Gastronomía & Cía Opciones

En Canadá se propone el impuesto de las bebidas azucaradas

En Canadá, un total de 24 organizaciones de salud, la Fundación de la obesidad infantil, la Alianza para la Prevención de Enfermedades Crónicas, la Sociedad Canadiense del Cáncer o Diabetes Canadá, entre otras, proponen que el Gobierno introduzca el impuesto de las bebidas azucaradas en los próximos presupuestos. Con esta medida se asegura que se salvarían miles de vidas y se reducirían significativamente los costes sanitarios.

Gravamen del azúcar

Como ya comentamos aquí, el año 2016 ha estado marcado por el impuesto de las bebidas azucaradas, y este año parece que seguirá la misma tendencia, en algunos países el impuesto se pone en marcha en 2017, otros gobiernos hablan de introducirlo y en los países donde a nivel gubernamental no se ha barajado la posibilidad o se ha aparcado, son los organismos de salud los que solicitan su introducción como una medida que puede reducir el índice de obesidad, salvar vidas y reducir los costes sanitarios, como es el caso de Canadá, país en el que diferentes organizaciones de salud piden al gobierno considerar la medida.

Según los resultados de una investigación desarrollada por expertos de la Universidad de Waterloo (UW) que ha sido encargada por un grupo de 24 organizaciones de salud, así como personas que apoyan la introducción del gravamen del azúcar, la medida permitiría salvar 63.000 vidas en los próximos 25 años y ahorrar 50.000 millones de dólares en gastos sanitarios. Las organizaciones han realizado un llamamiento al gobierno para que considere la medida en el próximo presupuesto federal, apuntando que el dinero recaudado se podría destinar a la financiación de iniciativas saludables, como por ejemplo, proporcionar información a la población sobre los graves problemas de salud que se relacionan con el abuso de las bebidas azucaradas.

Recordemos que en algunos países, la presión de las organizaciones de salud ha contribuido a la introducción del gravamen, por lo que se puede deducir que esta petición es un primer paso en el camino hacia la introducción del impuesto. Se propone que las bebidas azucaradas sean gravadas con un 20%, con ello se evitarían en los próximos 25 años unos 600.000 casos de obesidad, 200.000 casos de diabetes tipo 2, unos 60.000 casos de cardiopatía isquémica y unos 20.000 casos de cáncer.

Como cabe esperar, a la medida se ha opuesto la Canadian Beverage Association (Asociación Canadiense de Bebidas), en una nota publicada en su página web comenta que intervenciones fiscales como la de los impuestos en el consumo no han demostrado que sean efectivas en términos de reducción de la obesidad, pero lo cierto es que tampoco se ha demostrado lo contrario, ya que no existen datos a largo plazo sobre el efecto que tendría el gravamen. Comentan que hay que aplicar soluciones basadas en las evidencias, pues bien, una evidencia es que el abuso del azúcar tiene un gran impacto en la salud, por lo que podrían reducir su contenido de forma significativa en las bebidas.

Esta asociación explica que las políticas de salud pública deben basarse en los resultados rigurosos obtenidos de las investigaciones que se han realizado hasta el momento, cuestionan el estudio presentado por la universidad apuntando defectos en los procedimientos, uno de ellos es que los datos no reflejan el mercado canadiense de las bebidas, se han obviado las bebidas dietéticas, así como otros tipos de bebidas bajas en calorías, destacando que el 45% de las bebidas que adquieren los consumidores pertenecen a este segmento. Proponen el diálogo y un esfuerzo de colaboración entre la industria, las organizaciones de salud y las administraciones públicas para desarrollar soluciones prácticas, evidentemente en esta propuesta no entra el impuesto de los refrescos.

Gravamen de los refrescos azucarados

Los investigadores de la Universidad de Waterloo comentan que sí existe una evidencia de carácter internacional que apoya los beneficios para la salud y los beneficios económicos obtenidos con un impuesto del azúcar, se pueden citar como ejemplo de éxito en la implantación del gravamen países como Francia, México y Bélgica, entre otros. Centrándose en México, el impuesto ha logrado que se reduzca el volumen de venta de los refrescos y bebidas azucaradas durante dos años consecutivos, y se ha incrementado la venta de bebidas saludables.

Como ya explicamos aquí, los refrescos han sido señalados y asociados al exceso de azúcar, evidentemente existen razones de peso para ello, pero hay que empezar a hablar de todos los productos que contienen una cantidad excesiva de azúcar y dejar de demonizar a la industria de los refrescos. Esto no quiere decir que la defendamos, simplemente que se introduzcan en el saco a todos los productos de la industria alimentaria que abusan del azúcar (que no son pocos). Encontramos los denominados azúcares ocultos en multitud de productos alimentarios en cantidades excesivas, no se escapan ni las verduras u otros productos considerados saludables.

Evidentemente la solución no es aplicar a todos estos productos un impuesto, pero sí se podrían preparar leyes que restringieran el uso del azúcar, obligar mediante legislación a la reformulación de los productos, etc. Claro, que estas soluciones no se aplican y posiblemente ni se plantean. Coincidimos con lo que declara la industria de las bebidas, no sólo se debe tener en cuenta el azúcar, otros factores contribuyen a la obesidad y a las enfermedades asociadas, a esto hay que contestar que se deben dar los pasos oportunos a su tiempo, hoy es la industria de los refrescos, los próximos pasos deberán centrarse en el resto de productos con una elevada carga de azúcar, en el sedentarismo, en los problemas sociales y ambientales, etc.

Es muy posible que la propuesta del impuesto de las bebidas azucaradas en Canadá termine materializándose, ya que son muchas las organizaciones que presionan para ello, la Sociedad Canadiense del Cáncer, Diabetes Canadá, la Fundación de la obesidad infantil, la Alianza para la Prevención de Enfermedades Crónicas de Canadá, etc. Podéis conocer más detalles del estudio de la universidad a través de este artículo de su página web, y en este otro publicado en la página web de Diabetes Canadá.

Foto 1 | lilszeto
Foto 2 | Logan Brumm

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
Loading ... Loading ...

Dejar un Comentario

  Acepto la Política de Privacidad

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS:

Responsable: Gastronomía & Cía
Finalidad: Gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios
Legitimación: Consentimiento del interesado
Destinatarios: No se comunicarán los datos a terceros, salvo por una obligación legal.
Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
Información adicional: Puede consultar la información detallada sobre la protección de datos aquí.