Gachas de avena frías con té matcha, plátano y nueces

Si las gachas de avena son tu desayuno preferido en invierno, también lo pueden ser en verano, aunque en lugar de calientes se disfrutan más si están fresquitas. Hoy os proponemos elaborar un desayuno saludable a base de gachas de avena frías pero sin perder la cremosidad que tanto agrada de la elaboración tradicional, son unas ricas gachas de avena integral con té matcha, plátano y nueces, un desayuno muy nutritivo y delicioso.

Gachas de avena frías con té matcha, plátano y nueces

En verano no suele apetecer el porridge como el resto del año, pues normalmente se toma caliente, pero no hay solución más sencilla que dejarlo enfriar e incluso refrescarlo bien dejándolo reposar en el frigorífico unas horas antes. Y así es como nos lo montamos en casa muchos de estos días en el desayuno, véase como ejemplo nuestra receta de Gachas de avena frías con té matcha, platano y nueces, un desayuno muy fácil de hacer, muy nutritivo y que se come en un santiamén, porque está delicioso.

Para tomar este porridge o gachas de avena frías conviene iniciar la preparación la noche anterior. Aunque lo más habitual es hacer las clásicas ‘overnight oats’, lo que significa dejar los copos de avena con la leche o bebida vegetal elegida en un tarro toda la noche en la nevera, para que el resultado sea el de unas gachas bien cremosas (dependiendo del tipo de copos utilizados) previamente se deben calentar o cocer, así que os explicamos a continuación cómo hacemos estas gachas de avena frías y cremosas, con té matcha, plátano, nueces y algo más.

Ingredientes (Por persona)

  • 50 gramos de copos de avena integral
  • 250 gramos de leche, agua o bebida vegetal
  • 1 c/p de té matcha
  • c/n de endulzante o edulcorante
  • 1 plátano pequeño
  • 4-5 nueces
  • 1 c/p de nibs de cacao
  • una fresa
  • unas hojas de hierbabuena fresca.

Elaboración

La noche anterior, pon los copos de avena en un recipiente apto para microondas y añade la leche o bebida elegida. Introdúcelo en el microondas y programa dos minutos a 800 vatios, después deja enfriar y guarda toda la noche en el frigorífico, tapando bien el recipiente para que no absorba olores ni sabores.

Por la mañana destapa las gachas y si están demasiado espesas añade un poco más de líquido. A continuación incorpora el té matcha, cuya cantidad indicada en los ingredientes puede variar según los gustos de cada uno. Añade también el endulzante o edulcorante elegido y mezcla bien, prueba y rectifica al gusto.

Gachas de avena frías con té matcha, plátano y nueces

Prepara el resto de ingredientes, pela y corta el plátano en rodajas finas. Casca las nueces y trocéalas, cubre el porridge fresquito con el plátano y las nueces. Reparte por encima los nibs de cacao, unos daditos de fresa y unas hojas de hierbabuena. Los daditos (muy pequeños) de fruta son para aportar un toque fresco y frutal, y se puede variar según gustos o lo que se tenga en el frutero, por ejemplo, aprovechando la fruta de verano, se puede utilizar melón, sandía, melocotón…

Acabado y presentación

El desayuno saludable a base de avena está listo para disfrutar y alimentar al organismo, así que no le hagas esperar. ¡Buen provecho!

Abreviaturas
c/s = Cuchara sopera
c/p = Cuchara de postre
c/c = Cuchara de café
c/n = Cantidad necesaria

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 3
Loading ... Loading ...