Deconstrucción de un bote de Nutella

Una imagen puede ser mucho más efectiva que una hora de explicación sobre por qué no es bueno tomar habitualmente productos como las denominadas cremas para untar de avellanas y cacao, por eso os dejamos la imagen de la deconstrucción de un bote de Nutella, donde a simple vista veréis que se debería cambiar la descripción del producto, es una crema de untar de azúcar y manteca de palma. ¿Esto es lo que queremos comer?, ¿es lo que queremos dar a nuestros hijos?

Ingredientes de Nutella

Quizá Ferrero pueda defender el uso del aceite de palma en sus productos como explicábamos aquí, pero ¿podrá defender la cantidad de azúcar que se añade a la Nutella? ¿O quizá habría que cambiar el concepto que se tiene de esta crema de untar, puesto que el azúcar es el ingrediente principal? En la imagen podéis ver la deconstrucción de un bote de Nutella, uno de los productos estrella de Ferrero, en cuyos ingredientes deja bien claro cuál es el que tiene más presencia. Ya sabéis que el orden de la lista de ingredientes va en función de la cantidad de cada uno, es decir, el primero que aparece es el de mayor proporción. Así, la Nutella se hace con: Azúcar, manteca de palma, avellanas (13%), cacao desgrasado (7’4%), leche desnatada en polvo (6’6%), suero lácteo en polvo, emulgentes: lecitinas (soja), vainillina.

Y tienen las narices de poner ‘Crema para untar de avellanas y cacao’ como descripción del producto, cuando lo más correcto sería decir que es una ‘crema para untar de azúcar y manteca de palma‘, y lo más importante, es un ‘detalle’ que deberían conocer todos los padres y consumidores. Estamos seguros de que esto no haría que se dejara de consumir Nutella, pero al menos se controlaría un poco más su consumo. Cabe señalar que esto pasa con Nutella y con otras marcas de productos similares, llámese Nocilla o de una marca desconocida.

Como podemos ver, en la etiqueta indican el contenido de tres de los ingredientes del producto, avellanas, cacao desgrasado y leche desnatada en polvo. De forma sutil parece que quieran hacer creer al consumidor que es un producto que tiene pocas grasas porque se la han retirado al cacao y a la leche, mientras que pasan de puntillas por la manteca de palma que incorporan, y de la que ni siquiera indican la cantidad. Es también una táctica que puede influir en el consumidor que hasta hace muy poco veía a las grasas como las responsables del sobrepeso y la obesidad (y enfermedades derivadas), y no al azúcar, que hoy sabemos que es una droga legal.

El caso es que aunque en los ingredientes no se pueda leer la cantidad de azúcar o de manteca que lleva la Nutella, podemos pasar a la tabla de información nutricional para tener una idea, y ahí queda bien claro que 100 gramos de producto contienen 56’8 gramos de azúcar, o sea, que más de la mitad del tarro es azúcar. El segundo ingrediente de la Nutella es el aceite o la manteca de palma. Recordemos de nuevo que últimamente se habla mucho de este ingrediente y se ha atacado a Ferrero por utilizarlo, tanto por los problemas medioambientales como por el contenido en sustancias contaminantes como el 3-monocloropropanediol, el 2-monocloropropanediol (2-MCPD) y los ésteres glicidil de ácidos grasos, que se forman durante el refinado del aceite. Sin restar importancia a esta cuestión, quizá habría que enfatizar y centrar las campañas en el riesgo que supone para la salud su elevado contenido en azúcar.

Para seguir la recomendación de la OMS (Organización Mundial de la Salud) de no superar los 25 gramos de azúcar o seis cucharaditas de café por día (recomendación para los adultos), deberíamos consumir sólo unos 43 gramos de producto y no tomar nada más de azúcar, ni visible ni oculto, algo imposible, ya que la mayoría de los alimentos que consumimos contienen azúcares. En el caso de los niños, la cantidad máxima de azúcar recomendada es menor, y dado que suelen ser consumidores de Nutella o de otras cremas del estilo, quizá no es mala idea hacer uso de un candado como este.

La etiqueta ofrece información sobre los valores nutricionales por 100 gramos de Nutella: contenido en grasas 31’6 gramos, de las cuales 11 gramos son saturadas, contenido en hidratos de carbono 57’6 gramos, de los que 56’8 corresponden al azúcar, 6 gramos de proteína y 0’11 gramos de sal. También proporciona información por una ración de 15 gramos, lamentablemente pocas personas a las que les gusta la Nutella, tomarán esta insignificante ración que aporta nada menos que 81 calorías.

La fotografía de la deconstrucción refleja muy bien lo que se consume, y no estaría mal que hicieran como con las cajetillas de tabaco, pero sin necesidad de utilizar imágenes de personas enfermas, sino del contenido real del bote. Seguramente, si los consumidores vieran al desnudo un bote de Nutella se pensarían dos veces si comprarlo, o en su defecto, en pasarse con la ración. Pero es que, a pesar de que esta información se ha dado a conocer ampliamente durante los últimos años, sorprende saber que las ventas del producto continúan aumentando, lo que significa que cada vez es más consumido y que no parece importar mucho la cantidad de azúcar que contiene, aunque preferimos pensar que los consumidores siguen sin ser conscientes de qué está compuesta la Nutella.

Untar una rebanada de pan con Nutella es como regarla en aceite de palma y espolvorearla con una cantidad ingente de azúcar, luego se le enseña una avellana y un poco de cacao en polvo, y listo. ¿No es preferible hacer una crema de cacao y avellanas como esta?. Os dejamos a continuación un vídeo que va en la línea de lo que os comentamos, el desnudo de la crema de avellanas y cacao que apenas tiene ni avellanas ni cacao. Esperamos que compartáis esta información para que cada vez haya más gente que tenga claro por qué hay que ser muy moderados con la Nutella y sus parientes.

Foto | The Guardian

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (17 votos, media: 3,82 de 5)
3.82 5 17
Loading ... Loading ...