Gastronomía & Cía Opciones
 

¿Es sana esa «copita de vino» diaria? Por Julio Basulto

Os dejamos la conferencia de un TEDx celebrado recientemente en Alcoi, titulada: ¿Es sana esa «copita de vino» diaria? en la que el dietista-nutricionista Julio Basulto invita a la reflexión tras ofrecer algunos datos y resultados de estudios científicos, así como argumentos sobre por qué en algunas conclusiones se otorgan beneficios a bebidas con alcohol como el vino o la cerveza.

Por Julio Basulto

Queremos compartir con vosotros la charla que el dietista-nutricionista Julio Basulto impartió en TEDxAlcoi. Ya sabéis que este tipo de charlas o conferencias tienen el objetivo de dar voz a los pensadores y emprendedores de distintos sectores, y se desarrollan a nivel internacional y también a nivel local. En este caso, el TEDx corresponde al realizado en Alcoi (Alicante) el pasado 3 de marzo de 2017.

Julio Basulto es, como ya hemos comentado, dietista-nutricionista, y autor de libros como Mamá come sano y Se me hace bola, además de ser coautor de otras obras como Comer y correr, Secretos de la gente sana o No más dieta. Está comprometido con su profesión y con la divulgación de sus conocimientos, en constante en reciclaje (como debe ser), para llegar a toda la población y ayudarnos a ser conscientes de la importancia que tiene disfrutar de una alimentación saludable y de lo necesaria que es la educación en este campo.

La educación y la obtención de información actualizada de fuentes fiables, pues vais a ver cómo desmonta muchas falsas creencias en sólo 15 minutos en relación al consumo moderado de bebidas alcohólicas como el vino o la cerveza. Y también vais a poder escuchar de boca del propio Basulto lo poco agradecida que es su profesión, es cierto lo que comenta: ‘Si quieres caer bien el resto de los mortales, no te hagas nutricionista’.

Pero vayamos a la charla de Julio Basulto en TEDxAlcoi, titulada ¿Es sana esa «copita de vino» diaria? Antes de escuchar ningún argumento, la mayoría respondería que sí, pues se han publicado estudios que se han divulgado hasta la saciedad (sólo hay que hacer una simple búsqueda en Google, y principalmente en páginas web relacionadas con la salud, al menos por su nombre) y han dado a conocer conclusiones como que contribuye a reducir la obesidad, mejora la función cognitiva, disminuye las consecuencias negativas de la vida sedentaria, reduce el riesgo de cáncer, es un aliado del corazón… Incluso nosotros hablamos de ello en este post, pero señalando una revisión sistemática y meta-análisis del consumo de alcohol y la mortalidad, que halló errores en diversos estudios cuya conclusión era que el vino se relacionaba con una mayor esperanza de vida. Y es que estamos hablando de una bebida alcohólica, no lo olvidemos, y el alcohol no tiene ningún beneficio para la salud, al contrario, así que vamos a ver por qué hay quien da credibilidad a lo saludable del consumo moderado de vino.

El dietista-nutricionista reseña algunos estudios científicos, no sin antes aclarar que lo que va a comentar sobre el vino es extrapolable a la cerveza y a otras bebidas que contengan alcohol. Y es que, según la OMS (Organización Mundial de la Salud), el alcohol es perjudicial para el sistema cardiovascular, según la Comisión Europea, el consumo moderado de alcohol aumenta el riesgo a largo plazo de sufrir cardiopatías, y según una revisión de más de medio centenar de estudios epidemiológicos publicada por el British Medical Journal, el alcohol aumenta los eventos coronarios en todos los bebedores, incluso entre quienes beben alcohol ‘con moderación’.

El vino no se puede promocionar como una bebida saludable. Y según Julio Basulto, la frase ‘beber con moderación’ es un imperativo que tiene la intención de normalizar, e incluso incrementar, el consumo de alcohol entre la población. Y señala que cada año fallecen 780.000 personas por problemas cardiovasculares relacionados con el consumo del alcohol. En fin, en el vídeo podéis ver todas las reseñas a las que alude este profesional de la salud alimentaria al que no le importa caer menos bien por decir lo que a muchos les gusta oír.

Pero seguro que abrirá los ojos a muchas personas con esta charla, cuando una vez proporcionados estos datos, continúa explicando por qué hay estudios que aseguran que los abstemios mueren más que los no abstemios, y es que hay que conocer este tipo de estudios a fondo (además de informarse sobre quién los ha financiado), y en este caso, hay que saber por qué los abstemios son abstemios, y puede ser por tres razones: porque antes han sido alcohólicos (lo que incrementa su riesgo de mortalidad), porque tienen una patología incompatible con el consumo de alcohol (siendo al enfermedad la que incrementa el riesgo de mortalidad, no el hecho de no consumir alcohol), o porque tienen mayor poder adquisitivo.

Sobre este último punto hemos hablado en algunas ocasiones, y es que como bien explica Julio Basulto, ‘la salud no está relacionada con el código genético, sino con el código postal’, es decir, por dónde vives, lo que quiere decir que quienes están en una mejor posición social y cultural, tienen menos riesgos de mortalidad. Nos parece también interesante destacar el argumento de la moderación, no se trata de ser moderados en el consumo de vino u otras bebidas alcohólicas, sino en todos los ámbitos, en la dieta, en la actividad física, etc. Ser moderados en los actos cotidianos es lo influye en el riesgo vascular y no el supuesto efecto beneficioso del alcohol.

Una industria codiciosa, unos sanitarios negligentes, unos medios de comunicación irresponsables, unos famosos ambiciosos, unos charlatanes, una legislación insuficiente y muy laxa, entre otras cosas, se han encargado de que la mayoría de personas creamos que beber vino es bueno. ¿Deberían las botellas de bebidas alcohólicas mostrar en su etiquetado las advertencias sanitarias como se hace con el tabaco? Personalmente creemos que sí, pues el alcohol no sólo es un riesgo para la salud de quien lo consume (es la segunda causa de mortalidad prevenible en España), también lo es para quien esté cerca de estas personas, pues como bien sabemos, provoca accidentes de tráfico mortales, trastornos, agresiones, violaciones, abortos…

Esperamos que esta charla os invite a reflexionar y que la compartáis, después cada uno podrá decidir si consumir alcohol o no, con más o con menos moderación, pero con un poco más de conocimiento.

Foto | Image Catalog

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (5 votos, media: 4,00 de 5)
Loading ... Loading ...

Dejar un Comentario

  Acepto la Política de Privacidad

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS:

Responsable: Gastronomía & Cía
Finalidad: Gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios
Legitimación: Consentimiento del interesado
Destinatarios: No se comunicarán los datos a terceros, salvo por una obligación legal.
Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
Información adicional: Puede consultar la información detallada sobre la protección de datos aquí.