Truco de cocina: Evitar que se seque un limón empezado con un palillo

Si crees que no tienes nada a mano para poder tapar o guardar un limón que has empezado, pero que no vas a consumir entero, mira a tu alrededor a ver si tienes un palillo u otro elemento punzante similar, porque puede ser suficiente para proteger la pulpa fresca del cítrico. Toma nota de este truco de cocina porque es un buen recurso.

Truco de cocina

Hoy os traemos un truco de cocina muy sencillo pero que esperamos que os resulte muy útil, y aunque sea mínimamente, participe en la reducción de desperdicio de alimentos en el hogar. De todas formas, debemos decir que después de contaros este truco os recordaremos otro que también puede ayudar a cumplir con ese objetivo. Pero ahora vayamos al grano, y es, cómo evitar que se seque un limón empezado con un palillo.

Nos ponemos en situación, necesitamos una o dos rodajas de limón para extraer unas gotas de zumo, para servir en un plato o en una bebida… Así que nos quedará más de medio limón para consumir en otra ocasión, pero deberá ser a la mayor brevedad si no queremos que se seque y empiece a estropearse el cítrico.

En el mercado hay accesorios que son para tapar las frutas empezadas, entre ellas los limones, suelen ser ‘tapas’ de silicona para colocarlas en la parte del corte del cítrico. Pero no todo el mundo dispone de ellas o también puede darse el caso de que tienes todas las ‘tapas’ ocupadas. Muchas veces el recurso es envolver el cítrico con film de cocina transparente o con papel de aluminio, también es habitual introducirlo en un pequeño táper.

Pero hoy os mostramos otro recurso muy simple pero muy práctico y para el que sólo necesitamos un palillo. Como podéis ver en la foto que ilustra estas líneas, el truco consiste en cubrir el corte del limón con la tapa de la propia fruta, por lo que antes de cortar la rodaja que se necesita, se debe cortar la ‘tapa’ del cítrico, pero no simplemente la punta, conviene tener en cuenta que ésta cubra toda la pulpa.

Aunque con la tapa del limón nos llevemos algo de pulpa, tanto su zumo como su piel después se podrán utilizar. Claro, no conviene dejar el limón en el frigorífico días y días, porque, aunque está algo protegido, no es suficiente para que dure muchos días, pero es un recurso que puede funcionar en muchas ocasiones, y lo mismo que se hace con el limón, se puede hacer con la lima, el pomelo, la naranja…

Esperamos que os resulte útil, y si conocéis otro consejo o truco para preservar los limones que están empezados, no dudéis en compartirlo. Por cierto, os comentábamos que os recordaríamos un truco para aprovechar los limones que se nos pueden quedar secos, nuestro preferido es este, a ver qué os parece.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 3
Loading ... Loading ...