El cacao de Perú tiene un alto contenido en cadmio que puede afectar a la calidad del chocolate

Una investigación muestra que el cacao de Perú tiene un alto nivel de cadmio, un metal pesado considerado por la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer como un carcinógeno humano. Según los resultados, determinados clones de las plantas pueden acumular una gran cantidad de cadmio, hasta el punto de suponer una amenaza para las exportaciones y la calidad del chocolate que se elabore.

Metales pesados en el cacao

Según los resultados de una investigación desarrollada conjuntamente por expertos del Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA), el Instituto de Cultivos Tropicales (ICT) y la Universidad de Florida, el cacao de Perú tiene un elevado nivel de cadmio que puede afectar a la calidad del chocolate. Los expertos comentan que el cacao producido en Perú supera el umbral permitido de cadmio por la Unión Europea, llegando incluso a ser el doble del máximo permitido para los chocolates y productos elaborados con cacao. Esto plantea una seria amenaza para la calidad del chocolate que se elabora y también para las exportaciones que realiza el país.

La Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC) clasifica al cadmio como un carcinógeno humano, un consumo excesivo de este metal pesado (considerado como uno de los más tóxicos) puede provocar diferentes problemas de salud, como el debilitamiento óseo, diarrea y vómitos, daños en el sistema nervioso central y en el sistema inmunológico, cáncer, etc. El caso es que el 1 de enero del 2019 en la UE se actualizará el reglamento que regula el nivel de cadmio presente en los alimentos, siendo los niveles más bajos que los actuales, si no se soluciona el problema, difícilmente se podrán aceptar partidas de cacao de este país.

Los investigadores han analizado las plantas de cacao y sus semillas en 70 plantaciones del país, con una edad de entre 10 y 15 años y procedentes de tres principales áreas de cultivo, el norte del país, área formada por las regiones de Tumbes, Piura, Cajamarca y Amazonas, las regiones de Huánuco y San Martin del centro del país, y las regiones de Junín y Cusco, situadas en el sur del Perú. Los expertos analizaron las concentraciones de diversos metales pesados, cromo, cobre, cadmio, manganeso, zinc, hierro, níquel, etc.

En las evaluaciones se tomaron como referencia los niveles permitidos en la regulación comunitaria, los resultados mostraron que, en general, las concentraciones de metales pesados estaban por debajo de los niveles máximos permitidos, sin embargo, en lo que respecta al nivel de cadmio, se encontraba por encima del umbral permitido en todos los casos, 0’80 miligramos por kilo en la región del Amazonas, 1’78 miligramos en Tumbes y 1’55 miligramos en la región de Piura, estas son las regiones de mayor preocupación, en otras regiones las concentraciones eran más bajas, a excepción de Cuzco, que rozaba el límite de la UE de 0’20 miligramos por kilo para el chocolate con leche con un 30% de sólidos de cacao.

calidad del chocolate

Los expertos comentan que contaminantes como las micotoxinas o los metales pesados son muy difíciles de eliminar, no desaparecen con el calor del tueste o en los procesos de elaboración del chocolate. Apuntan que, dependiendo de la variedad de las plantas o los clones utilizados, la acumulación de cadmio varía, algunos híbridos pueden ser más productivos, pero también acumular una mayor cantidad de cadmio. Este metal pesado tiene como particularidad una facilidad de ser integrado en los vegetales, ya que es uno de los metales que mejor se absorben por las plantas, de ahí que la principal fuente de contaminación en los seres humanos sea la ingesta de alimentos vegetales que hayan sido contaminados con este metal.

Los expertos han proporcionado una lista detallada con el contenido en metales pesados y concretamente de cadmio en las variedades e hibridaciones presentes en las plantaciones, comentan que la combinación de plantas es un factor que influye en la mayor o menor acumulación de cadmio, por ejemplo una plantación que integre clones de cacao ICS–39, ICS–95 y CCN–51, produce una menor acumulación de este metal pesado, lo que indica que la combinación de clones es una estrategia a tener en cuenta para intentar reducir la acumulación de cadmio en las plantas y en los frutos.

La producción de cacao en Perú abarca más de 107.000 hectáreas que producen unas 82.000 toneladas métricas anuales de cacao, lo que representa un 2% del total de la producción mundial. Se considera el segundo mayor productor de cacao orgánico por detrás de República Dominicana, y la principal variedad utilizada es la CCN-51, clon que si está en combinación con otras variedades de clones, provoca una mayor acumulación de cadmio. Por el contrario, si en la plantación sólo está presente esta variedad, la acumulación es mucho menor.

La investigación tiene su origen en las críticas recibidas por las grandes compañías de chocolate, por los elevados niveles de sustancias cancerígenas en sus productos y principalmente por los elevados niveles en de cadmio y plomo. Podéis conocer más detalles de la investigación a través de este artículo publicado en la revista científica Science of The Total Environment.

Foto 1 | Wilma Compton
Foto 2 | John loo

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...