- Gastronomía & Cía - https://gastronomiaycia.republica.com -

Berenjenas rebozadas con yuzu, cúrcuma y pimienta

Berenjenas rebozadas con yuzu, cúrcuma y pimienta

Quizá, las berenjenas rebozadas son una de las frituras más populares en la mayoría de hogares, y de las que aunque sobren, no se genera desperdicio, porque un bocadillo de berenjenas rebozadas está para chuparse los dedos. Cuánto hace que no nos comemos uno… Si no lo habéis probado, hacedlo, y después comedlo sólo de vez en cuando. En fin, que seguramente todos sabéis hacer berenjenas rebozadas, aunque aún a veces dudéis de si la verdura se pasa primero por el huevo o por la harina.

Así que más que una receta, lo que os traemos es una idea para hacer unas berenjenas fritas con un toque diferente, con el yuzu en polvo del que os hemos hablado recientemente, y algunas especias más. El resultado que dan las Berenjenas rebozadas con yuzu, cúrcuma y pimienta negra es una delicia, así que esperamos que os animéis a probarlas y nos comentéis si vais a repetir.

Ingredientes (4 comensales)

  • 2 berenjenas no muy grandes
  • 130 gramos aprox. de harina
  • 2 c/p de yuzu en polvo
  • 1 c/p de cúrcuma
  • pimienta negra recién molida al gusto
  • 2 huevos grandes
  • un chorrito de leche
  • sal
  • aceite de oliva para freír.

Elaboración

Lava las berenjenas, corta los dos extremos y a continuación córtalas en rodajas no muy finas. Pon las rodajas de berenjena en la mesa de trabajo sobre papel de cocina absorbente y sálalas por los dos lados para que expulsen agua y reduzcan su amargor, déjalas reposar unos minutos, mientras preparas el resto de ingredientes, después sécalas bien con más papel absorbente.

Mezcla en un plato la harina con el yuzu en polvo, la cúrcuma en polvo y la pimienta negra recién molida, asegúrate de que las especias se reparten bien en la harina para que el sabor se reparta también muy bien en las berenjenas.

Berenjenas rebozadas con yuzu, cúrcuma y pimienta

En otro plato bate los huevos hasta que espumen y añade un chorrito de leche, siempre la añadimos a ojo, pero sólo es un poquito. Pon una sartén con abundante aceite para freír a fuego medio-alto, no al máximo.

Pasa las rodajas de berenjena por la harina, seguidamente por el huevo batido e introdúcelas en el aceite caliente, sin amontonar, se deben hacer en varias tandas, y que no se toquen unas con otras.

A medida que retiras las berenjenas fritas de la sartén, pósalas sobre papel de cocina absorbente para desechar el exceso de grasa.

Acabado y presentación

Sirve las berenjenas rebozadas como más te guste, solas, acompañadas de una ensalada, con un chorrito de miel, con una salsa de yogur, como guarnición de una carne o pescado… ¡Buen provecho!

Berenjenas rebozadas con yuzu, cúrcuma y pimienta

Posted By VelSid On In Entrantes | No Comments

Berenjenas rebozadas con yuzu, cúrcuma y pimienta

Quizá, las berenjenas rebozadas son una de las frituras más populares en la mayoría de hogares, y de las que aunque sobren, no se genera desperdicio, porque un bocadillo de berenjenas rebozadas está para chuparse los dedos. Cuánto hace que no nos comemos uno… Si no lo habéis probado, hacedlo, y después comedlo sólo de vez en cuando. En fin, que seguramente todos sabéis hacer berenjenas rebozadas, aunque aún a veces dudéis de si la verdura se pasa primero por el huevo o por la harina.

Así que más que una receta, lo que os traemos es una idea para hacer unas berenjenas fritas con un toque diferente, con el yuzu en polvo del que os hemos hablado recientemente, y algunas especias más. El resultado que dan las Berenjenas rebozadas con yuzu, cúrcuma y pimienta negra es una delicia, así que esperamos que os animéis a probarlas y nos comentéis si vais a repetir.

Ingredientes (4 comensales)

  • 2 berenjenas no muy grandes
  • 130 gramos aprox. de harina
  • 2 c/p de yuzu en polvo
  • 1 c/p de cúrcuma
  • pimienta negra recién molida al gusto
  • 2 huevos grandes
  • un chorrito de leche
  • sal
  • aceite de oliva para freír.

Elaboración

Lava las berenjenas, corta los dos extremos y a continuación córtalas en rodajas no muy finas. Pon las rodajas de berenjena en la mesa de trabajo sobre papel de cocina absorbente y sálalas por los dos lados para que expulsen agua y reduzcan su amargor, déjalas reposar unos minutos, mientras preparas el resto de ingredientes, después sécalas bien con más papel absorbente.

Mezcla en un plato la harina con el yuzu en polvo, la cúrcuma en polvo y la pimienta negra recién molida, asegúrate de que las especias se reparten bien en la harina para que el sabor se reparta también muy bien en las berenjenas.

Berenjenas rebozadas con yuzu, cúrcuma y pimienta

En otro plato bate los huevos hasta que espumen y añade un chorrito de leche, siempre la añadimos a ojo, pero sólo es un poquito. Pon una sartén con abundante aceite para freír a fuego medio-alto, no al máximo.

Pasa las rodajas de berenjena por la harina, seguidamente por el huevo batido e introdúcelas en el aceite caliente, sin amontonar, se deben hacer en varias tandas, y que no se toquen unas con otras.

A medida que retiras las berenjenas fritas de la sartén, pósalas sobre papel de cocina absorbente para desechar el exceso de grasa.

Acabado y presentación

Sirve las berenjenas rebozadas como más te guste, solas, acompañadas de una ensalada, con un chorrito de miel, con una salsa de yogur, como guarnición de una carne o pescado… ¡Buen provecho!