Calificar con estrellas a los restaurantes de comida rápida de Australia

Un estudio australiano plantea la introducción de la calificación por estrellas en los restaurantes de comida rápida, con ello se cree que se podría ayudar a que los consumidores eligieran las opciones más saludables. Aunque en la actualidad estas cadenas ya ofrecen información sobre el contenido nutricional de sus productos, no es un sistema tan claro como el de calificar con estrellas, ya que un simple vistazo da una idea sobre el aporte nutricional de la comida.

Calificar la comida rápida

Según los resultados de un estudio desarrollado por The George Institute for Global Health (Instituto George para la Salud Global) en colaboración con diversas universidades, facultades de medicina y hospitales, sería conveniente calificar con estrellas en los restaurantes de comida rápida de Australia. Este sistema de calificación facilitaría que los consumidores eligieran las opciones más saludables ofrecidas por estos establecimientos, ya que las estrellas informarían sobre el grado de salud de los distintos productos que ofertan.

Recordemos que en el año 2014 se puso en marcha en este país el etiquetado que califica por estrellas, etiquetado de carácter voluntario con el que la industria alimentaria debería calificar el grado de salubridad de los productos que comercializa según su contenido en grasas, azúcares, sal, fibra y aporte calórico. Evidentemente, como ocurre con este tipo de iniciativas, la industria alimentaria se opuso en su momento considerando que este tipo de etiquetado era confuso, aunque no sirvió de nada.

Ahora, el nuevo estudio plantea la necesidad de trasladar el sistema a los restaurantes de comida rápida, no sin antes asegurarse de que era factible su implementación. Para ello se analizaron 1.529 preparaciones de comida rápida procedentes de 13 grandes cadenas, Pizza Hut, McDonald’s, Gloria Jean’s, Domino’s Pizza, Crus, Subway y otras, se calculó el contenido en nutrientes de cada una y se realizó una comparativa con los datos de 3.810 productos alimenticios envasados en 16 de 17 categorías de productos de comida rápida que se comercializan en los supermercados.

Según los resultados, los productos que ofrecen las cadenas de comida rápida, en su mayoría son peores que los que se pueden adquirir en los supermercados, la media de la puntuación se estableció en 2’5, una décima menos que los alimentos procesados de los supermercados. Por otro lado, la puntuación de los productos de comida rápida varió entre 0’5 y 5 puntos (máxima calificación). Dadas estas variaciones, los expertos consideran que la introducción del sistema de puntuación por estrellas ayudaría a los consumidores a elegir la comida «más saludable», aunque quizá es mejor decir «menos insalubre», de las cadenas de comida rápida. Consideran también que este sería un modo de presionar a este sector para que ofreciera preparaciones de más calidad hablando nutricionalmente, a fin de poder obtener una mejor puntuación.

Los expertos comentan que los productos menos saludables de las cadenas de comida rápida puntuadas con 0’5 estrellas eran sobre todos los postres con los que se culminan los menús. Se constató que las cadenas de cafeterías, como por ejemplo el McCafé de McDonald’s, tenían una peor puntuación que las que se dedican a las hamburguesas, la pizzas, los bocadillos y las elaboraciones a base de pollo, esto es lógico, ya que esos establecimientos estilo café son los que más productos de bollería y pastelería ofrecen. De hecho, se constató que estos productos aportan la mitad de las necesidades calóricas diarias.

Fast food en Australia

Los investigadores explican que los consumidores no son tontos y saben que este tipo de productos son los que más calorías aportan, pero con el sistema de puntuación por estrellas no quedaría ninguna duda y además sabrían lo que llegan a aportar al organismo. El etiquetado alimentario que califica por estrellas ha sido criticado y asociado a diferentes problemas, pero los investigadores consideran que en realidad es bastante efectivo, quizá hay que pulir algún detalle, pero es un sistema de ayuda que podría contribuir a mejorar el consumo que se realiza en estos establecimientos.

Cierto es que en la actualidad estas cadenas ya proporcionan información sobre el contenido nutricional de los productos que ofrecen, pero los expertos consideran que no es tan fácil de entender como la calificación por estrellas, pues con un simple vistazo se puede tener una idea clara acerca del carácter saludable del producto. En su momento, cuando se habló de introducir el sistema en los productos comercializados en los supermercados, varias asociaciones de consumidores agradecieron la medida y solicitaron su rápida inclusión, algunas cadenas de supermercados no pusieron pegas y manifestaron su intención de llevarlo a cabo con el ánimo de mejorar la alimentación de la población, ¿tendrán la misma reacción las cadenas de comida rápida?

Según leemos aquí, para los responsables del estudio la respuesta es no, hablar de este tema provocará una fuerte oposición de este sector, De todos modos, es un estudio y ya veremos si el Gobierno del país lo considera y plantea la introducción del sistema de estrellas en las cadenas de comida rápida. Podéis conocer todos los detalles del estudio a través de este artículo publicado en la revista científica Appetite.

A continuación podéis ver un gráfico en el que se muestran las calificaciones obtenidas por cada cadena, podemos comprobar que Gloria Jeans es la que peor puntuación ha obtenido, mientras que Subway es la que ha obtenido una mejor calificación general.

Análisis nutricional del fast food

Foto 1 | Elliot

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 2
Loading ... Loading ...