compañía ha confirmado que las ventas de Nutella en el país han aumentado durante el último trimestre, por lo que casi se puede decir que la campaña de desprestigio contra el aceite de palma no le está afectando en lo más mínimo. El portavoz de Ferrero defiende el uso del aceite de palma y argumenta que se utiliza porque es muy versátil, tiene una gran estabilidad y una amplia vida útil. Por otro lado, no necesita someterse a la hidrogenación, proceso por el que los aceites se transforman en grasas sólidas con la ayuda de un catalizador y la adición de hidrógeno a altas presiones y temperaturas.

El representante de Ferrero recuerda que este proceso da lugar a las grasas trans. Recordemos que existe un amplio consenso científico sobre el impacto negativo de este tipo de grasas en la salud, se consideran dañinas y son responsables de las enfermedades cardiovasculares que provocan el 47% de todas las muertes en Europa. Sin embargo, el año pasado, el panel de contaminantes de la cadena alimentaria (CONTAM) de la EFSA (Agencia de Seguridad Alimentaria de la Unión Europea), evaluó el riesgo de la ingesta de contaminantes químicos que se producen durante el procesado de los alimentos, concretamente el 3-monocloropropanediol, el 2-monocloropropanediol (2-MCPD) y los ésteres glicidil de ácidos grasos, sustancias que se forman durante el refinado de los aceites vegetales a una temperatura de 200º C.

Según CONTAM, estos contaminantes estaban presentes sobre todo en el aceite y las grasas de palma, aunque hay que decir que la mayoría de aceites y grasas vegetales contienen cantidades considerables de las sustancias mencionadas. Merece la pena leer este informe de la EFSA sobre los riesgos para la salud por los contaminantes mencionados y especialmente en los menores, ya que la ingesta de estas sustancias está por encima del máximo diario tolerable dictaminado por la EFSA.

El caso es que en Italia, algunas asociaciones de consumidores quieren que se aplique una regulación más estricta por la presencia de estos contaminantes en los alimentos y dado que estos contaminantes están presentes en el aceite de palma, es lógico que Nutella sea también el centro de atención por su contenido en este tipo de aceite. En Francia, la asociación de consumidores UFC-QueChoisir puso en marcha una campaña contra el aceite de palma pidiendo a las empresas alimentarias que buscaran otras alternativas, de hecho, cada vez es más habitual encontrar productos que incluyen la leyenda “libres de aceite de palma”.

Según nos explican aquí, Ferrero comenta que durante años han solicitado a sus proveedores que les suministren aceite de palma con valores reducidos de los contaminantes mencionados, algo que se consigue con el control de la temperatura y otras técnicas de producción y procesamiento. La compañía explica que el aceite y grasa de palma que utiliza, contiene los valores más bajos de estos contaminantes, comparado con otros productos que están disponibles en el mercado.

Aunque se ha establecido una ingesta diaria tolerable de 0,8 microgramos por kilogramo de peso corporal para el 3-monocloropropanediol y los ésteres glicidil de ácidos grasos, lo cierto es que según la EFSA, no existe un nivel seguro, ya que faltan datos toxicológicos. Ferrero defiende a capa y espada el uso del aceite de palma, un producto que a día de hoy es el ingrediente que más contribuye a la ingesta de las sustancias antes mencionadas, ya que está presente en muchos alimentos. Ferrero ha llevado a cabo la campaña en Italia, pero, ¿se atreverá a llevarla a otros países como, por ejemplo, Francia? Quizá sí, sobre todo sabiendo que a pesar de las campañas negativas, las ventas y beneficios de la compañía siguen aumentando.

Foto | Allison.hare

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (7 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 7
Loading ... Loading ...