Porridge con fresas calientes

Aquí tenéis otra propuesta para disfrutar de un desayuno saludable que además será como disfrutar de un capricho goloso, porque está delicioso. Se trata de un Porridge con fresas calientes, la fruta está cocinada con los copos de avena, y añadimos unos pistachos porque quedan muy bien con esta fruta y aportan grasas saludables. Además se pueden añadir unas bolitas crujientes de chocolate sin azúcar, lo que lo convierte en un desayuno irresistible. Tomad nota de la receta, es muy fácil y rápida de hacer.

Porridge con fresas calientes

Las fresas y los fresones frescos, al natural, son una de las frutas que más gustan a todos, no necesitan nada para conquistar a niños y a mayores, aunque con un poco de nata, yogur, chocolate, zumo de naranja, vinagre… menuda delicia. Pero también es una fruta que cocinada queda exquisita, desde el clásico crumble a una tarta horneada o los múltiples postres que podemos hacer con fresas, nos seducen. Y no es necesario llegar al postre para disfrutarlo, también podemos hacer un delicioso desayuno saludable como el que hoy compartimos con vosotros, es un Porridge con fresas calientes, ¿o deberían llamarse ‘stroats’?

Decimos esto por la tendencia de poner nombres a ciertas elaboraciones culinarias, como las gachas o porridge de calabacín, que como os contamos aquí, se conocen como ‘zoats’. En cualquier caso, estas gachas de avena con fresas y pistachos es nuestra recomendación para tomar un buen desayuno antes de salir de casa, fácil de hacer y de comer, y además, nutritivo y saludable. Así que tomad nota de la receta y adaptarla a vuestros gustos o necesidades nutricionales.

Ingredientes (Por persona)

  • 50 gramos de copos de avena integral
  • 3-4 fresones
  • 220 gramos aprox. de bebida vegetal o leche
  • c/n de endulzante o edulcorante
  • un puñadito de pistachos sin sal
  • unas bolitas de chocolate sin azúcar crujientes.

Elaboración

Vierte los copos de avena integral en un cuenco apto para microondas (aunque también puedes hacer el porridge en un cazo al fuego). Lava las fresas o fresones (reservando una para la presentación), retira el pedúnculo y córtalas en daditos, añádelas al cuenco.

A continuación vierte la bebida vegetal, puede ser de almendras, de avena, de arroz… e introduce el recipiente en el microondas, programa dos minutos a 800 W. Finalizado este tiempo, deja reposar unos 15 minutos para que la avena absorba el líquido, se infle y se ablande.

Porridge con fresas calientes

Después del reposo, y de batir brevemente la mezcla con una cuchara, vuelve a introducir el cuenco en el microondas y programa un minuto más. Mientras tanto, lava la fresa reservada, retira el pedúnculo y córtala en rodajas o en láminas, pero sin llegar a completar el corte para abrirla como un abanico. Pela los pistachos y trocéalos, en mitades o en cubos, como prefieras.

Retira las gachas del microondas, endúlzalas al gusto, mezcla bien y prueba antes de servir por si quieres rectificar. Si han quedado muy espesas para tu gusto, también las puedes aligerar añadiendo más líquido. La cantidad de leche o bebida vegetal puede variar según el gusto, pero también el tipo de hojuelas o copos de avena que se utilicen, si son finas o gruesas, según la marca…

Acabado y presentación

Presenta las gachas de avena con fresas calientes en un cuenco y reparte por la superficie la fresa fresca, los pistachos y las bolitas de chocolate crujientes. ¡Buen provecho!

Porridge con fresas calientesPorridge con fresas calientesPorridge con fresas calientes

Abreviaturas
c/s = Cuchara sopera
c/p = Cuchara de postre
c/c = Cuchara de café
c/n = Cantidad necesaria

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 2
Loading ... Loading ...