Vinagreta tibia de mejillones en escabeche

Con esta vinagreta de escabeche de mejillones se puede condimentar una ensalada de salmón ahumado, de atún, de gambas o de langostinos, consiguiendo un entrante fresco, nutritivo y muy sabroso. Es un lujo poder aprovechar el escabeche de una buena conserva de mejillones para hacer una buena salsa para un plato principal. Cuanto mejor sea la conserva, mejor será la vinagreta de mejillones en escabeche, toma nota de la preparación y ponla a prueba.

Vinagreta tibia de mejillones en escabeche

Esta salsa o aderezo se puede considerar una buena forma de aprovechar el escabeche de una lata de mejillones, y es que se pueden hacer unas ensaladas deliciosas aliñadas con la vinagreta de escabeche de mejillones, por lo que al final acabas abriendo la lata precisamente porque quieres hacer la vinagreta, no porque quieras comer lo mejillones, que también, porque a nosotros nos encantan.

El caso es que hemos preparado una de nuestras ensaladas y hemos pensado que os gustaría probar la vinagreta tibia de mejillones en escabeche en alguna de vuestras recetas de ensalada con salmón ahumado, con gambas, con algas… Así que a continuación os explicamos cómo la hacemos, concretamente la versión de la vinagreta tibia, pues también se puede hacer más sencilla sin pasar ningún ingrediente por el fuego. De momento probad esta, y ya nos comentaréis si os ha gustado, seguramente disfrutar de una ensalada templada en esta época del año se agradece más que fría.

Ingredientes

1/2 chalota, 4 almendras tostadas, 2 nueces tostadas, 4 avellanas tostadas, 50 gramos de escabeche de una lata de mejillones, 20 gramos de aceite de oliva virgen extra, 10 gramos de vinagre de manzana o de vino blanco (o al gusto), una pizca de sal, una pizca de pimentón de la Vera picante (opcional).

Elaboración

Pela y pica la chalota bien fina, ponla en una sartén con un chorrito de aceite de oliva virgen extra a fuego lento, y deja que se vaya pochando poco a poco.

Los frutos secos deben estar tostados, pero es mejor comprarlos al natural y tostarlos en una sartén sin engrasar, tampoco es necesario añadir sal, pues ya tiene suficiente el escabeche y seguramente el plato en el que se vaya a utilizar la vinagreta.

Así que una vez tostados los frutos secos puedes picarlos a cuchillo, no muy pequeños. En cuanto la chalota esté pochada, incorpora los frutos secos para que se impregnen de su sabor, y a continuación el escabeche para que coja temperatura (templada).

Vinagreta tibia de mejillones en escabeche

Trocea tres o cuatro mejillones para la vinagreta e incorpóralos a la preparación anterior. A continuación viértela en un bol o en una salsera y añade el aceite de oliva virgen extra, el vinagre, y si quisieras aportar un toque picante, una pizca de pimentón de la Vera picante.

Mezcla bien y sirve enseguida. Si tuvieras que mantener la vinagreta tibia un tiempo, recuerda estos consejos para mantener salsas calientes.

Abreviaturas
c/s = Cuchara sopera
c/p = Cuchara de postre
c/c = Cuchara de café
c/n = Cantidad necesaria

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 2
Loading ... Loading ...