Gastronomía & Cía Opciones

Pizza de gambas, espárragos, mozzarella y rúcula

Hoy queremos proponeros otra receta de pizza que creemos que os va a encantar, empezad por preparar vuestra propia masa, veréis qué fácil y que sabor más rico. Después tomad nota del resto de la elaboración de esta Pizza de gambas, espárragos, mozzarella y rúcula, podéis hacer adaptaciones a vuestro gusto, pero os aseguramos que es una combinación que repetiréis.

Pizza de gambas, espárragos, mozzarella y rúcula

Nosotros ya hemos empezado el fin de semana con esta Pizza de gambas, espárragos, mozzarella y rúcula, una delicia de la que vosotros también podréis disfrutar si tomáis nota de la receta que compartimos a continuación, incluida la masa de pizza. Muchos ya lo sabréis, pero hacer la masa de pizza en casa, además de satisfactorio, te hace más exigente cuando después comes otras pizzas, pues es muy fácil que quede sabrosísima, y si te gusta crujiente (y tienes un horno que funcione correctamente), en pocas pizzerías te la servirán igual.

La combinación de los ingredientes de esta pizza nos encanta, y esperamos que a vosotros también os guste. No es la típica pizza cubierta de queso fundido que, al final, termina haciéndose pesada, lleva un poco de mozzarella fundida en la base y después se completa con ingredientes frescos y ligeros, espárragos, gambas, tomates cherry, rúcula, mozzarella fresca… Y pensar que una de nuestras favoritas era la pizza cuatro quesos… es curioso cómo nos cambia el tiempo ¿verdad?

Ingredientes (4 comensales)

Para la masa (4 pizzas)

  • 500 gramos de harina de media fuerza
  • 10 gramos de levadura fresca de panadero
  • 8 gramos de sal
  • 300-320 gramos de agua mineral o agua con gas
  • 20 gramos de aceite de oliva virgen extra
  • c/n de harina para la mesa de trabajo.

Para la cobertura (Por pizza)

  • 2 c/s de salsa de tomate casera
  • 50 gramos de mozzarella rallada
  • 3-4 espárragos verdes
  • 4-5 tomates cherry
  • ½ bola de mozzarella fresca
  • un puñado de gambas medianas peladas (pueden ser congeladas)
  • un puñado de rúcula
  • c/n de sal (opcional)
  • c/n de aceite de oliva virgen extra.

Elaboración

Cómo hacer la masa de pizza

En lo posible, haz la masa de pizza al menos cuatro horas antes para que repose, sale una masa con mejor sabor y textura. Para hacerla a mano, forma un volcán con la harina en un bol amplio y añade la sal y la levadura disuelta en un poco de agua, después añade el resto del agua el aceite de oliva virgen extra.

Empieza a mezclar añadiendo la harina al hueco del volcán hasta integrar todos los ingredientes, y amasa hasta obtener una masa fina, homogénea y elástica. Si es necesario, porque según la harina puede variar el grado de absorción de líquidos, puedes añadir más harina si está demasiado pegajosa, o agua si está muy dura.

Pizza de gambas, espárragos, mozzarella y rúcula

Si haces la masa en la amasadora o Thermomix sigue las instrucciones de la máquina, en Thermomix ponemos todos los ingredientes (con la levadura disuelta) en el vaso y amasamos a velocidad espiga durante cinco o seis minutos. Una vez hecha la masa, ponla en un cuenco engrasado con aceite de oliva virgen extra, o espolvoreado con harina. Tapa la masa y deja reposar en un lugar sin corrientes de aire y a temperatura ambiente.

Prepara cuatro porciones de masa dividiéndola con ayuda de la rasqueta de panadero o de unas tijeras para cortarla, no tirando de ella, y déjala reposar unos minutos para que se destense.

Antes de empezar a preparar las pizzas, precalienta el horno con calor arriba y abajo a 250º C y forma las cuatro bases en la mesa de trabajo enharinada, puedes hacerlas finas si te gustan crujientes, o más gruesas si las prefieres al estilo americano. Una vez formadas, reserva mientras preparas el resto de ingredientes.

Para completar la pizza

Vierte la salsa de tomate en el centro de la masa y extiéndela hacia el exterior realizando movimientos circulares. A continuación, reparte la mozzarella rallada y los espárragos limpios y troceados.

Introduce la pizza en el horno hasta que la masa empiece a tomar color, entonces retírala y reparte las gambas bien secas, los tomates cherry cortados por la mitad y la mozzarella fresca troceada. Si lo deseas, añade una pizca de sal en las gambas y en los tomates. Vuelve a llevar la pizza al horno para finalizar su cocción.

Acabado y presentación

Retira la pizza de gambas y espárragos del horno y reparte la rúcula por toda la superficie, y si lo deseas, un hilo de aceite de oliva virgen extra. Sirve enseguida y ¡buen provecho!

Abreviaturas
c/s = Cuchara sopera
c/p = Cuchara de postre
c/c = Cuchara de café
c/n = Cantidad necesaria

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, media: 5,00 de 5)
Loading ... Loading ...

Dejar un Comentario

  Acepto la Política de Privacidad

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS:

Responsable: Gastronomía & Cía
Finalidad: Gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios
Legitimación: Consentimiento del interesado
Destinatarios: No se comunicarán los datos a terceros, salvo por una obligación legal.
Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
Información adicional: Puede consultar la información detallada sobre la protección de datos aquí.